Economía

CaixaBank reduce su participación en Repsol al 3,6% y amplia el plazo de desinversión

La entidad se había propuesto salir por completo en el primer trimestre del año

Jordi Gual (derecha) y Gonzalo Gortázar, principales responsables de CaixaBank en la junta.
Jordi Gual (derecha) y Gonzalo Gortázar, principales responsables de CaixaBank en la junta. Efe

CaixaBank camina sin pausa pero sin prisa en la desinversión de Repsol. La entidad sigue soltando lastres para convertirse en un banco más ligero y uno de ellos es la petrolera. El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Cortázar, ha explicado durante la presentación de resultados que su participación en Repsol se sitúa en un 3,6% en la actualidad. En la CNMV aún sale reflejado un 4,6% de las acciones porque el banco no tiene obligación de anunciar este movimiento, a menos que baje del 3%. 

Sobre esta operación, el banquero ha explicado que la intención era salirse por completo en el primer trimestre de 2019 pero ahora no descartan aumentar el plazo de venta en busca del mejor precio posible. 

En cuanto al ERE, el presidente de CaixaBank indicó que aún es pronto para adelantar nuevos datos y que la intención es llegar a un acuerdo con los sindicatos. En este sentido, quiso destacar el esfuerzo que hace el banco para no salir de las zonas rurales, como compromiso social.

Preguntado por el daño de imagen del sector provocado por el escándalo del BBVA, el presidente del banco, Jordi Gual, decidió no hacer ninguna declaración. "Nunca hemos hablado de nuestros competidores y hoy no será una excepción", declaró. 

Caída de la acción

Los títulos de CaixaBank se desploman en el Ibex 35 en el entorno de un 6% a pesar de haber ganado casi 2.000 millones de euros en 2018. Ni el consejero delegado de la entidad ni su presidente entienden por qué está sucediendo esta sangría pero sí ven cierta relación con el sentimiento de los analistas. 

"Los expertos esperaban unos resultados mejores", dijo Gonzalo Cortázar durante la presentación de resultados del banco. En esta línea siguió su discusro y afirmó que quizás a los expertos no les haya gustado el "ejercicio de responsabilidad" que han hecho desde la entidad.

"La situación actual aún es complicada. Los volúmenes crecen moderadamente y los tipos siguen sin subir", destacó el número dos de CaixaBank, que también advirtió que el negocio bancario seguirá en una situación "difícil" en 2019. 

A pesar de este entorno negativo, el banquero matizó que al final mercado reconoce en el largo plazo las "estrategias sensatas". 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba