Motor

Tesla cerró 2018 con pérdidas de 976 millones, la mitad que el ejercicio anterior

La automovilística Tesla redujo sus pérdidas en 2018 un 50%, que aun así llegaron hasta los 976 millones de dólares, una cifra que para el fundador de la marca, Elon Musk, supone haber sido el mejor año de su historia, gracias sobre todo a un último trimestre de cifras positivas. Los ingresos, crecieron un 82%.

La marca estadounidense redujo sus pérdidas en 2018 un 50% tras unos ingresos de más de 20.000M de dólares.
La marca estadounidense redujo sus pérdidas en 2018 un 50% tras unos ingresos de más de 20.000M de dólares.

El último trimestre del año ha supuesto para Tesla un pequeño bálsamo tras un 2018 muy movido para la marca californiana de coches eléctricos. Un último trimestre que comercializó un total de 90.700 vehículos en todo el mundo, un 8% más que en el tercer trimestre y de los cuales 13.500 fueron Model S, 14.050 Model X y 63.150 Model 3, y que permitió cerrar el ejercicio 2018 con un 50% menos de pérdidas que el año anterior.

Aun así, la cifra final llega hasta los 976 millones de dólares (casi 850 millones de euros), lo que ha permitido al fundador de la Tesla, Elon Musk, declarar que el año pasado fue el "más exitoso" en su historia. Y es que el último trimestre de 2018 fue el segundo consecutivo en que el fabricante norteamericano registró beneficios, casi 140 millones de dólares (unos 121 millones de euros), después de que en julio y septiembre ganase 311,5 millones de dólares. Según la Tesla, los beneficios del último trimestre del pasado año se vieron afectados sin embargo por el aumento de los aranceles de componentes importados de China y la bajada de los precios de venta del Model S y Model X en aquél país.

La firma con sede en California obtuvo en 2018 unos ingresos totales de casi 22.000 millones de dólares (unos 19.000 millones de euros), lo que supone un incremento del 82,5% respecto al año anterior. De esta cifra, 18.511 millones proceden del sector del automóvil, 1.555 de almacenaje y servicios de energía y 1.391 de servicios. Y es que a lo largo del ejercicio, Tesla entregó en todo el mundo cerca de 250.000 unidades de sus tres modelos, lejos sin embargo de las promesas de Musk en 2016 de entregar el pasado año medio millón de coches, cifra a la que tampoco llegarán en 2019 toda vez que las previsiones de la marca señalan de entre 360.000 y 400.000 coches, una cifra en la que mucho va a tener que ver el Model 3, muy retrasado en sus volúmenes de fabricación hasta la fecha y que debiera ser el coche de referencia de la marca en cuanto a ventas.

El Model 3 tendrá mucho que ver este año en los resultados de la marca.
El Model 3 tendrá mucho que ver este año en los resultados de la marca.

El propio Musk señala que el futuro de la firma está vinculado al éxito de esta berlina, la más accesible de momento de la gama, y cuya producción comenzará este año también en la nueva planta que están a punto de inaugurar en China. Destacó que gracias al trabajo del equipo, a mediados del año pasado se superaron los problemas iniciales de producción del Model 3 y se estabilizó la producción en volúmenes elevados, lo que permitió que este modelo se convirtiera en uno de los turismos más vendidos en Estados Unidos.

Durante una conferencia telefónica con analistas financieros y medios de comunicación, Musk ha afirmado que "el año pasado fue el más difícil pero también el más exitoso de la historia de la compañía". En un comunicado, que recoge Efe, Tesla ha calificado 2018 como el "año más fundamental" de su historia y ha precisado que la mejora de los resultados es fruto del "éxito" del Model 3.

El director general de la empresa ha aprovechado también la conferencia telefónica para revelar que su esperada "pickup" eléctrica podría ser lanzada este mismo año, un nuevo modelo que marcaría todo un hito en uno de los segmentos con mayor demanda en Estados Unidos. Un optimismo, el de Elon Musk, que prevé que la demanda mundial de los eléctricos de Tesla será considerable en 2019.

Incluso si hay una recesión global, estamos esperando que las entregas este año sean alrededor de un 50% más elevadas que las del último año.

"Incluso si hay una recesión global, estamos esperando que las entregas este año sean alrededor de un 50% más elevadas que las del último año. Y podría ser mucho más que eso, pero incluso con un periodo económico difícil, ver un crecimiento del 50 % es una locura", ha reconocido.

"A medida que mejoramos el ritmo de producción del Model 3, el coste por vehículo sigue reduciéndose. Es crítico mantener esta tendencia para que podamos seguir aumentando la asequibilidad del Model 3 mientras mantenemos un nivel sostenible de rentabilidad", ha apuntado la nota de la compañía.

En cuanto al mercado español, Tesla comercializó en 2018 un total de 326 unidades, 160 del Model S y 166 del Model X, una bajada de casi un 16% respecto a las cifras de 2017, y marcadas sobre todo por la caída de ventas del Model S, de 225 a 166 unidades.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba