Economía

La Comisión Europea no obliga a las aerolíneas a dejar asientos vacíos en los aviones

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) presentará "en las próximas semanas"  el protocolo de salud y seguridad para el sector de la aviación

Avión Airbus A380
Avión Airbus A380 EFE

LaComisión Europea no contempla obligar a las aerolíneas a retomar su actividad con parte del avión vacío como medida sanitaria para asegurar la distancia entre los pasajeros que viajen a bordo, o al menos de momento. En sus 'Directrices sobre la restauración progresiva de los servicios de transporte y conectividad', publicadas este miércoles para relanzar el turismo este verano, recomienda protocolos sanitarios como el uso obligatorio generalizado de mascarillas por parte de pasajeros y trabajadores, especialmente cuando la distancia mínima no esté asegurada. 

También propone otras medidas como el aumento de frecuencias para reducir la concentración de pasajeros, pero no hace mención expresa a la medida que ha puesto en jaque al sector aéreo en las últimas semanas, la obligatoriedad de volar con una parte del avión vacío para garantizar la distancia física entre los pasajeros, una medida que desde el sector aéreo ya habían advertido que acarrearía una subida de precios en los billetes o quiebras en el caso de algunas compañías. 

"Siempre que sea posible y que la situación de salud general lo requiera, las prácticas de distanciamiento entre los pasajeros deben aplicarse". En este sentido, recomienda "reducir, cuando sea factible, la densidad de pasajeros en los medios de transporte colectivos y en las áreas de espera", reza en el informe, dejando en el aire la posibilidad de imponer una capacidad máxima a las aeronaves.

Por su parte, el Gobierno de Pedro Sánchez tampoco ha sido explícito en este sentido, pues en el Real Decreto que regula el estado de alarma establece que los operadores "quedan obligados a realizar una limpieza diaria de los vehículos de transporte" y "tomarán las medidas necesarias para procurar la máxima separación posible entre pasajeros", sin especificar restricciones a este respecto. Desde el Ministerio de Transportes indicaban a este medio que "al ser un transporte con un componente claro internacional, esperarían a las recomendaciones de la Comisión Europea" para afinar las medidas.

La confusión sobre este asunto hizo saltar las alarmas esta misma semana, tras las denuncias de pasajeros, fuerzas políticas e incluso la Guardia Civil a la aerolínea española Iberia Express por la falta de distanciamiento entre los viajeros durante un vuelo desde Madrid a Canarias. No obstante, desde la compañía aérea aseguran mantener las medidas higiénicas obligatorias, obligando a usar mascarillas a toda la tripulación y extremando la limpieza.

Bruselas adelanta que la Agencia Europea de Seguridad Aérea y las autoridades competentes trabajan con el Centro Europeo de Prevención de Enfermedades para presentar "en las próximas semanas" directrices específicas a nivel técnico y operacional para ayudar al sector con las nuevas medidas. Entre los ejemplos que espera que queden detallados, la Comisión enumera limitar la interacción abordo, "explorar la asignación más adecuada de asientos en función de las limitaciones técnicas", dar prioridad al uso de documentos y métodos de pago digitales y evitar la concentración de pasajeros. 

Hacer "más atractivos" los bonos

En cuanto al reclamo de la industria de permitir ofrecer bonos a los clientes que hayan sufrido cancelaciones en sus viajes en sustitución del reembolso, para mejorar la liquidez de las aerolíneas, Bruselas anima a las compañías a hacerlos "más atractivos". Según la regulación europea, cuando una aerolínea cancela un vuelo tiene la obligación de ofrecer al pasajero el reembolso del billete, pero algunas "están dificultando" el acceso a esta opción, lo que está generando un 'caos' entre los clientes.

Entre el 15 de marzo -cuando se decretó el estado de alarma por la covid-19 en España- y el 30 de abril, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, recibió un total de 5.735 llamadas telefónicas de pasajeros para recibir información sobre sus derechos, según informa a este medio. De hecho, desde el organismo público aseguran que se han visto obligados a "reforzar" el call center de atención a los pasajeros ante la situación excepcional que se vive.

Según la normativa europea que regula los derechos de los pasajeros, cuando una aerolínea cancela un vuelo tiene la obligación de ofrecer al cliente tres opciones: el reembolso del coste íntegro del billete en siete días, un vuelo alternativo lo antes posible o un vuelo alternativo en otra fecha. Pero "siempre debe ser el pasajero el que escoja qué opción prefiere", explican fuentes de AESA. 

Ahora Bruselas sugiere que se hagan más atractivos estos bonos a través de diferentes medidas, como que los gobiernos pongan en marcha esquemas de avales públicos que garantice su desembolso en casos de insolvencia. La vicepresidenta comunitaria responsable de Competencia, Margrethe Vestager, ha incidido en la "enorme presión" a la que está sometida la industria que depende del turismo, como hoteles y aerolíneas, que ahora deben reembolsar miles de cancelaciones. "Los consumidores europeos tienen derecho a un reembolso en efectivo y punto", ha sentenciado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba