Calentamiento global

Así han afectado tres décadas de calentamiento a los animales del Ártico

La mayor base de datos reunida hasta ahora, con el registro de movimientos más de 8000 animales desde 1991, revela cómo ha cambiado el comportamiento de las especies por el aumento de temperatura.

Mapa con la densidad de animales en el Ártico / Un zorro ártico con un huevo de ganso
Mapa con la densidad de animales en el Ártico / Un zorro ártico con un huevo de ganso Sarah Davidson et al / Dominique Berteaux

Imagine una herramienta que le permita conocer los movimientos de 96 especies animales en el Ártico y sus inmediaciones durante las tres últimas décadas. Esta es la información que proporciona la nueva base de datos AAMA (Archivo de Movimientos Animales del Ártico, según sus siglas en inglés) que se presenta este jueves en la revista Science y que reúne la información de más de 200 proyectos de investigación y los datos de más de 8000 animales marinos y terrestres desde 1991. “Lo que hemos completado es una base de datos masiva que nos puede decir cómo está evolucionando el comportamiento de los animales ante el cambio climático”, explica Gil Bohrer, uno de los investigadores principales del estudio.

Desde 1970 hasta ahora, la temperatura media en el Ártico ha aumentado alrededor de 2,3ºC y las consecuencias se hacen notar en primaveras más tempranas, inviernos más cálidos y una disminución del grosor de las banquisas de hielo. Todo ello, junto con el aumento de la actividad humana, ha producido cambios en la forma de comportarse de animales como los osos, los alces, los renos y los lobos. Uno de los estudios, por ejemplo, compara los movimientos de más de 100 águilas reales en la zona entre 1992 y 2017 y concluye que los individuos juveniles están adelantando cada vez más su llegada en primavera a la región debido a los inviernos más suaves y advierte de las posibles consecuencias de la supervivencia de la especie.

Se han producido cambios en el comportamiento de águilas, osos, alces, renos y lobos

Otro de los trabajos monitorizó los movimientos de más de 900 hembras de caribe entre 2000 y 2017 y descubrió que los rebaños que se mueven más al norte están dando a luz antes en la primavera, mientras que el comportamiento de los grupos del sur no ha variado. Esta nueva circunstancia, advierten, puede aumentar la mortalidad de las crías, al adelantar la época de parto a un periodo con más posibilidades de cambios bruscos de las condiciones meteorológicas.

Biólogos sueltan tres águilas que han sido marcadas con GPS
Biólogos sueltan tres águilas que han sido marcadas con GPS Hogan Films y Teton Raptor Center

Toda esta información contenida en la nueva base de datos, coordinada por Sarah Davidson, presenta con mucha más claridad las adaptaciones de comportamiento que están haciendo las diferentes especies en este entorno extremo, como los cambios en el patrón de movimientos entre depredadores y presas: mientras lobos y osos se mueven menos con el aumento de temperaturas, observa un tercer estudio, los alces y renos se tienen que desplazar más. La base de datos AAMA ahorrará muchas horas de trabajo a los ecólogos que estudian estos ecosistemas, puesto que seguir a los animales en este entorno es muy costoso y a menudo solo se puede hacer a pequeños grupos. En definitiva, concluyen el nuevo sistema de recopilación de datos permitirá ahorrar un montón de tiempo y dinero.

Referencia: Ecological insights from three decades of animal movement tracking across a changing Arctic (Science)

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba