Branded Content

Las ventajas de la laparoscopia frente a la cirugía tradicional

El doctor Carlos Durán
El doctor Carlos Durán

La laparoscopia es hoy en día el acceso recomendado para la mayoría de las intervenciones quirúrgicas abdominales, tanto en cirugía del aparato digestivo como en ginecología.

Es una técnica mínimamente invasiva, frente a la “cirugía tradicional o “abierta”, y consiste en realizar una gran incisión abdominal para poder acceder al órgano que queramos tratar. Con el abordaje laparoscópico solo son necesarias tres o cuatro incisiones de 0,5 o 1 cm. Esto minimiza tanto el dolor como las complicaciones de las grandes heridas tradicionales (hernias, infecciones, etcétera)” explica como primera ventaja el Dr. Carlos Durán, jefe de servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital La Luz de Madrid.

Así, cada incisión se denomina ‘puerto’ y en cada uno se puede insertar un instrumento tubular conocido como ‘trocar’. Durante el procedimiento, a través de los trocares, se pasan instrumentos especializados y una cámara llamada ‘laparoscopio’. “Al iniciar el procedimiento, el abdomen se distiende introduciendo un gas, dióxido de carbono, para proporcionar al cirujano un espacio de trabajo y visibilidad”, explica por su parte la Sociedad americana de cirujanos de colon y recto (ASCRS).

Se pueden observar a tiempo real las imágenes detalladas del abdomen en el monitor

Al mismo tiempo, según indica el doctor Durán, y como segunda ventaja, el laparoscopio transmite las imágenes de la cavidad abdominal a los monitores de vídeo de alta resolución del quirófano. “Se pueden observar a tiempo real las imágenes detalladas del abdomen en el monitor. Estas imágenes podemos ampliarlas y verlas con mas detalle y es mas fácil acceso a cualquier zona del abdomen frente a la cirugía tradicional De esta manera podemos realizar las mismas operaciones que la cirugía tradicional, pero con mas precisión y menos agresión a los tejidos”, valora el cirujano del Hospital La Luz.

A su vez, este experto en Cirugía General y del Aparato Digestivo subraya que, como tercera ventaja y en comparación con la cirugía tradicional abierta, los pacientes sienten menos dolor y tienen un período de estancia hospitalaria mas corto.

Permite que el tiempo que una persona tiene que pasar en el hospital sea más corto, una recuperación más rápida, menos dolor, y cicatrices más pequeñas que con la cirugía tradicional (abierta)

“Permite que el tiempo que una persona tiene que pasar en el hospital sea más corto, una recuperación más rápida, menos dolor, y cicatrices más pequeñas que con la cirugía tradicional (abierta)”, remarca la ASCRS en este sentido.

Otra virtud de la laparoscopia es en el plano estético (menor incisión, mejor resultado estético) que, como nos dice el Dr. Durán “no siendo algo que nos deba condicionar a la hora de tratar una enfermedad, si es importante tenerla en cuenta pues ayudara a la recuperación a medio plazo. En este sentido en cirugía laparoscópica cada vez realizamos menos incisiones y de menor tamaño”.

En este sentido, la cirugía por puerto único (una sola incisión) es practica habitual en nuestro servicio a la hora de tratar el cáncer de colon y recto.

Es una técnica que necesita un aprendizaje más detallado e intensivo, y requiere de un tiempo más largo para dominarla

Es más, hoy en día y gracias a los avances técnicos y experiencia, la mayor parte de las cirugías intestinales pueden realizarse con la técnica laparoscópica. Éstas incluyen la cirugía del colon y recto (tumores, divertículos, enfermedad inflamatoria, prolapsos etc.), cirugía gástrica y del esófago (hernia de hiato, cáncer esófago y gástrico), cirugía de la obesidad (bypass gástrico, gastrectomía vertical) y cirugía de la pared abdominal (Hernia, eventración, diástasis de rectos).

Lo último en cirugía laparoscópica

Mientras, la revista española de ‘Cirugía Española’ celebra cómo la cirugía laparoscópica ha tenido una “rápida expansión y aceptación” para algunas indicaciones, si bien advierte de que no dejan de existir inconvenientes: “Es una técnica que necesita un aprendizaje más detallado e intensivo, y requiere de un tiempo más largo para dominarla”.

De hecho, sostiene que el futuro de la cirugía laparoscópica va encaminada en la búsqueda de nuevas técnicas y tecnologías mínimamente invasivas que, basadas en la investigación y en los estudios comparativos, demuestren su viabilidad y futuro.

La robótica ayudará al cirujano asistiéndole con instrumentos o realizando técnicas tediosas, y también guiando instrumentos por ordenador, lo que le permitirá tratar lesiones poco accesibles

No obstante, según este experto, la cirugía laparoscópica está en plena evolución y actualmente se están realizando las mismas intervenciones clásicas pero por esta vía de mínimo abordaje.

“En el futuro se avanzará en nuevas formas de tratamientos guiados por la imagen y en técnicas para la ablación de tejidos por energía dirigida a un sitio en concreto. La robótica ayudará al cirujano asistiéndole con instrumentos o realizando técnicas tediosas, y también guiando instrumentos por ordenador, lo que le permitirá tratar lesiones poco accesibles y permitirá aumentar la destreza del cirujano”, señala la publicación científica española.

Precisamente, en este sentido nos comenta el Dr. Durán que desde el Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo y con el apoyo del Hospital La Luz, perteneciente al Grupo Quirónsalud, tienen el compromiso de incorporar tecnología punta para el desarrollo de la actividad quirúrgica del servicio.

En este sentido han incorporado un ecógrafo específico para uso intraoperatorio y una torre de laparoscopia de última generación denominada ‘IMAGE1 S’, que cuenta con tecnología de fluorescencia con verde indocianina, un colorante que al inyectarlo en sangre se distribuye por todo el torrente sanguíneo.

“Este sistema permite al cirujano iluminar homogéneamente la imagen endoscópica, así como aumentar el contraste dinámicamente y realzar la vascularización de los tejidos. Además, dispone de monitores de alta resolución que mejoran la calidad de imagen y la precisión de la intervención,”, valora el cirujano.

El uso del verde Indocianina nos aporta grandes ventajas en cirugía hepática, ya que facilita la localización de tumores y lesiones metastásicas (junto con la ecografía intraoperatoria), y al finalizar una resección o hepatectomía por tumor, se puede comprobar la buena vascularización del parénquima hepático residual (el que se deja sano después de resecar). “Asimismo detecta las fugas biliares, pues el verde del colorante se elimina por la bilis”, sostiene.

Según recuerda el especialista, en cirugía digestiva hay otros dos procesos donde el uso de la Fluorescencia aporta datos que minimizan las complicaciones post quirúrgicas: en el cáncer de esófago y el cáncer de recto.

 La complicación mas temida en este tipo de cirugía es la mala vascularización del estomago o colon que utilizamos para completar la intervención. El laparoscopio “IMAGE1 S” incorpora una cámara específica para fluorescencia que junto con la administración del Verde indocianina nos garantiza la buena vascularización de los tejidos y viabilidad de las suturas quirúrgicas minimizando así las complicaciones por fallo de sutura.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad

Últimas noticias



Volver arriba