Economía

Las terceras elecciones se podrían financiar con el Fondo de Contingencia pese al cerrojazo al gasto de Montoro

El Gobierno destinó casi 2.500 M. al Fondo de Contingencia en los Presupuestos de 2016, un 3% menos que en 2015.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro Agencia EFE

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, adelantó el cierre presupuestario de 2016 al mes de julio. Ésta fue una de las medidas que decidió adoptar el Gobierno para evitar la famosa multa por el desvío de déficit en 2015. De hecho, prometió a Bruselas un ahorro de 1.000 millones con esta iniciativa, aunque algunos expertos rebajan las expectativas del Gobierno a 500 millones. ¿Qué supone una medida de este tipo? Que no se pueden autorizar gastos que no se hayan empezado a tramitar antes del 29 de julio, la fecha que se fijó como límite para que la Administración enviara a la Intervención cualquier compromiso con un tercero.

Hasta aquí todo bien. El problema viene al analizar la situación política y constatar que cada día hay más posibilidades de que España tenga que celebrar unas terceras elecciones, lo que supone un nuevo gasto para el Estado. Los comicios de diciembre costaron 130 millones y los de junio 120 millones. ¿Cómo podrían financiarse las terceras elecciones si no se puede gastar más? Lo cierto es que el Gobierno no tendría problemas a pesar del cerrojazo. Puede recurrir al Fondo de Contingencia que se incluye cada año en los Presupuestos para financiar gastos no previstos. De hecho, el Ejecutivo ya recurrió a este fondo en mayo para financiar las elecciones de junio.

Los expertos consultados por Vozpópuli aseguran que las elecciones se podrían pagar sin problemas a pesar de la novedad que supone adelantar el cierre presupuestario. Aún con el presupuesto cerrado, la norma contempla mecanismos como el mencionado fondo para autorizar gastos sobrevenidos que se consideren necesarios. Y éste lo sería. El Gobierno solo tendría que aprobar la disposición del fondo en Consejo de Ministros.

Sería la segunda vez que el Gobierno recurre a este fondo por motivos electorales en 2016

De hecho, la orden que publicó Hacienda en el BOE el pasado 16 de julio para adelantar el cierre presupuestario especificaba que la medida no afectaría al pago de los compromisos ya asumidos, a las pensiones, a las prestaciones por desempleo, a los gastos de personal o la deuda pública. Y tampoco a otros gastos establecidos por normas legales o reglamentarias o que puedan ser autorizados o aprobados por el Consejo de Ministros. Así que el Ejecutivo no tendría problema.

En cualquier caso, sería la segunda partida que se adjudica este año al mencionado fondo por motivos electorales, teniendo en cuenta que el nuevo debate de investidura se ha fijado para el próximo 30 de agosto. Si Mariano Rajoy no consigue ser investido, el 1 de septiembre empezará a correr el plazo de dos meses que establece la Constitución española para disolver las Cortes. Transcurrido ese periodo, el Rey tendría que firmar el decreto de nuevas elecciones. Y 54 días después de la entrada en vigor del decreto, se celebrarían los comicios. Estos dos plazos arrojan una fecha un poco complicada para las terceras generales: el 25 de diciembre.

En este contexto y contemplando también la posibilidad de que de alguna forma no se agoten los plazos para evitar la coincidencia de las elecciones con la Navidad, es probable que el Gobierno dispusiera de la cantidad necesaria del fondo a finales de octubre o principios de noviembre. Para las elecciones del 26 de junio, el Consejo de Ministros autorizó la disposición de los 120 millones el 6 de mayo.

El Gobierno destinó 2.508 millones al Fondo de Contingencia en los Presupuestos de 2016, un 2,9% menos que en 2015

La dotación del Fondo de Contingencia, según figura en la Ley de Estabilidad, suele ascender al 2% del límite de gasto no financiero de cada ejercicio. En las cuentas de 2016 el Gobierno destinó al fondo casi 2.500 millones, un 3% menos que lo adjudicado un año antes. Lo más probable es que el Fondo pueda afrontar el nuevo gasto electoral sin problemas, aunque es cierto que el Gobierno ha recurrido a él en varias ocasiones a lo largo del año.

De hecho, según las referencias del Consejo de Ministros, el Gobierno ha consumido ya casi el 90% de los casi 2.500 millones, pero aún cuenta con dinero suficiente para financiar los eventuales comicios. Las partidas más grandes que se han aprobado estos meses se han destinado a hacer frente a modificaciones de crédito y a financiar la participación de las Fuerzas Armadas Españolas en operaciones de mantenimiento de la paz. En cualquier caso, el Gobierno tendrá que tener cuidado porque queda ya muy poco para afrontar los imprevistos que puedan surgir de aquí a que acabe al año.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba