Economía

Bruselas ve "totalmente absurdo" el plan de IAG para esquivar un 'brexit' duro

Tan solo el 47,5% del capital social del holding podría estar en manos de "personas no UE", según el plan presentado a Bruselas

Avión de IAG en tierra.
Avión de IAG en tierra.

El plan de IAG para esquivar un 'brexit' duro ha sido calificado de "totalmente absurdo" por un funcionario  de alto rango de Bruselas en declaraciones a Financial Times.

El plan de IAG para no tratar a los inversores de Reino Unido como personas no UE tras el 'brexit' "no tiene sentido", según ha declarado un abogado consultado por el diario. Hasta ahora, la aerolínea presidida por Antonio Vázquez Romero ha afirmado que existen "planes de contingencia" ante una eventual ruptura sin negociación, pero la aerolínea no ha facilitado detalles sobre esta estrategia.

“Tenemos la convicción de que cumpliremos con la normativa aplicable sobre propiedad y control, tanto en el Reino Unido como en la Unión Europea, después del Brexit", ha respondido IAG desde Londres a Vozpópuli.

"IAG es una compañía española (su sede social está en Madrid) y las aerolíneas del Grupo tienen certificados de operación establecidos desde el inicio de sus operaciones y apoyados por sólidos negocios en España, Irlanda, Francia, Austria y el Reino Unido", ha recordado la aerolínea. "En conjunto, nuestras compañías brindan empleo a decenas de miles de ciudadanos europeos y operan una flota de 573 aviones", ha señalado.

El consejo de administración del holding formado por Iberia, British Airways, Vueling y Air Lingus había presentado este plan el pasado lunes tras estudiar las consecuencias del 'brexit' duro para su actividad.

El consejo había decidido limitar el 47,5% del capital social a "personas no UE", manteniendo así una mayoría en manos de inversores comunitarios, en caso de una abrupta ruptura de Reino Unido con la Unión Europea.

Iberia trata como personas comunitarias a sus inversores británicos

En el plan presentado se contempla que los accionistas británicos sean considerados de la UE, incluso en caso de que no haya acuerdo entre el Gobierno de Theresa May y el conjunto de países europeos. Bruselas exigía a las aerolíneas la demostración de que más del 50% del capital social estuviera en manos de inversores comunitarios para mantener los derechos de vuelo dentro de la zona UE. En caso contrario, no podrían operar dentro de las fronteras comunitarias.

En el caso de IAG, por ejemplo, no podría mantener el puente aéreo entre Barcelona y Madrid. También se verían afectados otros grupos aeronáuticos como Ryanair y easyJet debido a la nacionalidad de sus inversores. Ésta última compañía ha comunicado que el 49% de su capital social está en manos de inversores comunitarios.

"Se hace constar que las personas británicas no son ni serán tratadas como 'personas no EU' y que, en consecuencia, no están ni estarán sujetas a las restricciones a la adquisición de acciones mencionadas en este anuncio, salvo que IAG notifique a los accionistas otra cosa. IAG no tiene planes de emitir dicha notificación", ha afirmado IAG en su plan.

Las aerolíneas se exponen a perder los derechos obtenidos

Según el alto funcionario consultado por el prestigioso diario británico, IAG no se había acercado a la Comisión Europea para discutir su movimiento, que parecía estar dirigido a mantener sus derechos de vuelo en caso de varios posibles resultados de 'brexit'. Una vez que el Reino Unido abandone la UE, los inversores del Reino Unido de una compañía no podrán agruparse dentro del grupo de inversores comunitarios, justo lo contrario de la pretensión de IAG. De esta forma, una compañía que anteriormente era europea dejará de serlo una vez se produzca la ruptura.

En caso de que una 'persona no UE' posea el 47,5% de la compañía, será considerada por el consejo de administración como una "acción afectada" y llevarán a cabo la correspondiente notificación de afectación a la "persona no UE" que ha adquirido estas acciones, obligándole a vender la parte restante para cumplir con el objetivo fijado por Bruselas. Estos inversores se verían despojados de los derechos de voto de las acciones y se les exigirá que las vendan en un plazo de 10 días.

Bruselas ha dado a las aerolíneas con mayoría de capital extracomunitario el plazo de siete meses para revisar la composición de sus accionistas con el fin de retener derechos completos de vuelo dentro de la UE si Reino Unido sale sin acuerdo en marzo, mes en el que debe materializarse el 'brexit'.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba