El chalet de 600.000 euros de Pablo Iglesias e Irene Montero, -su “casa en el campo”como ellos lo llaman-, sigue generando muchas polémicas. Este casoplón nada tiene que ver con aquel piso de Vallecas de 60 metros, que dijo haber heredado de su tía-abuela, en el que vivió solo desde los 13 años hasta que se fue a vivir con Irene Montero a un chalet adosado de Rivas-Vaciamadrid.

Pablo Iglesias le abrió las puertas de su casa de Vallecas a Ana Rosa Quintana

Ahora ha salido a la luz que la herencia de más de un millón de euros del líder de Podemos es la que ha permitido la compra del casoplón de Galapagar que tantas ampollas ha levantado, incluido en su propio partido.

La madre de Pablo posee cuatro inmuebles

El día que la madre de Pablo Iglesias, María Luisa Turrión, abogada de CCOO fallezca, traspasará a su hijo un total de cuatro inmuebles en total a su nombre en Madrid, según ha publicado ‘LOC’. El primero es un piso de 80 metros cuadrados situado en la Avenida de la Albufera, en el barrio de Vallecas, Madrid, que tendría un precio estimado de venta de 127.000 euros, a los que habría que añadir unos 14.500 de la plaza de garaje. Hace un total de 141.500 euros.

También tiene un local comercial de 32 metros cuadrados en la carretera de Vicálvaro, que recibió en herencia en 1989 y que estaría valorado a día de hoy en unos 60.000 euros. A estas propiedades hay que sumarle un piso en la calle Ramón Pérez de Ayala, también en Vallecas, cuyo precio en el mercado es de 192.000 euros, según Idealista.

Un piso de su padre en el barrio de Salamanca y otro en Zamora

Por parte de padre también recibirá un piso en el centro de Zamora, cerca de la catedral, que podría vender por un precio entre 170.000 y 210.000 euros. A que se le suma otro piso en el exclusivo barrio  de Salamanca, en Madrid. Este inmueble podría tener un valor de 352.000 euros como mínimo. Si se suman los seis inmuebles que Pablo Iglesias podría recibir, el valor total es de un millón de euros aproximadamente.

Por su parte, su novia, la política Irene Montero podría recibir de sus padres un piso de poco más de 100 metros cuadrados en la calle Paredes de Nava en el barrio de San Blas-Canillejas, en Madrid. Los precios de inmuebles de características similares en esta misma zona están en torno a los 200.000 y 250.000 euros.