Presupuestos Generales Moncloa eleva cuatro décimas su estimación de crecimiento al prever estabilidad en Cataluña

El Ministerio de Economía elevó del 2,3% al 2,7% sus estimaciones de crecimiento para 2018 y basó la revisión en la previsión de que la situación en Cataluña se normalizará, además de en la mejora de la perspectiva exterior y en el notable incremento de la inversión empresarial.

El ministro de Economía Román Escolano
El ministro de Economía Román Escolano Efe

El nuevo ministro de Economía, Román Escolano, tuvo un plácido estreno en una rueda de prensa posterior a un consejo de ministros, al presentar una revisión del cuadro macroeconómico que contempla un alza de las previsiones de crecimiento de la economía española en 2018 de cuatro décimas, hasta el 2,7%. Uno de los factores que ha contribuido para modificar los pronósticos ha sido la evolución de los acontecimientos en Cataluña.

Escolano explicó que la revisión al alza de la previsión de crecimiento se basa en tres pilares, uno de los cuales pasa por "la estimación de que la situación en Cataluña se normaliza" tras las tensiones sufridas en la Comunidad Autónoma que más contribuye al PIB español debido al proceso secesionista. Los otros dos motivos fundamentales son la mejora del marco económico en el exterior y la mejora de la formación bruta de capital, es decir, de la inversión y particularmente de la inversión empresarial.

"Este factor es el que crea empleo, hace que aumenta la demanda y también la capacidad de oferta, y como consecuencia de todo ello la expansión económica dure más tiempo", explicó Escolano.

El Consejo de Ministros se reunió este martes en sesión extraordinaria para aprobar el anteproyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, que vienen acompañado de un nuevo escenario macro.

Cuadro macroeconómico

Así figura en la actualización del cuadro macroeconómico presentada este martes por el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo y, por primera vez, por el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario, reunido para aprobar el anteproyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, que vienen acompañado de un nuevo escenario macro.

Escolano ha destacado que la nueva previsión refleja un crecimiento "fuerte, equilibrado y que sin duda sitúa a España en cabeza un año más del crecimiento económico entre los grandes países europeos".

Alza de la economía internacional

Así, ha explicado que la mejora se explica por la mejora del marco económico exterior y el alza de la economía internacional, la estimación de la recuperación y normalización de la actividad económica en Cataluña y la mejora de la formación bruta de capital, especialmente de la inversión empresarial, que presenta un tono "muy fuerte" en los primeros meses del año.

"Es una revisión al alza importante, pero dentro de los márgenes de prudencia que consideramos habitualmente", ha subrayado Escolano en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "Los dos reactores de la economía española, demanda interna y externa, están funcionando a la vez, lo que indica que la expansión es sostenible", ha añadido.

En concreto, la demanda nacional aportará 2,3 puntos frente a los 1,8 puntos porcentuales en la anterior previsión, con un comportamiento más dinámico de la inversión en capital fijo y del consumo. Por su parte, la demanda externa aporta una décima menos de lo previsto en el anterior escenario, hasta las cuatro décimas.

Cambio de patrón

El ministro ha destacado lo que ha definido como un "cambio de patrón" en la economía española. "Desde 2008, el inicio de la crisis, tenemos 10 puntos más del PIB en exportaciones y, en cambio, diez puntos menos en la construcción. Ahora el crecimiento no se basa en la llamada 'economía del ladrillo' sino en la competitividad en el exterior".

La mejora de las previsiones se produce después de que en el borrador presupuestario remitido el pasado mes de octubre a Bruselas el Ejecutivo rebajase en tres décimas, del 2,6% al 2,3%, su previsión de alza del PIB para este año y elevó en una décima, del 2,2% al 2,3%, su estimación de déficit público para 2018, como consecuencia del impacto de la situación política en Cataluña por el desafío independentista, que cifraba en unos 5.000 millones de euros, y por la ausencia de los Presupuestos de 2018.

No obstante, tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el exministro de Economía, Luis de Guindos, ya habían adelantado que se volvería a mejorar la previsión de crecimiento a "al menos" el 2,5% y que si se conseguía la normalidad política en Cataluña se podrá crecer incluso alrededor del 3%.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba