Un momento típico del verano consiste en tener las maletas hechas y darnos cuenta de que no hemos metido un ensayo adictivo ni un novelón hipnótico para acompañarnos en vacaciones. ¿Cuál podría servirnos para tomar el sol o esperar al sueño en la dulce siesta? Este verano hay de todo, desde libros de divulgación cósmica hasta novela negra sobre fondos buitre, pasando por el clásico más oscuro de la literatura francesa. Desde la sección de Cultura de Vozpópuli seleccionamos diez opciones para casi todos los gustos literarios.

Contra la España vacía, de Sergio del Molino (Alfaguara)

Pocos lectores dudan ya de que estamos ante un autor central dentro de la narrativa actual en castellano. Sus textos destacan por una especial maestría en el manejo de los recursos: sabe cuándo ponerse autobiográfico, cambiar a registro crónica o bajar a la arena política (algo que hace en este libro mucho más que en La España vacía). A Del Molino le preocupa la quiebra de la comunidad política española, que percibe asediada por el nacionalismo y el populismo. Denuncia que está “generando mucho ruido antiliberal o antidemócrata. Llevan al silencio a mucha gente preocupada por la erosión de la democracia liberal. Todos los que podamos decir algo está bien que lo digamos porque así nos reconocemos en la niebla y vamos viendo que no estamos tan solos y que existe mucha gente que comparte esta preocupación”, explicaba en una entrevista reciente.

De vidas ajenas, de Emmanuel Carrère (Anagrama)

No puede ser más merecido el premio Princesa de Asturias a este gran escritor francés, un auténtico clásico en vida. Lo normal sería recomendar Yoga, su último lanzamiento, que además de mantener el alto nivel literario derivó en polémica por las denuncias de su expareja de revelar demasiados detalles de su intimidad. Dicho esto, el mejor libro para comenzar a zambullirse en Carrère es esta joya del destronamiento de sentimientos humanos. ¿Planteamiento? “En cuestión de pocos meses, fui testigo de dos de los acontecimientos que más temo en la vida: la muerte de un hijo para sus padres y la muerte de una mujer joven para sus hijos y su marido. Alguien me dijo entonces: eres escritor, ¿por qué no escribes nuestra historia?” El resultado es un texto profundo, poético y plagado de vida.

Feria, de Ana Iris Simón (Círculo de Tiza)

El debate sobre el primer libro de Ana Iris Simón parece no tener fin. El viaje vital de esta manchega de treinta años, decepcionada con la purpurina de la modernidad madrileña, ha llegado al corazón de decenas de miles de lectores. Además, algo profundo debe decir el libro sobre nuestra realidad política cuando ha interesado a líderes tan distintos como Pedro Sánchez, Santiago Abascal y Yolanda Díaz. Elogiado por clásicos de nuestra literatura como Juan Manuel de Prada, Simón ha demostrado tener una voz propia donde resuenan el ecos de gigantes como Pier Paolo Pasolini. “Vivimos una homogeneización, el infierno de lo igual”, nos dijo en su entrevista.

Los españoles solíamos ser gentes modestas y cabales, una sociedad curiosamente igualitaria, de modo natural", defiende Ignacio Peyró

Ética para inversores, de Petros Márkaris (Tusquets)

Los veranos no son realmente veranos hasta que no tomamos posesión de la tumbona, con un café con hielo en una mano y una novela negra en la otra. Este año apostamos por un clásico, el griego Petros Márkaris, especialista en registrar la cara oculta de la realidad de su país. El nuevo caso de Kostas Jaritos viene más explosivo que nunca, gracias a una trama donde se juntan fondos buitres, comunistas desencantados y grupos de extrema derecha. La acción sabe aprovechar el contraste entre un refugio para personas sin techo, víctimas de la eterna crisis griega, frente al lujo obsceno de unos millonarios saudíes. Ni una página de aburrimiento.

Ya sentarás cabeza, de Ignacio Peyró (Libros del Asteroide)

Los diarios periodísticos de Ignacio Peyró retratan a la clase alta española en los bares finos, en los círculos de poder cercanos a Mariano Rajoy y en los agitados pasillos del grupo Intereconomía. Además de estar espléndidamente escritos, los comentarios destacan por su enjundia social, igual que la entrevista que le hicimos para Vozpópuli. “Los españoles solíamos ser gentes modestas y cabales, una sociedad curiosamente igualitaria, de modo natural. La ostentación era cosa mal vista. Entiendo que eso cambia cuando, de pronto, dejamos atrás el pueblo y el país conoce unos años de crecimiento económico y cambio moral vertiginoso. En menos de una generación se pasa del rosario en familia a discutir sobre whiskies de malta. De poner las aceras o la línea del teléfono a construir un nuevo museo de arte abstracto. No ha sido fácil no volverse un poco loco en España”, nos contó. Una delicia.

Viaje al fin de la noche, de Louis-Ferdinand Céline (Edhasa Pocket)

El verano también es para los clásicos y pocos vamos a encontrar con la potencia de la obra cumbre de Louis-Ferdinand Céline. Hablamos de uno de los textos más amargos de todos los tiempos, también de los más incómodos en todos los sentidos de la palabra, como confirma el hecho de que el estado francés cancelase en 2011 todos los actos oficiales para celebrar el cincuenta aniversario de la muerte de Céline. El motivo fue su violento antisemitismo, expresado en obras de ficción y panfletos. Este año se cumplen sesenta años del fallecimiento y no siempre es fácil encontrar sus textos en las librerías, pero merece la pena acercarse a una biblioteca. Entre los devotos de esta novela destacan personajes tan distintos como Trotsky, Jean-Paul Sartre y hasta Irvine Welsh, autor de Trainspotting.

Últimas noticias del universo, de Jon Marcaide (Espasa)

Para una primera orientación, podemos decir que estamos ante una especie de versión astrofísica de El mundo de Sofía (Jostein Gaarder, 1991), donde los que ignoramos casi todo sobre el universo salimos con unas cuantas nociones sólidas. Incluso cuando no entiendes del todo una explicación, la lectura resulta intrigante y disfrutable. Juan María Marcaide Osorio (Guipúzcoa, 1950) es un astrofísico de prestigio internacional, formado en el Massachussets Institute of Technology (MIT) y que ha dado clases en diversas universidades de España y Alemania. Su libro es un mapa sin dibujos para acercarse a los exoplanetas, las ondas gravitatorias, el universo temprano, los agujeros negros, los cuásares y la materia oscura, entre otras maravillas espaciales.

España, de Santiago Alba Rico (Lengua de Trapo)

Sin rodeos: Santiago Alba Rico (Madrid, 1960) es uno de nuestros mejores ensayistas vivos. Destaca por su amplísima cultura, por una trayectoria vital intensa -la movida, la militancia izquierdista, mirar a nuestro país desde largas estancias en Túnez…- y también por un estilo literario refinado. En las más de 300 páginas de España intenta demostrar que la nuestra es “una nación que no acaba de existir” y que “a los españoles la unidad es lo que más nos separa”. Resumiendo: se enfrenta de cara a las neurosis nacionales del izquierdista medio de nuestro país (básicamente, su tribu política). El extraño triunfo del libro es que sales de él sintiéndote más español y conociendo muchos más detalles sobre nuestra cultura, conflictos y contradicciones.

La casa del ahorcado, de Juan Soto Ivars (Debate)

Desde hace ya más de un lustro, Soto Ivars es uno de los periodistas de referencia en el debate sociopolítico nacional. Destaca por su olfato para la polémica, su rigor argumental y su alergia a casarse con la tribu ‘progre’ o ‘facha’ (también por su sentido del humor). Su nuevo ensayo, tan sustancial como entretenido de leer, trata sobre los tabúes contemporáneos y nuestra incapacidad para detectarlos. “Todos llevamos un pequeño censor dentro, y hay momentos sociales de grave desconfianza que lo exacerban. Estamos metidos en esto hasta el cuello. Pero el tabú sólo marca la línea roja, es el castigo ritual lo que advierte a la población, de forma ejemplarizante, de lo que pasa cuando alguien la cruza. Respecto a los tabúes del siglo XIX en Occidente, eran los propios de la sociedad victoriana”, nos dijo el pasado abril. Un buen libro siempre te hace más consciente

Del mañana efímero. Escritos políticos para el siglo XXI, de Antonio Machado (Hoy es siempre)

En agosto viene bien tener cerca un libro cortito pero con enjundia, de esos que sabes que van a alimentarte la cabeza aunque lo leas a sorbos cortitos. Es el caso de antología, que se nutre de fragmentos sobre cultura, política y sociedad. Destaca el feroz antielitismo machadiano, explicado con las paradojas de los convulsos años treinta. “El amor que yo he visto en los milicianos comunistas guardando el palacio del ex Duque de Alba solo tiene comparación con el furor de los fascistas destruyendo”, explica durante la defensa de Madrid. Otra posición llamativa es su patriotismo innegociable. “Yo siempre os aconsejaré que procuréis ser mejores de lo que sois; de ningún modo dejéis de ser españoles. Porque nadie más amante que yo ni más convencido de las virtudes de nuestra raza. Entre ellas debemos contar la de ser muy severos para juzgarnos a nosotros mismos, y bastante indulgente para juzgar a nuestros vecinos”, celebra. Con Machado nunca hay fallo.