SALUD

La importancia de realizar ejercicio con precaución: cuándo debo revisarme el corazón

Personas caminan por el parque del Río Turia en Valencia.
Personas caminan por el parque del Río Turia en Valencia. Iván Terrón / Europa Press

Muchas personas han comenzado a hacer ejercicio en la calle tras el periodo de confinamiento, y a niveles muy altos, a pesar de carecer de una preparación previa, algo preocupante dado que en algunos casos puede conllevar un aumento de la probabilidad de sufrir un evento cardiovascular y es posible prevenirlos consultando con el especialista adecuado.

Según datos del Instituto Nacional de estadística (INE) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC), las patologías cardiovasculares constituyen la primera causa de mortalidad en España. A esto hay que sumarle que, durante el confinamiento, esa falta de movimiento ha provocado una subida de peso en muchos casos, e incluso un descontrol de la tensión, de la diabetes y del colesterol, aumentando así el riesgo cardiovascular en estos pacientes, según advierte el doctor José Morgado, cardiólogo del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa (Sevilla).

“La respuesta aguda al ejercicio produce un aumento en las necesidades de oxígeno y de la actividad simpática que puede originar la aparición de un espasmo coronario. Ante esta situación de potencial riesgo es necesario conocer el estado de salud cardiovascular y, en su defecto, el comportamiento individualizado del cardiópata que desea realizar ejercicio físico”, advierte la sociedad científica.

Según advierte la SEC, al recuperar la actividad física tras 2 meses de sedentarismo, el corazón se ve sometido a mayor estrés para poder desarrollar una actividad física que previamente se realizaba. Además, es importante señalar que existen algunas enfermedades cardíacas que pueden producir síntomas durante el esfuerzo físico, que se pueden controlar mediante un chequeo cardiológico, reduciendo la probabilidad de padecer arritmias o incluso infarto de miocardio. En casos excepcionales puede aparecer muerte súbita si el paciente sufre una miocardiopatía (enfermedad del músculo cardíaco) no conocida, de hecho la SEC afirma que la muerte súbita puede ser el primer síntoma en deportistas jóvenes con este tipo de patología, en concreto se asocia a miocardiopatía hipertrófica (enfermedad que genera un aumento en el grosor de las paredes del corazón).

El sistema cardiovascular es uno de los que más modificaciones sufre durante la práctica deportiva de forma mantenida

A nivel global, además, el doctor Morgado destaca también que el sistema cardiovascular es uno de los que más modificaciones sufre durante la práctica deportiva de forma mantenida. Aunque el deporte es beneficioso en líneas generales, sí admite que su práctica está sujeta a una serie de riesgos.

En este contexto, y de acuerdo con datos de la Sociedad Española de Cardiología, el doctor Carlos Bäzner, también cardiólogo de Quirónsalud Infanta Luisa, enumera los posibles efectos nocivos sobre el sistema cardiovascular en pacientes con cardiopatías:

  • Agravamiento de una patología de base con sobrecarga de presión o hipertrofia ventricular.
  • La muerte súbita como consecuencia de isquemias miocárdicas, roturas de aneurismas, embolismos o arritmias.
  • Aparición de hemorragias en pacientes anticoagulados.
  • Empeoramiento de una patología de base con sobrecarga de volumen o dilatación de las cavidades.

Cuándo realizarse un chequeo médico

Por todo esto, ambos especialistas recomiendan la realización de un chequeo cardiológico ante la recuperación de la actividad física estos días, y en algunos casos de alta intensidad, y tras un largo periodo sedentario provocado por el confinamiento ante la pandemia de covid-19.

De hecho, los expertos en cardiología del deporte de la SEC recomiendan la realización de todas las pruebas complementarias necesarias para conocer lo mejor posible a los deportistas y sus patologías, con el objetivo de ajustar al máximo el ejercicio físico a la persona, así como a la hora de realizar un seguimiento periódico para vigilar la posible evolución de la cardiopatía, en su caso, y reajustar todas estas variables si fuera necesario.

Es aconsejable realizarse un chequeo cardiológico completo en hombres a partir de 45 años, en mujeres de más de 55 años, así como en pacientes con riesgo cardiovascular

Así con todo, los cardiólogos del centro hospitalario sevillano aconsejan realizarse un chequeo cardiológico completo en hombres a partir de 45 años, en mujeres de más de 55 años, así como en pacientes con riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes, colesterol, fumadores o con antecedentes familiares de enfermedad coronaria), o bien en aquellas personas que hayan sufrido infección por coronavirus.

El doctor Bäzner lamenta en este contexto que, durante la pandemia, y según datos de la SEC, se hayan registrado un 40% menos de cateterismos como tratamiento agudo por infarto, así como un 30% menos de atención por ictus, como consecuencia del miedo de acudir a un centro hospitalario ante un posible contagio de covid-19.

“El Hospital Quirónsalud Infanta Luisa ha sido pionero en la obtención de la certificación ‘Protocolo Seguro frente a la covid-19’, emitida por la auditora externa Applus+, tras verificar que cumple con todos los protocolos de seguridad para el paciente y los profesionales, con circuitos controlados y alineados con los estándares más exigentes de protección frente al coronavirus”, defiende Bäzner.

Finalmente, ambos expertos recuerdan la importancia de practicar ejercicio para mejorar la respuesta inmune de nuestro organismo frente a una posible infección de coronavirus, en este estado de pandemia.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba