Cultura

¿Plagio o versión? Los clásicos del rock que se cantan en misa sin que lo sepas

Bob Dylan o Simon&Garfunkel son los verdaderos creadores de algunos de los temas que se cantan en misa los domingos

Bob Dylan, Simon&Garfunkel y Elvis Presley
Bob Dylan, Simon&Garfunkel y Elvis Presley

Suenan y recuerdan a algo. Hay melodías de canciones que han marcado un antes y un después en la historia de la música, que hacen especial al cuarto arte de los últimos treinta años y que no solo ha calado entre los melómanos. Hay temas de artistas como Bob Dylan o Simon&Garfunkel que han llegado a las esferas de algo tan alejado de los ideales del rock como es la Iglesia.

Si alguien acude a misa observará que, entre versículo y versículo de la Biblia recitado por el cura, un grupo de personas con sus guitarras y demás instrumentos tocan canciones para animar la celebración. Sin embargo, no todos los temas que se tocan son originales ni creadas por los fieles a este tipo de actos, sino que muchas de ellas se basan en temas de estrellas del rock

Hay varios ejemplos en los que se observa cómo la Iglesia optó por coger temas populares de la década de los 60 de artistas norteamericanos que estaban muy alejados de los ideales tradicionales de lo eclesiástico. 

El 'Padre nuestro' de Simon&Garfunkel

Sin ir más lejos, el Padre nuestro tiene su propia versión musical, basada en el tema del dúo americano Simon&GarfunkelSound of Silence. Esta es una de las canciones más importantes de la historia de la música de una banda que creó himnos como Mrs. Robinson Bridge over troubled water.

Es un dúo que contó, entre otras, la historia de la señora Robinson, cuenta la vida de una mujer casada que mantiene una relación con un chico mucho más joven que ella. Un argumento adelantado para la década de los 60 y lejos de lo que predica la Iglesia.

Sin embargo, mientras 500.000 personas se deleitaron con sus acordes el 19 de septiembre del año 1981 en un histórico concierto en Central Park (Nueva York), posteriormente otro tipo de fieles cantaban una canción de este grupo de una forma muy distinta, mediante el tema Padre nuestro

No hace falta más que echar un rápido vistazo a Internet para observar que multitud de páginas comparten los acordes de la canción Sound of Silence como una a la que llaman Padre nuestro (Simon&Garfunkel).

Las cuantiosas versiones de esta canción ya cosechan cientos de miles de reproducciones en plataformas como Youtube. 

'Blowin' in the World' de Bob Dylan 

Bob Dylan tampoco se ha quedado al margen de las versiones eclesiásticas. Blowin' in the World, lanzada en el año 1963, ya tiene su propia canción para misa. En el vídeo de la original, Robert Allen Zimmerman (nombre real de la leyenda del rock, folk y blues) se puede ver en blanco y negro cómo toca la armónica junto a la guitarra, seña de identidad del autor.

"Cuando yo muera la gente va a interpretar todo de mis canciones. Van a interpretar hasta la última puñetera coma", dijo Dylan. Y no se equivocó.

Se escucha la base de la canción e, inevitablemente, recuerda a la versión del cántico religioso. Lo cierto, es que Saber que vendrás, otro habitual en los actos de los domingos, mantiene intacta la estructura armónica y el fraseo, solo sustituye la letra para acondicionarla al espacio donde se canta. 

El de Duluth (EEUU) decidió abrir una nueva etapa musical de temática religiosa a finales de los 70. Dylan publicó dos álbumes de música góspel con un importante trasfondo religioso. El primero, Slow Train Coming (1979), contó con Mark Knopfler, líder de Dire Straits. Esta decisión de Dylan obtuvo los peores resultados tanto comerciales como de la crítica.

El estadounidense llegó al punto de dejar de interpretar sus temas más populares entre 1979 y 1980 y comenzó a hacer públicas sus opiniones sobre la fe. En el 80 recuperó su repertorio habitual de sus éxitos de los 60. Sin embargo, a finales de los 80 lanzó Ring Them Bells, de nuevo temática religiosa, lo que azotó a la crítica. 

Elvis, también en misa

El rey del rock no podía ser menos. Es una institución para el cuarto arte, creó cosas que nunca antes se habían visto y dio lugar a canciones de la mano de su guitarra que quedarán para la historia. Una de las canciones que interpretó Elvis Presley allá por 1967, We'll Understand It Better By and By, también ha dado lugar a un tema para la casa del señor.

El creador de temas para la nostalgia como You Ain't Nothin', But a Hound Dog, In the Getto, Love me tender, Blue Suede Shoes o Jailhouse Rock, comenzó su andadura musical de la mano de la música góspel. Acudía a la Iglesia y observaba al coro, asistía a las noches de góspel y allí se fraguó quién sería posteriormente. 

Ahora, no solo se puede escuchar el tema We'll Understand It Better By and By en pubs o garitos de rock and roll, sino que, si se presta atención a la canción El señor nos da su amor que se canta en algunas de las ceremonias religiosas, se escucha este tema.

Lo cierto es que la canción data de mucho antes. Se considera un himno de la música góspel creado por el predicador, orador y pastor afroamericano Charles Albert Tindley (1851-1933). Por ello, Elvis solo se hizo eco de este tema, aunque es inevitable que siendo el rey del rock abarque mayor protagonismo y muchos la asocien al de Memphis (Tennessee).

'When the Saints Go Marching In', sin autor conocido

Otro himno del género góspel se canta también en las iglesias de todo el mundo. El título es When the Saints Go Marching In (Hoy el señor resucitó, en español).

Se emplea como marcha fúnebre y tiene su origen en Nueva Orleans (Louisiana). Es un jazz funeral y suena, sobre todo, e las procesiones en los entierros.

El autor no se conoce, pero esta canción no solo ha sido cantada en espacios eclesiásticos. Artistas de la talla de Louis Armstrong también la han interpretado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba