Premios Oscar 2017 Los responsables del error de PwC en los Premios Oscar, al descubierto

Brian Cullinan y Martha de la Torre Ruiz disponían de la pila de sobres con los ganadores. estaban duplicados y cada uno de ellos se situaba en un extremo del escenario. Sin embargo, su equivocación no fue la única de la noche. La Academia incluyó la imagen de una productora aún viva en el recordatorio a los artistas fallecidos.

Los dos responsables de PwC detrás del error de los Oscar salen de las bambalinas
Los dos responsables de PwC detrás del error de los Oscar salen de las bambalinas Twitter/Marta de la Torre Ruiz

La Academia de Hollywood no dio pie con bolo. Aunque finalmente ha sido PricewaterhouseCoopers la encargada de asumir el error garrafal al anunciar a la cinta ganadora en la categoría de mejor película, la 89 edición de los Premios Oscar también será recordada por la inclusión de la imagen de Jan Champan, una productora australiana aún viva, en el vídeo recordatorio a los artistas fallecidos. La institución quiso rendir homenaje a la figura de Janet Patterson, una diseñadora australiana cuatro veces nominada al Oscar por The Piano, Portrait of a Lady, Oscar and Lucinda y Bright Star que falleció en octubre de 2015, pero terminó utilizando la fotografía de Champan. "Me quedé devastada por el uso de mi imagen en lugar de la de mi gran amiga y frecuente colaboradora Janet Patterson", indicó la afectada a la revista Variety a través de un correo electrónico. "Hablé con su agencia para revisar la fotografía que iban a usar al respecto y entiendo que les habían dicho que la Academia se ocupaba. Janet era una gran belleza, cuatro veces nominada y es muy decepcionante que no se impidiera este error", añadió. "Yo estoy viva, me encuentro bien y sigo ejerciendo como productora", subrayó Chapman.

Bonnie and Clyde están descartados. Pese a que Warren Beatty y Faye Dunaway, los actores que interpretaron a la pareja de fugitivos, fueron los encargados de leer el título ganador del Oscar a mejor película, fue PwC la que entonó el 'mea culpa'

A la Academia de Cine estadounidense se le acumulan las investigaciones para dar con los culpables de la noche de los errores. Y Bonnie and Clyde están descartados. Pese a que Warren Beatty y Faye Dunaway, los actores que en su día interpretaron a la pareja de fugitivos, fueron los encargados de leer el título ganador del Oscar a mejor película con el correspondiente escándalo, fue la consultora PricewaterhouseCoopers la que entonó el mea culpa. "Pedimos sinceramente perdón a Moonlight, La La Land, Warren Beatty, Faye Dunaway y los espectadores de los Oscar por el error cometido durante el anuncio del premio a la mejor película. A los presentadores se les dio por error un sobre de la categoría equivocada y cuando se descubrió, fue inmediatamente corregido. Estamos investigando cómo pudo pasar, y lamentamos profundamente lo ocurrido", escribió la consultora encargada de auditar las votaciones. Además, PwC también agradeció la forma en que supieron manejar la anómala situación los nominados, la Academia, ABC, cadena que emitió la gala, y el presentador, Jimmy Kimmel.

PwC, el guardián del secreto

Aunque en Estados Unidos la participación de la multinacional es vista con normalidad, pues PwC salvaguarda la identidad de los ganadores de los Oscar desde hace más de 80 años, en el resto del mundo sorprendió que el nombre de la corporación también estuviese presente en la ceremonia cinematográfica. "La auditoría de los Oscar es una acción muy específica en EEUU, aquí en España no se hace con otros certámenes parecidos, por lo que ni siquiera conocemos en qué consiste el proceso", se limitan a contestar desde la sede de la firma en Madrid. Tampoco conocen la función de PwC fuentes de la Academia de Cine española, institución que organiza la gala de los Premios Goya bajo la custodia de una notaría. "Es un proceso muy delicado", aciertan a decir desde la entidad. La Academia está formada por Miembros Numerarios, Supernumerarios, Miembros de Honor y Miembros Asociados, además de la Junta Directiva. Entre todos suman más de 1.200 académicos que seleccionan a los candidatos con sus votaciones en dos fases. Los resultados son recogidos por un notario que los guarda en secreto hasta que son entregados en sobres sellados y abiertos delante de las cámaras durante la gala. Ni siquiera el Presidente de la Academia los conoce antes de tiempo.

¿Qué hubiese pasado si el error de los Oscar sucediese en España durante los Premios Goya? Estaríamos todos autoflagelándonos", opina Méndez de Vigo

En una entrevista en Cadena Cope, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, se preguntó este lunes qué hubiese pasado si el error al anunciar la película ganadora que se produjo durante los Premios Oscar hubiese sucedido "aquí, en España, durante la entrega de los Premios Goya". Probablemente "estaríamos todos autoflagelándonos", imaginó. Un error similar al ocurrido en la gala de los Oscar fue en 2013, cuando Adriana Ugarte y Carlos Santos se equivocaron en el momento de leer el premio a la mejor canción. La pareja leyó 'Los niños salvajes', cuando en realidad este galardón le correspondía a 'Blancanieves', así que tuvieron que corregir en directo, cuando los autores de la canción de la primera canción ya estaban bajando por al escalera. Enrique González Macho, presidente de la institución por aquel entonces, explicó el día después que había dos sobres lacrados y, en lugar de abrir el que contenía el ganador, se abrió el otro, que llevaba los nombres de los nominados: "Leyeron el sobre incorrecto".

Cullinan y De la Torre

En el caso de los Oscar, Warren Beatty y Faye Dunaway leyeron una tarjeta errónea, la que justo antes había recibido Emma Stone al alzarse como mejor actriz. "Nos hubiera encantado ganar el premio a mejor película, yo estaba muy emocionada", desveló Stone. "Yo tuve en mi mano la tarjeta que anunciaba mi premio todo el rato. Así que no sé qué pasó, yo tenía mi tarjeta y quería dejarlo claro", sentenció tras el revuelo generado sobre el escenario. La confesión de Stone puso en evidencia que la organización tenía sobres repetidos y que no se dio cuenta de su error hasta que Jordan Horowitz, productor de La la land arrancó de las manos el sobre a un aturdido Beatty que solo acertaba a decir "It's no joke" ("No es broma").

Desde hace exactamente 82 años, cinco días antes de la gala la Academia de Hollywood entrega las votaciones con los nominados a la auditora PwC, que hace el recuento y custodia las 24 tarjetas de los premiados que entregan en dos maletines a dos miembros de la consultora que serán los responsables de meterlas en los sobres de cada categoría y de entregarlos a los entregadores de premios. Este año, repetían como responsables eran Brian Cullinan y Martha de la Torre Ruiz, ambos ligados a PwC desde hace décadas y expertos en la noche de los Oscar. Las miradas apuntan a uno de ellos. Cada uno se sitúa en uno de los dos extremos del escenario por donde los presentadores deben pasar antes de situarse frente al atril. Las tarjetas están duplicadas por seguridad, por lo que uno de los dos entregó por error el sobre de mejor intérprete femenina a Faye Dunaway. "No parece una tarea muy complicada, pero tienes que asegurarte de que le das el sobre correcto", explicaba Brian en una entrevista que recogía la Academia unas semanas antes. Pues bien, este año el despiste les ha hecho salir del anonimato.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba