Este 2020 no sólo han cambiado nuestras rutinas laborales y familiares, sino también las sexuales. Los españoles podemos tener muchas cosas malas, pero en lo que se refiere a placer ganamos por goleada. 

¿Cómo foll*an ahora los españoles? ¿Dónde ligan los solteros si no hay bares ni garitos abiertos? ¿Las parejas lo hacen más y mejor o menos y peor? Control, compañía especializada en bienestar y diversión sexual, ha publicado su famoso barómetro anual (este es el noveno) para analizar cómo la pandemia ha influido en nuestras prácticas sexuales y cuáles son las expectativas para seguir disfrutando en 2021. Pasen y vean.

Sexo en tiempos de pandemia: así copulamos los españoles (dónde, con quién y de qué manera)

Hemos estado encerrados en casa pero no nos hemos quedado a dos velas. De hecho, 9/10 españoles han disfrutado plenamente de sus relaciones sexuales durante la pandemia.

El 44% asegura que lo ha hecho con su pareja estable conviviente, un 19% con su pareja estable no conviviente y cerca del 10% con algún amigo o conocido cercano.

¿Dónde lo hemos hecho más? En la cama (76,4%), seguido del sofá (10,9%) y la ducha (6,7%). Y cuando hablamos de posturas sexuales, un 69% practica el misionero, un 55,2% el perrito y un 20,6% la amazona.

[Las mejores posturas para gozarlo al máximo en horizontal]

Se seguían en Twitter y quedaron

¿Cuántas veces lo hacemos a la semana?

Para el 56% de los encuestados el sexo es una parte fundamental en su vida y más del 80% asegura estar satisfecho de sus relaciones sexuales. El 60% lo practica al menos una vez a la semana, aunque el estudio revela que al 24,3% de los encuestados le gustaría practicarlo todos los días…

Cabe destacar que seguimos en la media. El estudio 'Ulises', elaborado por la empresa My Word para 20 Minutos, analizó los hábitos sexuales de los españoles (antes de la pandemia) y descubrió que en nuestro país lo hacíamos una vez a la semana. Lo poco si es bueno, dos veces bueno, lector.

Seguimos haciéndolo una vez a la semana, pero ahora nos lo curramos más. O sea, que bien por el placer patrio

Somos mejores en la cama 

Seguimos haciéndolo lo mismo pero mejor, ya que nos lo curramos más. Según las cifras extraídas del estudio del año pasado, el 30% de los españoles dedicaba aproximadamente 10 minutos a los preliminares. Este año la cifra asciende hasta el 44%, y cerca del 40% asegura que le dedica hasta media hora.

Y si nos fijamos en el tiempo de media que duran las relaciones sexuales de los españoles desde que inician preliminares hasta que llegan al orgasmo, también vemos que hay más pasión. Este año, el 42% al menos dedica media hora al sexo, y sorprendentemente otro 40% asegura que lo practica durante una hora completa. Un 11% revela practicarlo durante más de una hora… (igual es demasiado).

Estos llevan copulando desde el confinamiento como su no hubiera un mañana

Seguimos acostándonos (más) con conocidos

Ya sea por nuestra cultura, nuestra personalidad más abierta o por la labia (y bebidas alegres) con la que más de uno se desenvuelve a altas horas de la madrugada, las discotecas encabezaban la lista de lugares en los que los españoles conocían a sus parejas sexuales, pues cerca del 40% de los encuestados aprovechaban estos momentos para ligar y conocer a sus próximas citas. Además, un 29,7% lo hacía por redes sociales, un 20,5% a través de Apps para ligar y un 15,3% lo hacía en el trabajo. 

Ahora todo ha cambiado. Sube el porcentaje de españoles que utilizan las redes sociales (31,6%) y las Apps para ligar (25,1%), mientras que el teletrabajo fastidia los ligues en el entorno laboral (9,8%).

¿Y qué opciones tienen aquellos que viven la soltería en 2020? Según el estudio, antes de la pandemia un 65,8% mantenía relaciones sexuales con conocidos, tendencia que se ha afianzado tras la pandemia (un 61,3% sigue decantándose por antiguos ligues, amigos de amigos o incluso algún contacto que tenía olvidado al final del listín telefónico, lo que es tirar de nevera, vaya).

En cuanto a los métodos anticonceptivos, y dado que los solteros tienen muchas parejas sexuales (y los casados a veces también), el más usado sigue siendo el preservativo, como debe ser.

Amantes y compañeros de trabajo en una triste habitación de hotel a la hora de la comida

¿Qué opinas de estos datos? ¿Te sientes identificado?