Fútbol

El fútbol femenino y el fútbol sala ya no son inocentadas... salvo para Florentino Pérez

La fusión del Atlético con el Inter Movistar deja en evidencia la rácana política del Real Madrid en la creación de secciones paralelas al fútbol.

Capitanas de los equipos de la Liga Iberdrola femenina.
Capitanas de los equipos de la Liga Iberdrola femenina. Iberdrola

Siguiendo una vieja y desusada tradición periodística española, el diario As publicó el pasado 28 de noviembre la siguiente inocentada: "Florentino da luz verde a un Madrid femenino galáctico".

La broma, además de no sentar bien en el pujante entorno del fútbol femenino, señala una importante carencia institucional del Real Madrid que puede verse acrecentada con la fusión entre el Atlético y el Inter Movistar, uno de los clubes más importantes del fútbol sala español y, por tanto, mundial.

La entidad madridista sólo tiene dos secciones deportivas: fútbol y baloncesto. Y es sabido que a Florentino Pérez le ha rondado por la cabeza más de una vez la idea de finiquitar la segunda. La llegada de Pablo Laso al banquillo y los consiguientes éxitos deportivos han aplacado, incluso agradado, al presidente, pero lo que de verdad le gusta es el fútbol. Y por lo visto, sólo el fútbol 11 y practicado por hombres.

Cuando se rubrique la citada unión entre Atlético e Inter, el Real Madrid será el único de los considerados tres grandes clubes de fútbol de España que no posee un equipo de fútbol sala. Y, además, un equipo potente. Porque el FC Barcelona y el conjunto que juega en Torrejón de Ardoz (Madrid) parten cada año como máximos favoritos a todos los títulos del fútbol sala español e incluso europeo.

Jugadores del Inter Movistar celebran un gol.
Jugadores del Inter Movistar celebran un gol. Inter Movistar

Si el club que preside el que fuera popular periodista deportivo José María García cambia su actual indumentaria azul por la camiseta rojiblanca, los duelos Atlético-Barça le darán un impulso considerable a la Liga Nacional de Fútbol Sala.

En la máxima categoría, aparte de los azulgrana, sólo compite otro equipo perteneciente a un club de fútbol profesional: el Levante. En Segunda lo hacen el Elche y el Betis. Otros, por ejemplo Valencia o Girona, tienen escuelas, academias y equipos de base de fútbol sala. El Real Madrid, de momento, nada.

Eclosión de las mujeres deportistas

Mucho peor es lo de la inexistente sección madridista de fútbol femenino. También en esta modaliad el Atlético de Madrid y el Barcelona son dos potencias, pero además están Athletic, Valencia, Levante, Rayo, Real Sociedad...

En realidad, todos los clubes de Primera tienen equipo de chicas excepto Alavés, Celta, Las Palmas... y Real Madrid.

En el conjunto del fútbol profesional, Alcorcón, Getafe, Mallorca, Mirandés, Tenerife, Oviedo, Valladolid, Lugo, Huesca, Numancia, UCAM Murcia y Córdoba tampoco poseen sección femenina.

No obstante, Oviedo, UCAM y Huesca están en negociaciones más o menos avanzadas para crear un equipo o fusionarse con algún club de mujeres futbolistas. Y Alcorcón y UCAM poseen sección femenina de fútbol sala.

Más allá de la innegable fuerza del fútbol -y más si va asociado a una marca poderosa como la del Real Madrid-, resulta sorprendente que en la visión de negocio con vocación universal de Florentino Pérez no contemple el fútbol sala ni el importante papel de la mujer deportista.

A la sombra de deporte original, el 'fútbol pequeño' es practicado en todo el mundo por millones de personas y, por tanto, sería otra interesante vía de penetración en numerosos países y mercados.

Y qué decir de la eclosión de las mujeres en todas las modalidades deportivas. Sus éxitos y el creciente interes del público hace mucho que dejaron de ser una inocentada para convertirse en firme realidad. Florentino, hasta ahora, no lo ve así.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba