Branded Content

No hay competitividad sin innovación: el reto de las empresas españolas

La tecnología se ha convertido en un elemento directamente relacionado con la competitividad para las empresas. Es capital para ofrecer productos a la carta y entender mejor las necesidades del cliente

La innovación es mucho más que un concepto, es un hecho. Ha llegado para quedarse y es en gran medida la palanca que consigue que un negocio vaya por delante de su competencia.

La tecnología es indispensable para que se produzca el verbo innovar, tan necesario para el sector empresarial para mejorar, para vender más productos, para ganar nuevos clientes y fidelizar a los existentes.

Vozpópuli ha organizado un encuentro sobre innovación en el que varias empresas pusieron sobre la mesa este y otros asuntos concernientes a este nuevo escenario empresarial en el que la tecnología tiene tanto que decir.

Serge Boonman (CityBeacon) y Diego Rocha (Sacyr)
Serge Boonman (CityBeacon) y Diego Rocha (Sacyr) Tere García

"Se habla mucho de hablar con el cliente pero en realidad se conversa muy poco con él, apenas se le pregunta. Por eso nosotros hemos creado y mantenemos muy al día las redes sociales de My Investor, lo que nos permite conocerlos mejor. El mundo se mueve hacia la inmediatez. La app de My Investor permite a nuestros inversores, por ejemplo, cambiar el perfil de usuario de agresivo a moderado con un sólo clic", asegura Gabriela Vara Orille, Directora de Innovación de Andbank/My Investor (primer roboadvisor de la banca española).

Un concepto de la innovación diferente a la de Lopesán, tal y como explicó José María Noguerol, Director de RR II para Península Ibérica de la compañía. Noguerol matizó que hay otros tipos y maneras de innovar más allá de la tecnología: "Nosotros no asociamos la innovación al software, a las aplicaciones, a nuevos procesos. Para nosotros la innovación es el hardware, lo físico, es decir, la inteligencia turística. Pensamos que innovar es estar pensando continuamente cómo podemos hacer más atractivos nuestros establecimientos turísticos", apuntó.

Una visión de la innovación que también aplican a su gestión del personal interno. Como muestra, un botón. Hace sólo unos días la firma organizó una cena para 3.000 de sus empleados amenizada por la solista Marta Sánchez en las instalaciones ExpoMeloneras, en Gran Canaria.

Medio ambiente e innovación

El cliente demanda productos y servicios cada vez más respetuosos con el medio ambiente, algo que se encargó de explicar Iñigo Larraya, director de Sostenibilidad de L’Oréal al señalar que antes del 2020 todos los productos lanzados por la multinacional tendrán que tener un perfil social y/o medioambiental mejorado. “Es por ello que hemos creado la herramienta SPOT que utilizan ya todos nuestros departamentos de I+D y marketing para analizar el impacto de cada producto antes de que llegue al mercado”, recalcó. Larraya explicó además que L’Oréal  ha logrado reducir sus emisiones de CO2 en un 67% en todo el mundo cuatro años antes de lo previsto. En concreto, “en España ya somos un país neutro en emisiones, tanto en nuestras dos fábricas internacionales de Burgos y Alcalá de henares como en nuestra sede de Madrid”. Además, la planta de Burgos es un referente mundial en gestión medioambiental para todo el Grupo y se ha convertido este año en la primera de L’Oréal en ser fábrica  seca. Es decir, sólo se utiliza el agua para consumo personal y para el contenido de los productos. “Hablamos de reducciones de más del 50% en el consumo del agua”, añade Larraya, para concluir que: “No se puede hablar de innovación si no es sostenible”. 

Iñigo Larraya, director de Sostenibilidad de L’Oréal
Iñigo Larraya, director de Sostenibilidad de L’Oréal

El emprendimiento fue también otro de los asuntos que se abordaron en el encuentro, y su importancia es capital para Sacyr. "Mirar a los emprendedores es clave si queremos mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en las ciudades, que es nuestro objetivo. Ya no somos una empresa limitada al hormigón. Los emprendedores son quienes mejor adoptan la tecnología para darle inteligencia, los datos están llegando a los edificios y se están integrando en ellos. Pensamos que hay que innovar con todo el mundo, juntar la innovación de la casa con la de fuera", declara Diego Rocha, director de Innovación y Estrategia de Sacyr.

José María Noguerol (Lopesán)
José María Noguerol (Lopesán) Tere García

Algo que ya hacen. Una de las compañías con las que ya trabaja Sacyr en el área de IoT (Internet de las Cosas) es CityBeacon. La cual ofrece información recogida por sensores en las ciudades y la muestra en pantallas táctiles que permiten a turistas y viandantes acceder a todos esos datos. La compañía pone esos tótems de forma gratuita en las urbes a cambio de quedarse con la gestión de la publicidad que muestran. Los tótems tienen sensores de humedad, de rayos ultravioleta y cámaras que muestran el número de coches que pasan por una determinada zona o de viandantes, información que puede compartirse con ayuntamientos de otras ciudades. "Los consistorios destinan su dinero a otros ámbitos de mayor interés para ellos, como la mejora del servicio de basuras o el pavimento de las calles. Nosotros nos hacemos cargo de la instalación de los puntos físicos de recogida de datos a cambio de gestionar la publicidad que se insertan en los mismos", explica Serge Boonman, CEO de CityBeacon.



Comentar | Comentarios 0

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba