Deportes

Cristiano Ronaldo no llega para jugar el miércoles ante el Manchester City

El portugués no dispone de tiempo para recuperarse de la microrrotura. Jugaría, bajo su responsabilidad, muy mermado físicamente y con alto riesgo de sufrir una lesión muscular importante que le dejaría fuera de una hipotética final de la Champions y de la Eurocopa. 

Cristiano y Benzema no están en condiciones para afrontar el partido de vuelta ante el Manchester City.
Cristiano y Benzema no están en condiciones para afrontar el partido de vuelta ante el Manchester City.

No llega. Cristiano Ronaldo está descartado para el partido de vuelta de semifinales de Liga de Campeones ante el Manchester City, por más que el Real Madrid se está preocupando en ocultar la rotura de fibras del portugués y juega al despiste emitiendo informaciones contradictorias que especulan con su milagroso regreso. Cristiano no llegará en condiciones y la única opción sería que jugase, bajo su responsabilidad, muy mermado físicamente y con alto riesgo de sufrir una lesión muscular importante que le dejaría fuera de una hipotética final de la Champions y de la Eurocopa. 

El luso sufre una microrrotura de fibras en el bíceps femoral de la pierna derecha que le impide esprintar con normalidad. Después de conocer la lesión en Manchester, donde se realizó una resonancia que confirmó la misma, Ronaldo visitó al doctor Delgado el pasado miércoles para confirmar el alcance de la lesión. Esta segunda opinión contrastaba con el diagnóstico del doctor Olmo, que no había detectado la microrrotura y advirtió al delantero que no había problemas para que pudiera jugar en el Etihad Stadium.

En 2014 ya fue tratado por el recuperador Joaquín Juan de la misma lesión y no llegó a recuperarse a tiempo para jugar la final de la Copa del Rey  

Pero el miércoles Cristiano, muy enfadado con los servicios médicos, acudió a ver a Delgado, quien le confirmó las malas noticias y le recomendó un tratamiento de células madre, además de ponerse en manos de uno de los enemigos íntimos de los servicios médicos blancos, el fisioterapeuta Joaquín Juan. El recuperador habitual de Pau Gasol ya trabajó con Cristiano en abril de 2014, cuando sufrió idéntica lesión en el bíceps femoral de la pierna izquierda. La rotura entonces era de un centímetro, parecida a la que sufre ahora en la derecha, y finalmente no logró recuperarse a tiempo, por lo que se perdió la final de Copa. 

Cristiano se retiró lesionado el pasado miércoles 20 de abril ante el Villarreal tras realizar un mal gesto. No jugó ante el Rayo Vallecano el pasado sábado, no lo hizo el martes en Manchester y no lo hará el sábado en San Sebastián ante la Real. Llegaría al partido del miércoles ante el Manchester con 14 días de descanso. Normalmente la rotura tarda en hacer callo de 10 a 12 días. Con lo que, en el mejor de los casos, dispondría de dos a cuatro días de recuperación para fortalecer la zona. El problema es que Cristiano es un jugador que por su estilo de juego trabaja mucho la explosividad y la potencia, lo que redunda mucho en la zona afectada. A eso se suma la ansiedad del portugués, un jugador voraz que no se administra, se exige físicamente mucho y pone su cuerpo al límite. De hecho, en 2014 acabó la temporada roto con la misma lesión y la pasada temporada tuvo que levantar el pie del acelerador en las últimas jornadas debido a una sobrecarga que le pasó factura en la recta final.  

Nadie de su entorno se atrave a descartar al jugador, pero ni Jorge Mendes, ni los fisios ni Zidane tienen ningún argumento médico para especular con su regreso

El club sigue jugando al despite y ni ha confirmado la rotura ni se atreve a confirmar la baja. Pero ni su agente, Jorge Mendes, ni los fisioterapeutas que le tratan, ni su entrenador, Zinedine Zidane, son optimistas porque no hay argumentos médicos que inviten a pensar en su participación en el partido ante el City. Es más, desde Portugal la Federación ha mostrado su preocupación ya que el delantero podría perderse la Eurocopa con la selección lusa si arriesga y se rompe definitivamente.     

Quien aún tienen alguna posibilidad de participar en el encuentro ante el City será el francés Karim Benzema. El delantero francés se realizó unas pruebas médicas ayer que confirmaron que también arrastra "una lesión miofascial en el bíceps femoral derecho". Eso le deja fuera de la lista para jugar en Anoeta y le convierte en duda ante el Manchester City. Karim sufre un edema y podría arriesgar, pese a que suma seis lesiones esta temporada, tres de ellas en ese muslo derecho. En caso de que el Real Madrid se clasificase para la final de la Champions en Milán, podría recuperarse a tiempo, por lo que todo apunta a que si el Real Madrid no doblega a los ingleses, se habrá acabado la temporada para los dos con su club.

Benzema se quedará fuera de la convocatoria de su selección para la Eurocopa. El caso del sextape en el que el madridista está imputado por supuesto chantaje sexual a su compañero Mathieu Valbuena, le dejará fuera del Europeo que organiza su país. Y eso invita a pensar que podría arriesgar, a diferencia de Cristiano. En el caso de Karim, los problemas musculares son consecuencia de una mala pisada que le provoca problemas de cadera y esas molestias musculares que le persiguen durante toda la temporada. Zidane puede quedarse sin pólvora en el momento más importante de la temporada por culpa de la deficiente planificación de la temporada y el desastroso trabajo de sus servicios médicos.    

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba