GENÉTICA

Los virus gigantes son voraces ladrones de genes

Durante algún tiempo los científicos se han planteado si los virus de gran tamaño representan el posible cuarto dominio de la vida. Un nuevo estudio muestra que en realidad son el producto de la acumulación de genes que van tomando de sus anfitriones.

Los virus gigantes son voraces ladrones de genes
Los virus gigantes son voraces ladrones de genes Schulz et al.

Desde el descubrimiento de los virus de gran tamaño algunos científicos se han planteado si estas formas de vida son en realidad virus, o tal vez un cuarto dominio de la vida. El equipo de Frederik Schulz acaba de dar respuesta a esta cuestión en un trabajo publicado este jueves en la revista Science en el que han identificado un grupo de virus de gran tamaño que contienen componentes de muchos otros virus y proteínas. Además, según indican los análisis, han incorporado estos componentes en un período evolutivamente reciente.

Los virus gigantes no evolucionaron a partir de un ancestro celular, sino de un virus mucho más pequeño

Schulz y sus colegas analizaron las aguas residuales de una planta de tratamiento en Austria e identificaron cuatro especies nuevas relacionadas de virus de gran tamaño, a los que denominaron Klosneuvirus. Uno de estos virus de gran tamaño era tan grande que lograba mantener la maquinaria para producir enzimas que interactúan con 19 aminoácidos. Esto representaba para los científicos la mejor oportunidad hasta el momento de establecer una comparación profunda y detallada de estos gigantes con respecto a otras células y virus.

Representación de la evolución de los virus gigates

Después del análisis metagenómico, los investigadores concluyeron que los Klosneuvirus pertenecen a una familia llamada Mimiviridae y analizaron las diferencias entre los tres linajes distintos de la familia. Descubrieron que la cantidad de genes ganados superaba la cantidad de genes perdidos, lo que conducía a un aumento significativo en el tamaño del genoma en cada uno de estos tres linajes de manera independiente. Asimismo, un conjunto de enzimas pareció haber surgido de forma independiente en los linajes del Mimiviridae. En función del análisis realizado, los autores sugieren que los Klosneuvirus no evolucionaron a partir de un ancestro celular, sino de un virus mucho más pequeño, producto de un amplio incremento de los genes anfitriones.

Referencia: Giant viruses with an expanded complement of translation system components (Science)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba