Algunos museos como la casa del escritor Lope de Vega o el Picasso de Málaga han abierto sus puertas durante la Fase 1. Cuatro de los seis museos regionales de la Comunidad de Madrid ya acogen visitantes. Sin embargo, los tres grandes museos de ámbito nacional esperarán para abrir sus puertas en junio.

La llegada de la fase 1 y 2 al territorio español ha alentado también la apertura de galerías y centros culturales: el Patio Herreriano, en Valladolid, la casa de Cervantes, en Alcalá de Henares. Para volver a ver las obras que cuelgan en el Prado, el Reina Sofía o el Thyssen-Bornemisza habrá que esperar hasta junio.

Los tres principales museos españoles, que cerraron sus puertas el 12 de marzo, llevan semanas preparándose para transformar sus instalaciones, aunque la mayor parte de sus trabajadores siguen trabajando desde casa y las actividades educativas siguen realizándose a través de Internet. 

Los principales museos catalanes también  pondrán en marcha paulatinamente sus maquinarias con el objetivo de reabrir sus puertas con reducción de aforos a mediados de junio, tras la implementación de medidas de seguridad para los trabajadores y los públicos.

Los trabajadores del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), el principal museo del sistema catalán, aún no han vuelto al museo, aunque esperan hacerlo pronto y, de momento, siguen teletrabajando, con la idea de reabrir al público, siguiendo la reglamentación sanitaria, a mediados de junio.

En Barcelona, el MNAC, el Museo Picasso, la Fundación Joan Miró, el MACBA, la Fundación Antoni Tàpies y el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) han estado trabajando coordinadamente para reabrir a la vez sus puertas al público a mediados o finales de junio.

Cultura dice…

Hace dos semanas, cuando se celebró el Día Internacional de los Museos, el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes aseguró entonces que era prioritario abrir de nuevo al público. En esos días el titular de Cultura mantuvo reuniones telefónicas con los directores de algunos museos españoles, con quien compartió la necesidad de diseñar un protocolo de seguridad.

Entonces se redactó a un documento para gestionar la 'desescalada' en los museos. Se trataba de un marco de referencia común para afrontar con garantías una posible reapertura en el contexto de la crisis desatada por el coronavirus

El documento de planificación, diseñado en conjunto con los profesionales de las instituciones museísticas, se ha distribuido a las consejerías de Cultura de las Comunidades Autónomas, así como a instituciones y organismos vinculados al sector de los museos.

Este plan, sujeto a las actualizaciones que se deriven de las medidas generales adoptadas por las autoridades sanitarias, exponía recomendaciones y pautas de actuación en tres ámbitos: la prevención de riesgos laborales en la reincorporación al trabajo de los empleados públicos, la conservación de los bienes de interés cultural y, de manera extensa, la atención al público.

La reincorporación laboral sería escalonada, con prioridad para el teletrabajo. En el ámbito de la conservación de los bienes de interés cultural, el documento remitía a la guía de Recomendaciones sobre procedimientos de desinfección en bienes culturales con motivo de la crisis por COVID-19, publicada por el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), así como el protocolo de actuación elaborado por el Grupo de Trabajo del Plan de Salvaguarda de Bienes Culturales ante Emergencias de la Subdirección General de Museos Estatales.