ARCO

ARCO retira la obra que retrata a Junqueras como preso político y se enciende la polémica

Las fotografías de Santiago Sierra muestran el rostro pixelado de líderes independentistas y los jóvenes de Alsasua, entre otros

La obra retirada de Santiago Sierra
La obra retirada de Santiago Sierra EFE

La galerista Helga de Alvear ha decidido retirar de su estand la serie de 24 fotografías de Santiago Sierra titulada "Presos Políticos en la España Contemporánea", en la que aparecen, pixeladas, imágenes de Oriol Junqueras o los jóvenes detenidos por agresión a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra). La petición provino directamente de Ifema, que solicitó a la Galería Helga de Alvear.

"La institución ferial, desde el máximo respeto a la libertad de expresión, entiende que la polémica  que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018, y por tanto, es su responsabilidad, como organizadora,  tratar de alejar de su desarrollo los  discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria", aseguró la institución en un comunicado. 

La serie de 24 fotografías de Santiago Sierra, titulada Presos Políticos en la España Contemporánea y valorada en 80.000 euros, consiste en las imágenes, pixeladas, de "reconocidos encarcelados" como Oriol Junqueras, los jóvenes encarcelados acusados de agredir a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra) o activistas del 15M.

La polémica está servida. El Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que "no comparte" la decisión de Ifema y pide que la pieza vuelva a ser exhibida.El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, ha denunciado la "censura" cometida. Finalmente, el artista Santiago Sierra, emitió un comunicado en el que asegura que la retirada de su obra  en ARCO,  "daña seriamente la imagen de esta feria internacional y del propio estado español", según un comunicado del creador. "Acabamos de enterarnos de la censura de nuestra obra Presos Políticos en la España Contemporánea del estand de Helga de Alvear, donde iba a presentarse en ARCOmadrid 2018. Suponemos que asimismo queda cancelada la presentación de la misma programada para el próximo sábado 24", añade.

"Además, constituye una falta de respeto hacia una galerista como Helga de Alvear, que participó en la puesta en marcha de la Feria, así como hacia la madurez e inteligencia del público", añade. "Finalmente, creemos que actos de este tipo dan sentido y razón a una pieza como ésta, que precisamente denunciaba el clima de persecución que estamos sufriendo los trabajadores culturales en los últimos tiempos", concluye.

El perfil político de Santiago Sierra

Santiago Sierra siempre ha desarrollado un discurso polémico con especial interés en la política. En 2010 rechazó el Premio Nacional.  Sus inicios están vinculados a los circuitos artísticos alternativos de Madrid —El Ojo Atómico, Espacio P—, pero gran parte de su carrera ha sido desarrollada ya posteriormente en México (1995–2006) e Italia (2006—2010). Su trayectoria ha tenido, desde siempre, un considerable impacto en la literatura crítica artística. En palabras del propio Sierra, su obra busca visibilizar "la perversidad de las tramas de poder que fomentan la alienación y explotación de los trabajadores, la injusticia de las relaciones laborales, el desigual reparto de la riqueza que produce el Capitalismo y la naturaleza perversa del trabajo y el dinero, y las discriminaciones por motivos raciales en un mundo surcado por flujos migratorios unidireccionales —Sur-Norte—".

Una de sus obras más recientes, y no exenta tampoco de polémica, se expuso en la galería Helga de Alvear en la muestra Los Encargados,  una performance recogida en un vídeo de cinco minutos de duración, rodado en blanco y negro con sonido ambiente y con la Varsoviana soviética como música de fondo. Las imágenes mostraban una procesión de siete coches oficiales coronados con gigantescos retratos colocados boca abajo y pintados también en blanco y negro. En el primero se veía al rey Juan Carlos. Le seguían los rostros de los presidentes de los sucesivos Gobiernos desde la Transición: Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Son, según el artista Santiago Sierra, las caras "de los encargados de representar los intereses de la banca, del Pentágono, de Roma, de los terratenientes, del Ejército". 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba