Este jueves, la familia de Mila Ximénez se ha desplazado hasta el tanatorio de la M-30 para darle un emotivo y último adiós a la periodista, que ha continuado posteriormente en el cementerio de La Almudena, donde el cuerpo de la tertuliana ha sido incinerado, tal y como ella deseaba. Las cenizas se las llevará su hija, Alba Santana, a Ámsterdam, donde vive.

Un día después del trágico –aunque esperado– fallecimiento, los hermanos de Mila Ximénez estaban más tranquilos, quizá por todo el apoyo y cariño que han recibido en las últimas 24 horas. Encarna, Concha y Manolo han arropado en todo momento a Alba, cuyo ánimo también era mejor que el del día precedente. estado recibiendo a personalidades y compañeros de Mila hasta el momento final.

Paolo Vasile acude al cementerio a dar el último adiós a Mila Ximénez

Además de los familiares más directos, al lado de los cuales falleció Mila, también se han acercado hoy al cementerio numerosos rostros conocidos, como la chef Pepa Muñoz y Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, quien, por cierto, ha sido tan discreto que no le han captado las cámaras allí presentes.

Paolo Vasile en una imagen de archivo

Vasile ha llegado horas antes de la incineración, intentando pasar lo más desapercibido posible. Entre el italiano y Mila Ximénez había una muy buena relación, pues la colaboradora llegó a revelar que Vasile, cuando se enteró de su cáncer, le dijo que le pidiese lo que quisiera, que él estaba ahí para ayudarla en todo y que, incluso, se ofrecía a acompañarla a la oncóloga que la trataba. Algo que, como todos sabemos, no ocurre con todos los jefes ni en todas las empresas, por desgracia.

La hija de Mila, Alba, agradece el apoyo recibido

Desde que se conoció la muerte de Mila Ximénez, no han sido pocos los periodistas que han destacado públicamente el cariño y respeto con el que Alba los ha tratado durante los últimos días y semanas. Este miércoles, la hija de Mila estaba tan dolida que no podía siquiera articular palabra y menos aún hablar con los medios.

Este jueves, sin embargo, Alba ya se encontraba mejor y ha decidido agradecer públicamente todo el amor recibido: “Me siento muy acompañada por mucha gente que la quería y a la que incluso no conocía en persona. Creo que era única, en eso estamos todos de acuerdo. No habrá otra igual, para lo bueno y para lo malo. La recuerdo con una sonrisa, que es la que nos cautivaba a muchos. Es un orgullo ser su hija y espero continuar haciéndole lo más orgullosa posible el resto de mi vida”, ha expresado ante los medios.

Alba Santana con sus tíos

Jorge Javier y María Patiño pudieron despedirse de Mila Ximénez la pasada semana

Sálvame organizó este miércoles un precioso homenaje para despedir a Mila XiménezJorge Javier Vázquez fue el que estuvo más entero: lamentó su pérdida pero se mostró feliz por haberla conocido y por la vida que disfrutó su amiga.

 Jorge Javier confesó también que la familia le llamó la pasada semana, el martes, un día antes de que trascendiera que había sido ingresada y posteriormente sedada. Y le dijeron que Mila quería despedirse de él.

"Fue una despedida tan poco alejada de lo triste, de lo oscuro, de lo tenebroso. Fue tan llena de luz que quiero compartirlo con vosotros. Me sorprendió mucho la solidez que tenía. Ella era una persona muy atormentada, y lo que más me preocupaba es que tuviera miedo en esta etapa, y no lo tenía. Para mí fue absolutamente sanador, y le agradezco enormemente a la familia y a Mila haberme dejado despedirme de ella. También se despidió de María Patiño".

"No quería contarlo pero fue muy bonito. Antes, no quería hablar de ella pero ahora siento que no puedo parar, que es bonito", añadió.

DEP.