Primero llegó el boom de la comida basura y luego descubrimos el fast fashion, que supuso la democratización de la moda con cadenas de tiendas como Zara o Mango. Hoy el relevo lo vivimos con la ola del maquillaje low cost: productos de firmas poco conocidas que garantizan los mismos resultados a precios muy competitivos. Pero ¿es publicidad engañosa o realidad?

Tener un buen neceser de maquillaje implica una gran inversión para una mujer. Bases, labiales, sombras de ojos, máscaras de pestañas... para conseguir un look increíble se deben conjugar muchos productos y, si sumas el coste de todos ellos, seguro que te sorprende el resultado. Este desembolso exige una decisión de compra meditada así que, antes de adquirir un nuevo maquillaje, la clienta suele consultar, sobre todo en el punto de venta, antes de decidirse. Este largo proceso es una de las razones por las cuales la mujer suele ser tan fiel a sus productos de maquillaje. ¿Cambiarías tu marca habitual si te prometen los mismos resultados por mucho menos dinero?

Hoy en Vozpópuli vamos a debatir sobre el maquillaje low cost comparándolo con los tradicionales productos de make up de las firmas de lujo. Para ello, nada mejor que contar con el asesoramiento de seis grandes profesionales del maquillaje que nos despejan las dudas y nos desvelan las luces y sombras que rodean a sus herramientas diarias de trabajo.

¿Por qué existe tanta diferencia de precio?

La clave principal para conocer la diferencia de precios entre las firmas de lujo y las marcas low cost nos la da Alex Sextelo, estilista y director del salón que lleva su nombre: "La diferencia estriba, sin lugar a dudas, en la calidad. Estamos hablando de materias primas testadas en la piel y con garantía".

Aparentemente los productos de maquillaje low cost tienen un aspecto visual bastante similar al de las marcas más caras, utilizan los mismos colores en su packaging y, a primera vista, sus ingredientes parecen prácticamente los mismos. Sin embargo, el maquillador nos advierte que es nuestra percepción la que nos engaña ya que en ocasiones "los productos low cost no están sometidos a los mismos controles de calidad por lo que se convierten en un peligro para la piel".

La calidad y la seguridad se pagan. Lo mejor es elegir productos de firmas de prestigio pero a precios asequibles

La calidad también es el factor que señala Daniel Marín, estilista y director de Santum, que afirma que "la calidad y la seguridad se pagan". Para él lo más recomendable para las mujeres que no se pueden permitir los precios elevados del maquillaje de lujo es el término medio, es decir, elegir aquellas firmas de prestigio que ofrecen buenos productos a precios que, sin llegar a ser low cost, sí resultan más asequibles.

Maquilladora profesional Freepik

Además de la calidad de los principios activos, la maquilladora profesional Cristina Lobato pone el foco de atención en la elaboración de los productos: "No es lo mismo fabricar una sombra de ojos prensada, que es más económica, a realizarla a través de un proceso de cocción".

Otro de los factores clave que determinan la diferencia de precio es la inversión que las firmas de lujo hacen en publicidad, marketing y 'merchandising' para promocionar sus productos. "El producto de lujo tiene que costearse el marketing de la marca", señala Ana Ramírez, una idea que es apoyada por Alejandro Ramos, director creativo del centro Mi Calle de Nueva York quien además señala como causa de los precios la continua investigación que se desarrolla desde las grandes firmas. "Los laboratorios de alta calidad invierten constantemente en investigación y desarrollo, y eso hace que sean más caros. Detrás de un lanzamiento hay muchísimo trabajo", destaca el director creativo.

Solo con tener un logo de marca se encarece mucho el coste

"Las firmas de lujo son marcas que, ya solo con tener un logo encarecen mucho el coste aunque estemos hablando del mismo producto", comenta el maquillador internacional David Molina. Para él, la calidad no va unida a una marca u otra, ni es algo que va asociado al precio. Su principal recomendación es que lo más importante es que el producto haya superado todos los controles de calidad.

¿Usan los profesionales maquillaje 'low cost'?

Es la curiosidad que a todos nos despiertan los productos de maquillaje más baratos. ¿Son buenos como para que los utilicen los profesionales o están pensados solo para uso doméstico? Pues parece que hay disparidad de opiniones. David Molina nos confiesa que los utiliza en su trabajo pero aclara que no le gusta el término low cost pues "los maquilladores profesionales no nos guiamos por los precios, lo que nos importa es el resultado y la calidad del producto, así que para mí todo es maquillaje".

Siempre me ha sorprendido el resultado positivo de algunos low cost

A favor de su uso profesional también se declara Azucena Rodríguez, gurú del maquillaje en el centro 'Mi Calle de Nueva York', perteneciente a la plataforma UALA. "Me encantan los productos profesionales pero siempre me he sorprendido con el resultado positivo de algunos productos low cost. Si me llaman la atención siempre les doy una oportunidad", confiesa la maquilladora. Además pone sobre la mesa otro apunte interesante y es su idea de que el profesional debe conocer todos los tipos de productos que existen en el sector para poder asesorar a sus clientes y acercarse mejor a sus necesidades, incluidas las económicas.

Cristina Lobato confiesa su límite en cuanto a precios y es que la marca más económica que utiliza en su trabajo diario es Maybelline. "Es de muy buena calidad, la máscara de pestañas waterproof aguanta muy bien la humedad y consigue dar longitud a las pestañas de manera muy natural", declara.

Máscara de pestañas waterproof. PVP: 5.95€ Maybelline

También nos encontramos con el caso contrario, maquilladores que se niegan a recurrir a productos 'low cost' como Alex Sestelo o Daniel Marín que prefieren el uso de firmas seguras y de calidad para trabajar a diario con sus clientas.

Mi profesionalidad me impide utilizar este tipo de maquillaje

"Mi profesionalidad me impide utilizar este tipo de maquillaje. El riesgo es muy alto como para no invertir en productos de calidad, son nuestras herramientas de trabajo", sentencia el maquillador profesional Alex Sestelo.

Las ventajas de usar maquillaje de firma de lujo

"La principal ventaja es la seguridad", así de rotundo responde Alex Sestelo a nuestra cuestión. Para él lo importante es tener la certeza de que, aunque la piel sea muy sensible, el producto que se utilice no va a dar problemas y eso lo tiene garantizado con la cosmética de lujo. Además señala otras notables diferencias como las texturas, los acabados o la duración del maquillaje.

Tienen muchas ventajas relacionadas con la durabilidad, la aplicación y el acabado

Daniel Marín utiliza un término similar como ventaja principal, y es la calidad, algo que también garantiza que no existirán problemas de salud en su trabajo. "Tienen también muchas más ventajas a la hora de trabajar relacionadas con la durabilidad, la aplicación, el acabado", señala el maquillador para el que existe una clara diferencia con respecto a los productos más baratos.

Maquilladora aplicando sombras de ojos Freepik

Principalmente, los maquillajes de firmas muy reconocidas utilizan laboratorios muy avanzados y de máxima calidad, y sus resultados son mejores gracias a la composición de sus productos. "Los principios activos son, por lo general, más puros, menos químicos y se adaptan con mayor precisión a las necesidades de los clientes", nos informan desde 'Mi Calle de Nueva York'.

Ana Ramírez también lo tiene claro, en su trabajo como maquilladora la principal ventaja de contar con productos de firmas de lujo es que le asegura tener un tocador de plena confianza para poder trabajar con todos sus clientes.

El maquillaje en el que merece la pena invertir

Nada mejor que recurrir a los expertos en la materia para que nos cuenten qué tipos de producto son en los que no tenemos que escatimar en gastos y es más recomendable invertir.

Bases de maquillaje

La unanimidad en este caso ha sido clarísima. ¿Cuál será es ese producto estrella? Las bases de maquillaje. "Con una buena base se crea un bonito lienzo en el que poder pintar bien", comenta Alex Sestelo.

Base de maquillaje antiedad. PVP: 77.10€ Sisley

Además de en las bases, en las que todos coinciden, cada uno de nuestros expertos también apuntan a otro tipo de productos. Las barras de labios son protagonistas también para Sestelo ya que puede existir mucha diferencia en los acabados y en los tonos. Daniel Marín se apunta a los labiales pero también apoya el uso de productos de máxima calidad en sombras de ojos y rímel. Para él, más que la firma, lo importante es el lugar donde adquiramos los productos. "Es mejor comprar maquillaje en cosméticas o farmacias que en tiendas asiáticas o en otras donde el maquillaje no sea la especialidad del local", nos recomienda el maquillador.

Labiales, brochas y cremas hidratantes

Los labiales son quizá uno de los productos en los que menos se invierta, pero para Cristina Lobato es muy interesante elegir labiales de calidad que estén libres de tóxicos. Sin embargo, la maquilladora pone el foco en algo más que en los productos en sí. "Algo en lo que invierto mucho es en la herramienta, en las brochas, aquí hay mucha diferencia entre low cost y una firma más cara", nos confiesa a Vozpópuli.

Es importante también invertir en herramientas de maquillaje como las brochas Freepik

Para Alejando Ramos, la clave está en los cosméticos que primero entran en contacto con la piel del rostro, por ello propone invertir en tratamientos de hidratación, primer y, por supuesto, bases de maquillaje.

Los productos más idóneos para elegir marcas 'low cost'

¿En qué momento podemos elegir con mayor seguridad productos más asequibles? Desde 'Mi calle de Nueva York' nos recomiendan hacerlo con labiales, coloretes o iluminadores porque es donde menos riesgo de alergia existe. David Molina añade las lacas de uñas a este listado aunque confiesa que para él existe multitud de productos en los que decantarse por marcas low cost. La maquilladora Ana Ramírez se fija más en el formato del producto recomendando el uso de estas firmas para los maquillajes compactos o en polvo.

En cuanto a marcas son varias las que aparecen como fiables. Azucena Rodríguez confiesa haber conseguido make ups muy profesionales con firmas como NYX o Essence. De esta segunda, David Molina nos recomienda la base de maquillaje de larga duración Stay All Day, así como la línea de productos Skin Lovin para pieles sensibles.

Base de maquillaje Stay All Day. PVP: 4.89€ Essence

Otra marca low cost que despierta aplausos es Catrice, Cristina Lobato utiliza sus coloretes y David Molina destaca la máscara de pestañas Lift Up Volume & Lift con los que confiesa haber obtenido resultados increíbles.

Máscara de pestañas Lift Up. PVP: 5.69€ Catrice

¿Cuánto gasta un profesional en maquillaje?

¿Alguna vez te has preguntado cuánto invierten los maquilladores profesionales en sus productos? Desde Vozpópuli se lo hemos preguntado y vamos a comenzar repasando las compras más caras que han realizado nuestros asesores.

Ana Ramírez apuesta por invertir en base de maquillaje, la más cara le costó alrededor de 230€. La misma respuesta la comparten David Molina y Alex Sestelo, que no dudo en gastar unos 200€ en una base de calidad indiscutible. La tarifa cercana a los 200€ también es igualada en el caso de Daniel Marín , pero en su caso fue por un corrector que funciona como una varita mágica contra las imperfecciones.

Maquilladora con cinturón profesional Freepik/gpointstudio

Si nos ponemos en el lado completamente contrario, en aquellos productos más baratos que han comprado, los precios tampoco varían mucho. Desde los 6€ por una máscara de pestañas de David Molina, hasta los 15€ por una base de maquillaje de Ana Ramírez. Los labios son la zona del rostro elegida tanto por Daniel Marín, que confiesa haber comprado un gloss por unos 8€, y por Alex Sestelo, cuya compra más barata podría ser un labial cercano a los 10€.

Después de escuchar diferentes voces a favor y en contra del maquillaje low cost, ahora te toca a ti elegir. ¿Te arriesgas a pagar menos por tus productos habituales? ¿Eres defensora de alguna marca de make up con precios asequibles?