El torero Enrique Ponce (48) y la modelo Paloma Cuevas (47) se separan tras 24 años de matrimonio. Lo leemos en la revista 'Semana' de este miércoles. La revista no aporta ni declaraciones ni confirmación, sólo "información del despacho de abogados que está ultimando los detalles del divorcio", que se ha hecho "de forma amistosa" y sin terceras personas.

No obstante, hay gente del mundillo que asegura que la separación entre ambos sí que se ha producido por una tercera persona. En concreto por parte de una joven de 21 años amante del mundo de los toros, llamada Ana Soria y quien es, dicho sea de paso, un bombón.

Por lo visto, Enrique y Ana, que es de Almería, se conocen íntimamente desde hace año y medio, por lo que, suponemos, la noticia de este presunto (y más que probable) affaire no le habrá pillado de nuevas a Paloma, quien ha roto su silencio tras todo el escándalo. 

Paloma Cuevas rompe su silencio tras su polémica separación

"Lo único que quiero decir es que mi relación con Enrique es ahora mismo supercordial y estupenda, porque hay entre nosotros muchísimo cariño y tenemos dos hijas maravillosas. Hemos decidido de mutuo acuerdo darnos un tiempo de reflexión, no hemos iniciado trámites de divorcio ni firmado nada", asegura Paloma Cuevas a 'El Mundo'.

En cuanto a la relación de Enrique con la joven Ana Soria, Paloma afirma tajante que "eso habría que preguntárselo a él".

Paloma Cuevas y Enrique Ponce con una de sus hijas

Enrique Ponce y Paloma Cuevas siguen viviendo juntos

De momento, no han iniciado los trámites para disolver su unión, de hecho la pareja sigue compartiendo techo con sus dos hijas, Paloma y Bianca, en su vivienda de la señorial zona de Rosales, en Madrid, pues aunque se estaban construyendo un chalé en la urbanización La Finca aun no se habían mudado, recoge el citado medio.

Ana Soria, la supuesta novia de Enrique Ponce.

Ni Ponce ni Ana se han pronunciado al respecto. Veremos cómo acaba todo esto, pero pinta bastante claro...