Coronavirus ¿Harto del confinamiento y la cuarentena? Seis cosas que pueden ayudarte

Si estás en una deriva negativa y ya no te aguantas ni a ti mismo, es importante que leas lo que tenemos que contarte, ya que estar con esa mentalidad solo te va a hacer sufrir y agobiarte a lo tonto

¿Harto del confinamiento y la cuarentena?
¿Harto del confinamiento y la cuarentena? Gtres

La crisis del coronavirus no sólo nos está afectando en lo relativo a la salud, sino también en nuestra vida personal, laboral y familiar. Estamos obligados a permanecer encerrados en nuestras casas como medida de contención contra el Covid-19, y únicamente podemos salir a la calle para comprar comida o ir a la farmacia.

El teletrabajo, además, no ayuda, ya que no estamos acostumbrados a estar entre cuatro paredes casi las 24 horas del día y resulta bastante angustioso. La cosa se complica más, si cabe, en aquellas personas que conviven con otros seres humanos, véase pareja o hijos.

El estrés y la ansiedad que provoca el confinamiento, sumado a los roces que surgen en la convivencia y a la obligatoriedad de permanecer con la familia todo el día –y todos los días hasta nuevo aviso– es insoportable para muchos.

Si es tu caso, te damos una serie de consejos que pueden hacerte el confinamiento más ameno.

1) Mentalízate: no te queda otra

Puedes seguir en la deriva negativa en la que te encuentras, culpar a unos o a otros, sentir impotencia, rabia, ansiedad... pero, lamentablemente, nada de eso va a hacer que puedas salir a la calle a darte un paseo porque sí.

Lector, aún nos quedan, al menos, tres semanas más de cuarentena en casa –según los cálculos de quien escribe–, y esperemos que no se alargue hasta más... Mentalízate, cambia el chip, porque si no serás tu propio enemigo y sólo sufrirás a lo tonto.

Hazte a la idea
Hazte a la idea Gtres

2) Establece horarios y rutinas

Has de intentar mantener la rutina habitual de un día de trabajo o de colegio favorece la productividad y prepara la mente para una jornada laboral que probablemente requiera más concentración que un día en la oficina. “No es recomendable ponernos a trabajar nada más levantarnos, ni siquiera para leer el correo”, recuerda Belén González, directa de Salud de Aegon. “En estos casos debemos intentar mantener nuestra rutina diaria: asearnos, desayunar, leer el periódico o vestirnos. No es necesario imitar exactamente lo que haríamos si fuésemos a la oficina pero trabajar en pijama, por ejemplo, no es lo más aconsejable”, señala.

En la medida de lo posible, es recomendable mantener los horarios de trabajo que tendríamos si fuésemos a la oficina y ser capaces de desconectar de ello cuando llegue el momento. Eso sí, de la misma forma debemos evitar realizar tareas del hogar en horario laboral.

No trabajes en el sofá
No trabajes en el sofá

3) Delimita espacios para el trabajo y el ocio

Trabajar desde la cama y el sofá es muy cómodo, pero ten cuidado, ya que tiene efectos secundarios: hará que tu mente no desconecte cuando haya que dormir, y no podrás pegar ojo en toda la noche y tampoco podrás relajarte en tus horas no laborales.

Si no tienes despacho en casa, que es lo más normal, debes crear un espacio de trabajo “cómodo, seguro y delimitado”, separado física o, al menos, mentalmente de la zona de ocio. “Si vamos a teletrabajar, es importante crear un ambiente de trabajo al que solo accedamos durante nuestro horario laboral. De esa forma será más fácil para nosotros separar el trabajo del ocio sin la acción de ir a la oficina y también será más comprensible para los niños, que asociarán ese espacio como tu nueva oficina”, señala Belén González.

No te estreses a lo tonto
No te estreses a lo tonto Gtres

4) Deja las discusiones para otro momento 

Igual que nos sucede en vacaciones de verano o Navidad, cuando pasamos la mayor parte del tiempo apegados a la familia, la crisis del coronavirus provocará, previsiblemente, que muchas parejas decidan divorciarse en España nada más finalizado el estado de alarma decretado por el Gobierno.

Es lo que ha ocurrido, por ejemplo, en China. El país, que ya ha pasado lo peor de la pandemia por el Covid-19, ha experimentado un repunte de divorcios una vez acabada la cuarentena obligatoria. No obstante, lector, este no es el momento idóneo para andar con tiranteces en casa, así que intenta relajarte, hacer que todo fluya y ya tomarás decisiones cuando pase la pandemia.

No es momento de discutir
No es momento de discutir Gtres

5) No te estreses por el trabajo

Es una época complicada para la mayoría de empresas, pero éstas deben entender que en casa, con la pareja y los niños no vas a poder dar el 100% que sí ofrecías antes, así que no te autoexijas ni te culpes de más.

“Debemos ser realistas y pensar que trabajar desde casa, y sobre todo si tenemos hijos, tiene ciertos límites. No debemos frustrarnos por no sentirnos igual de productivos que en la oficina, sino mantener la calma e intentar gestionar la situación de forma positiva”, aconsejan desde Aegon.

Ahora puedes leer más
Ahora puedes leer más

6) Búscale cosas positivas al confinamiento 

Intenta ser positivo y pensar todo lo bueno que te ha traído el confinamiento. Uno es, por ejemplo, el gran tiempo libre que ahora tienes. 

El tiempo que te ahorras ahora en arreglarte ir al trabajo, volver, reuniones... puede ser aprovechado en tus aficiones. Podrías mirarlo como que se te ha devuelto el tiempo que tanto te han robado unos y otros a lo largo de tu vida.

Puedes aprender a planchar
Puedes aprender a planchar Gtres

Como ves, lector, todo es difícil si nos empeñamos en que así sea. No te agobies, esto pasará más pronto que tarde. Mientras tanto, no te pongas zacadillas a ti mismo e intenta llevarlo lo mejor posible, ya que no tienes opción de huir. ¡Ánimo!

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba