Economía

CCOO entra en el debate de las pensiones y propone una reforma para elevar los ingresos en 40.700 M€

El sindicato propone medidas fiscales a corto plazo para elevar los ingresos en 12.000 millones y evitar que se agote el Fondo de Reserva. También otras iniciativas más estructurales.

Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO
Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO EFE

El sindicato CCOO ha entrado este lunes en el debate sobre la necesaria reforma del sistema de pensiones con una propuesta para elevar los ingresos del sistema en 40.700 millones, con medidas a más corto plazo para garantizar la supervivencia del sistema sin agotar el Fondo de Reserva y otras medidas más estructurales para mejorar los ingresos.

En concreto, el sindicato propone una serie de medidas a corto plazo para elevar los ingresos de forma inmediata en 12.000 millones a través de cambios fiscales. Según el sindicato, la reversión de la última reforma fiscal del Gobierno (que redujo el IRPF y el Impuesto de Sociedades) y la eliminación de algunas deducciones y bonificaciones del impuesto, junto a la fijación de un tipo mínimo del 10%. Con estas medidas se evitará que se agote el Fondo de Reserva en 2018.

Este cambio, según el sindicato, debería llevarse a cabo tras la constitución de un nuevo gobierno y con el acuerdo de todos los grupos que forman la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo y los interlocutores sociales para adoptar estas medidas antes de que acabe 2016. CC.OO. que no debería ser difícil porque casi todos los grupos han planteado medidas similares en sus programas para las elecciones dle 26J.

Propone eliminar el tope en la cuota máxima la Seguridad Social para obtener 7.500 millones más de ingresos

A más largo plazo y en el marco ordinario del Pacto de Toledo, el sindicato propone una serie de medidas que pasan por elevar las bases máximas de cotización para obtener 7.557 millones, equiparar las bases medias de autónomos y régimen general (7.000 millones), que el Estado asuma los gastos de administración de la Seguridad Social (2.700 millones) y la conversión de tarifas planas y reducciones de cuotas en bonificaciones financiadas por el Ministerio de Empleo (1.500 millones).

Junto a estas medidas, sería necesario elevar la presión fiscal en 1,2 puntos a lo largo de cinco o diez años (según la intensidad del resto de medidas) para completar la financiación con impuestos de las prestaciones por supervivencia y asegurar así una adecuada calidad de las pensiones en 2050. Este aumento de la presión fiscal daría lugar a 12.500 millones extra y en ningún caso se podría hacer por la imposición indirecta.

CC.OO. no quiere proponer subidas de impuestos concretos, prefiere abrir el debate para que que se determine a través del consenso los tributos que hay que tocar. Eso sí, la fiscalidad indirecta no debería ser una opción porque es un impuesto regresivo que afecta por igual a ricos y pobres. La propuesta del PSOE de crear un impuesto específico sobre la riqueza para financiar las pensiones no le parece mal.

Propone también un plan para recuperar 1 millón de parados de larga duración en 2 años con un coste de 4.000 millones

Además, habría que desarrollar un plan para recuperar a los parados de larga duración, un colectivo que representa cerca del 60% del total de desempleados y que corre el riesgo de enquistarse en la desocupación y convertirse en parados estructurales, lo que reduciría el potencial de crecimiento de la economía y afectaría al final al sistema de pensiones. 

Este plan se financiaría vía impuestos y con la redirección de las bonificaicones a las contrataciones que existe actualmente. Bonificaría el 100% de las cotizaciones por contigencias comunes de la contratación indefinida y temporal de los parados que lleven más de 10 meses en desempleo. Además, serviría para ampliar su protección y desarrollar itinerarios profesionales. El objetivo final es recuperar 1 millón de parados en dos años y el plan costaría 4.000 millones (2.800 por las bonificaciones, 1.000 millones por la formación y 64 para los orientadores).

Se pueden solucionar los problemas

En total, las medidas que propone CCOO podrían generar hasta 40.757 millones extra que permitirían elevar el gasto en pensiones hasta el 15%, un nivel asumible, según el sindicato, y similar al de países como Francia o Finlandia. "No hay reto en las pensiones públicas que no pueda ser solucionado", sostiene el sindicato, que recuerda que cualquier reforma tiene que hacerse bajo el marco del Pacto de Toledo y consensuada con los agentes sociales.

Según CC.OO., mantener un sistema de pensiones que cumpla con su papel social en el futuro exige aunar los recursos para lograr su equilibrio financiero y mantener la calidad de las pensiones. Para alcanzar ambos objetivos es necesario conseguir esos cuatro puntos de financiación adicional de aquí al año 2050, con el fin de garantizar que la tasa de benficio media se sitúe incluso por encima del 50% en 2060 y que las pensiones no pierdan poder adquistivo a lo largo de su vigencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba