Uno de las últimas grandes transformaciones que se está viendo en la sociedad ,y que ha sido acelerada con la llegada de la pandemia, es el aumento por la preocupación por el medio ambiente. Esta nueva forma de pensar se traduce en un análisis de nuestro estilo de vida que conlleva una nueva forma de consumir más consciente. Las firmas de belleza no son ajenas a este cambio y, cada vez más, ofrecen productos que están acordes con este estilo más sano, sostenible y ecofriendly.

Dentro de la cosmética, el cuidado del cabello es uno de los sectores que más ha crecido en los últimos años en cuanto a oferta de productos. Entre sus tratamientos, la coloración ha afianzado su posición como uno de los servicios más demandados ya que actualmente no se utiliza únicamente para cubrir las canas sino que cada vez son más las mujeres que los utilizan para apuntarse a nuevas modas en estética. Entre las últimas tendencias destaca la coloración natural como alternativa a los tintes clásicos y van aumentando de manera exponencial su demanda entre las mujeres.

De esta manera, la coloración vegana se ha convertido en los últimos años en uno de los servicios más solicitados en los salones de peluquería. Los clientes, cada vez más exigentes y responsables, se preocupan por su estilo de vida y optan por coloraciones para el cabello que tengan el menor impacto posible en el planeta. Además, el aumento exponencial de alergias y  reacciones a los tintes, impulsan al consumidor a elegir productos más delicados, menos irritantes y formulados con ingredientes cada vez más naturales.

Desde 2019 se nota una tendencia al alza en consumidores que optan por productos sin alcohol, inocuos para la piel, hipoalergénicos o libres de alérgenos y que no hayan sido testados en animales. Es lógico que la industria capilar haya respondido adaptándose buscando tratamientos y productos orgánicos y ecológicos que hoy analizamos de manera precisa en Vozpópuli para conocer más sobre el sistema más natural de teñir nuestra melena.

La coloración natural

Los productos orgánicos son respetuosos con el medio ambiente porque no tienen químicos, no contaminan y no están testados en animales. ''Las plantas respetan al cien por cien el pH del cuero cabelludo y otorgan a la melena una hidratación, densidad y brillo especial'', señala Marina Morán, directora técnica de la firma Naturalmente.

Recipientes con productos aptos para una coloración natural DIM Salón

Para Dimitri Barm, director creativo de DIM Salón, la coloración orgánica es apta para todas las mujeres aunque, dependiendo del tipo de cabello y de los resultados que queramos conseguir, puede costar más o menos. En el caso de personas canosas, por ejemplo, esta coloración deberá estar más tiempo para conseguir cubrir completamente la cana. También hay que tener en cuenta que esta opción no va a ser nunca la adecuada para cambios extremos como  pasar de un cabello moreno a un rubio platino porque un color orgánico nunca podrá aclarar el pelo tanto como lo hace un tinte convencional ya que no penetra en el cabello.

Entre las ventajas que ofrece la coloración natural frente a la convencional podemos destacar las siguientes:

  • Protege el cabello y mima la naturaleza: los tintes orgánicos protegen y cuidan la salud de nuestro cabello. Los ingredientes vegetales con los que están fabricados estos tintes consiguen aportar al cabello los minerales y nutrientes esenciales para salvaguardar su apariencia. El resultado es una melena más brillante y fuerte.
  • Atenúan la raíz: cuando el tinte empieza a perderse no se verá la raíz sino que toda la coloración se irá reduciendo de forma natural y progresiva en toda la melena.
  • Cubre las canas: el acabado que conseguirás con estos tintes es 100% natural y te ayudará a conseguir una imagen más joven.
  • Es apto para embarazadas: no es tóxico para el cuero cabelludo por lo que es recomendable para mujeres en estado, pieles atópicas  y para aquellas que están recibiendo tratamientos de quimioterapia.

Tipos de coloración natural

A diferencia de una coloración convencional que lleva productos químicos, una coloración orgánica se elabora con pigmentos que provienen de la naturaleza que garantizan y dan como resultado una coloración rica en matices sin resecar tanto el cabello. Dentro de la coloración natural hay diferentes sistemas entre los que podemos elegir.

La coloración en aceite es una alternativa formulada a base de aceites vegetales. Por su composición con activos naturales, reconstruye la fibra capilar y aporta brillo, volumen, hidratación y nutrición.

La coloración con plantas se formula con plantas medicinales tintóreas que aportan al cabello color y brillo sin dañar su estructura capilar. Debido a su alta afinidad con la queratina, las plantas se depositan sobre la cutícula consiguiendo el color deseado. Se llegan a utilizar 14 plantas diferentes que se presentan en polvo y se mezclan con agua formando una pasta fluida fácil de aplicar.

La coloración natural se realiza con productos procedentes de la naturaleza Essentzia

Por último, el sistema 'Color Creamy' se realiza con pigmentos de última generación que permiten obtener colores intensos, vibrantes y con reflejos perfectos protegiendo el cabello y la piel y reduciendo significativamente los efectos del enrojecimiento y la irritación.

La coloración con barros

Los barros son tintes naturales que dan color al cabello sin usar amoniacos u otras sustancias químicas porque contienen tintes naturales procedentes de las flores o las plantas. Es un error confundirlo con los tintes de henna porque son fórmulas diferentes. En la henna solo se usan plantas trituradas en polvo, mientras que en los barros también se incorporan otros ingredientes orgánicos como arcillas, maderas o minerales.

Estos componentes se usan desde tiempos bien antiguos. Dimitri Barm nos indica que el índigo se utiliza para aportar tonos azulados y violetas. el nogal realza los castaños, el hibiscus potencia los cobres, el té negro ayuda a oscurecer el color y la manzanilla potencia los tonos rubios.

Coloración con barros DIM Salón

El tratamiento con barros tiene un poder de pigmentación extraordinario y mantienen el pelo sano porque contienen proteínas que se extraen de las mejores fuentes vegetales como la soja, la avena y el lino, que aportando salud y brillo al cabello. Los barros también contienen ingredientes que actúan como escudo ante los agentes externos como la polución y otros que estimulan el crecimiento capilar y fortalecen el pelo. El resultado es un efecto antiaging que devuelve al cabello su aspecto original.

Se pueden aplicar en todas las tonalidades de cabello

A diferencia de otros productos similares, actúa entre cinco minutos y media hora, algo insólito cuando se trata de un tinte vegetal. Además, los barros se pueden aplicar en todas las tonalidades de cabello, aunque no se recomiendan para aquellas personas que quieran teñir sus canas al 100%. Sin embargo, son una opción ideal para cabellos muy finos, porque aporta sensación de grosor, para cueros cabelludos con descamación o dermatitis y para cabellos grasos.

Los tonos favoritos para este verano

El 'chocolate cake' es uno de los tonos capilares que más de moda van a estar este verano. “Podemos obtener movimiento y naturalidad y son ideales para morenas. Sientan fenomenal en pieles bronceadas y son la mejor opción para iluminar de forma natural”, nos cuenta Mar Peón, directora del centro Menta Beauty Place. Para iluminar un cabello oscuro, la experta también recomienda dejar la raíz con el tono natural y degradar el resto de pelo en tonalidades chocolate.

Los tonos chocolate en degradado son una de las tendencias capilares del año Lobelia Sagasta

Los tipos de pelo a los que más les favorece es a cabellos finos porque crea la sensación de tener más volumen y encaja con todo tipo de cortes de peinado aunque "recomendamos más en melenas cortas porque el efecto visual es más impactante", apunta Roxana Gutu, directora del salón Lobelia Sagasta.

Ana Soriano, estilista de David Künzle Fuencarral, fija su atención en los tonos caramelo: “Son perfectos para dar calidez a melenas morenas y castañas. La mezcla de tonos siempre añade un extra de volumen y un toque sofisticado”.

El 'Honey Blonde' favorece prácticamente a cualquier mujer

Otro de los tonos que más estamos viendo y continuaremos haciéndolo en verano es el Honey Blonde:  "Da un aspecto natural y es perfecto para quienes empiezan con sus primeros aclarados. Su mantenimiento es muy sencillo y es bastante compatible con los tratamientos de alisado y anti encrespamiento. Favorece prácticamente a cualquier mujer ya que es un color muy neutro y suaviza cualquier rasgo”, apunta Sonia Atanes, directora del salón SAHB.

Trucos y consejos de experto

Para Dimitri Barm es importante aplicar la coloración natural en dos tiempos dejando pasar unos días para ver cómo el pelo ha cogido el color y retocando a la semana para lograr un resultado espectacular.

Para mantener el color, se aconseja utilizar en casa champús especiales que prolongan la coloración. Otro truco es hidratarlo de manera continua con productos nutritivos específicos. Ahora que llega el verano, es muy recomendable aplicar un protector térmico para protegerlo del sol o de herramientas de calor como el secador o las planchas.

Coloración Chromo Plus Colorica RICA

Rosi Fernández, directora del salón Ananda Ferdi, recomienda siempre ponerse en manos profesionales que sepan trabajar el cabello y manejen a la perfección la técnica. Otra pieza fundamental es usar productos de calidad, tanto a la hora de aplicar el color como a la hora de mantenerlo, y acudir a la peluquería con tiempo porque una buena coloración necesita un proceso determinado y, cuanto más naturales sean los productos, más tiempo necesitaremos.

También hay que dar importancia al pre y al post color. Preparar el cabello para la coloración es básico con una hidratación previa o una oxigenación para eliminar impurezas. A posteriori, lo que se buscará es sellar el color y que se mantenga más tiempo con tratamientos que lo hidraten, nutran o potencien su brillo.

Recuerda siempre que los cabellos coloreados se estropean más y necesitan más cuidados. No pienses que con la visita a la peluquería es suficiente, luego tendrás que continuar el trabajo en casa para poder seguir presumiendo de melena.