Neurociencia

Esto es lo que hace el cerebro bajo los efectos de la ayahuasca

Un estudio muestra cómo esta droga cambia radicalmente la actividad cerebral con un patrón que explica las vívidas alucinaciones. “Es como si soñaran con los ojos abiertos”, dicen los autores.

Esto es lo que hace el cerebro bajo los efectos de la ayahuasca
Esto es lo que hace el cerebro bajo los efectos de la ayahuasca Imperial College London, Chris Timmermann

Conocer cómo actúan algunas drogas alucinógenas en nuestro cerebro puede ayudarnos a comprender mejor el fenómeno de la experiencia consciente y cómo transita la mente por distintos estados. Una de las drogas más famosas por sus potentes efectos es la ayahuasca, obtenida a partir de una mezcla de hojas y lianas y preparada por los chamanes en algunas tribus del Amazonas. Su consumo se ha puesto de moda entre quienes buscan experimentar nuevos estados mentales, pero sus efectos aún siguen albergando algunas incógnitas para los científicos.

En un trabajo publicado este martes en la revista Scientific Reports, el equipo de Christopher Timmermann, del Centro de Investigación sobre Psicodelia del Imperial College de Londres, detalla los resultados de un experimento realizado con 13 voluntarios y diseñado mediante control de placebo. Para la prueba, los individuos recibieron por vía intravenosa una dosis de N-dimetiltriptamina (DMT), el principal componente psicoactivo de esta sustancia, mientras los investigadores monitorizaban su actividad cerebral mediante electroencefalograma (EEG). Durante la experiencia los individuos no sabían si habían recibido la dosis real o el placebo, y los primeros vivieron un viaje alucinógeno que en su parte más intensa duró alrededor de diez minutos.

Electroencefalograma de uno de los voluntarios durante la experiencia con ayahuasca
Electroencefalograma de uno de los voluntarios durante la experiencia con ayahuasca Ryan O'Hare

El resultado mostró el el DMT alteró de forma significativa la actividad eléctrica del cerebro, con una caída característica de las ondas alpha, que son las que se registran de manera dominante cuando la persona está despierta y en condiciones de vigilia. Al mismo tiempo, señalan los autores, el EEG mostró un aumento breve de las ondas tetha, asociadas con el sueño. Pero lo más interesante es que la actividad cerebral, en general, se volvió más caótica y menos predecible, lo opuesto a lo que sucede en los estados reducidos de conciencia como el sueño profundo o la anestesia general.

“Los cambios en la actividad del cerebro son diferentes de los que provoca la psilocibina o el LSD”

“Los cambios en la actividad del cerebro que acompañan a la DMT son ligeramente diferentes de los que vemos en otras drogas psicodélicas como la psilocibina o el LSD, donde observamos principalmente una reducción en las ondas cerebrales, asegura Timmermann. “Aquí vemos un ritmo emergente que estaba presente durante la parte más intensa de la experiencia, lo que sugiere un orden emergente entre los, por otra parte, caóticos patrones de actividad cerebral”. A su juicio, “está claro que estas personas estaban completamente inmersas en su experiencia, es como soñar pero con los ojos abiertos”.

Imagen del lugar en el que se realizaron las pruebas
Imagen del lugar en el que se realizaron las pruebas Imperial College London

En opinión de los investigadores, no está demasiado claro aún si la DMT podría tener una aplicación clínica, aunque su grupo espera seguir investigando y haciendo nuevos experimentos con otras técnicas de imagen para recoger más datos y estudiar el papel del área visual del cerebro durante estas experiencias, que podría ser muy importante. “La DMT es un psicodélico especialmente intrigante”, asegura Robin Carhart-Harris, director del centro donde se ha realizado el estudio. “La vividez visual y la inmersión profunda producidas por las dosis altas de la sustancia parece estar en una escala más alta que la reportada con otros psicodélicos más estudiados como la psilocibina o las setas mágicas”.

La actividad cerebral se volvió más caótica y menos predecible, lo que se parece más al estado consciente

Los investigadores creen que a pesar de que es muy difícil traducir lo que se siente durante una de estas experiencias con ayahuasca, es útil compararlo con lo que se experimenta durante un sueño lúcido o una experiencia cercana a la muerte. “Nuestra intuición es que investigar con DMT puede abonar hallazgos importantes sobre la relación entre la actividad cerebral y la consciencia”, concluye Carhart-Harris,y este pequeño estudio es un primer paso en ese camino”.

Referencia: Neural correlates of the DMT experience assessed with multivariate EEG (Scientific Reports) DOI: 10.1038/s41598-019-51974-4

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba