PGE

El Banco de España tampoco se cree las previsiones de ingresos y cotizaciones del Gobierno

Pide un seguimiento continuo de la recaudación para poder reaccionar a tiempo por la vía del gasto o del ingreso si se materializan los riesgos para el objetivo de déficit.

El actual gobernador del Banco de España, Luis Linde.
El actual gobernador del Banco de España, Luis Linde. EP

Hace solo unos días, numerosos organismos como la Autoridad Fiscal, Funcas o FAES pusieron en duda la previsión de ingresos de los Presupuestos de 2017. Hoy se unido a esta tesis el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, que considera que para conseguir el aumento de ingresos tributarios (7,8%) y el de las cotizaciones sociales (6,3%) que ha incluido el Gobierno en las cuentas, la respuesta de la recaudación a la actividad tendría que ser "históricamente superior" a la observada en los últimos años.

"Incluso teniendo en cuenta el efecto recaudatorio de las modificaciones normativas", señala el supervisor. De hecho, llega a decir que, teniendo en cuenta la incertidumbre que rodea al impacto de estop cambios, sería conveniente hacer un seguimiento  continuo de la recaudación para poder reaccionar a tiempo por el gasto o por los ingresos si finalmente se materializa algún riesgo para el objetivo de déficit.

Vamos, que el Gobierno tiene que estar más que pendiente de la evolución de la ejecución presupuestaria por si toca aprobar medidas de urgencia a mitad de año, como de hecho ocurrió en 2016, cuando hubo que recuperar el mínimo obligatorio en el pago fraccionado de Sociedades a finales de septiembre, cuando el Gobierno estaba en funciones, para cuadrar las cuentas.

Un ajuste significativo

Y es que el Banco de España considera fundamental la consolidaciónpresupuestaria, ya que la deuda pública sigue 60 puntos por encima de su nivel previo a la crisis y el déficit es muy alto y superior al de los socios europeos. "El ajuste pendiente es todavía significativo", sostiene.

Y reducir este desequilibrio fiscal es importante para moderar las costes de la deuda, reducir la vulnerabilidad de la economía ante eventuales endurecimientos de las condiciones financieras y recuperar márgenes de maniobrafiscal por si llegan a producirse eventuales escenarios adversos de crecimiento.

Pide un plan de correción del déficit que vaya más allá de un solo ejercicio presupuestario

Por eso, considera "crucial" que se diseñe de forma"detallada y creíble" un plandecorreccióndeldéficit más allá del ejercicio presupuestario anual. Este plan se podría definir junto a la actualización del programa de estabilidad que el Gobierno tiene previsto aprobar este mismo viernes y podría encajar los presupuestos de todas las administraciones.

En cualquier caso, cree que el objetivo de défiicit del 3,1% fijado para 2017 es "factible" siempre que se vigilen bien los ingresos y se esté preparado para actuar por la vía del gasto, la del ingreso o las dos si se produce cualquier desviación.

Además, la consolidación también es fundamental para situar las finanzas públicas en una mejor posición para afrontar los retos del envejecimiento de la población, que va a condicionar de forma importante la evolución de algunas partidas de gasto como la sanidad, el cuidado a los mayores y, sobre todo, las pensiones.

No revertir las reformas

Eso sí, lo cierto es que los problemas de sostenibilidad pueden verse aliviados si el empleo y la productividad de la econolmía mejoran, así que es necesario profundizar en las reformas estructurales. El retraso en la aplicación de estas reformas o una hipotética reversión de las que ya se han hecho, dañaría, sin duda, las perspectivas de crecimiento.

Y eso que el Banco de España es bastante más optimista que el Gobierno y espera que el PIB crezca un 2,8% este año. Según el supervisor, la economía podría haberse acelerado en el primer trimestre del año, lo que arrojaría un crecimiento trimestral superior al 0,7%.

Lo mejor de todo es que la fase de crecimiento se prolongará en los próximos años, aunque reconoce que puede moderarse por la desaparición de algunos vientos de cola que han impulsado la actividad estos años. Además, el escenario no está exento de riesgos a nivel interno y externo, como el auge del proteccionismo, el Brexit o el alto nivel de deuda pública.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba