José Mourinho no perdonará nunca las críticas periodísticas recibidas durante su etapa como entrenador del Real Madrid, ni la mayoría de la prensa española olvidará los desplantes y desafíos del portugués en las salas de prensa.

Así que su regreso a Madrid con motivo de la semifinal que su actual equipo, el Chelsea, disputa este martes frente al Atlético, fue la repetición de una comparecencia pública tensa y áspera. Mourinho escenificó su incomodidad y desgana y, pese a su perfecto dominio del idioma castellano, sólo respondió en inglés.

Esa actitud provocó un aluvión de críticas de muchos periodistas, enemigos declarados del técnico luso en Twitter:

Mou también tiene algún defensor entre el periodismo patrio:

https://twitter.com/juanma_rguez/statuses/458304296074092544

https://twitter.com/juanma_rguez/statuses/458330665940156416