Motor

Nos subimos al nuevo X4, una segunda generación del SUV de BMW todavía más dinámica y deportiva

La familia X de BMW es una de las grandes protagonistas de las ventas globales de la marca, de la que han comercializado más de 5,6 millones de unidades desde el primer modelo de la gama. El último de ellos, un X4 que busca ofrecer mayor dinamismo aun que el anterior.

El nuevo X4 es más largo, ancho y bajo que el anterior, potenciando el dinamismo en la conducción.
El nuevo X4 es más largo, ancho y bajo que el anterior, potenciando el dinamismo en la conducción.

BMW lanzará después del verano la segunda generación del X4, un SUV que podría considerarse el hermano deportivo del X3. Deportivo por su diseño tipo coupé y por una puesta a punto de suspensión y dirección que busca mayor eficacia sobre el asfalto. Y antes de su puesta en escena hemos podido subirnos a él en una jornada de pruebas realizada en la pista del aeropuerto de la Base Aérea de Zaragoza, donde aceleraciones a fondo y frenadas al límite nos han permitido hacernos una idea de lo que puede ofrecer este nuevo X4.

Interior del X4.
Interior del X4.

Y es que la gama X de BMW se ha convertido en la más vendida del fabricante alemán, toda vez que uno de cada tres coches que salen de los concesionarios de la marca pertenece a esta familia… y todo apunta a que irá a más. Y el nuevo X4 es el último refuerzo a esta innumerable gama, un modelo que llega en una segunda generación desarrollada sobre la base del actual X3. Se podría considerar, por tanto, como la versión coupé o deportiva de aquél.

Para ello, lo primero es señalar que es ahora ligeramente más grande, también algo más bajo y, sobre todo, más ligero. Estéticamente cambia mucho sobre todo por detrás, donde se diferencia bastante del modelo anterior. Es casi diez centímetros más largo y cuatro más ancho y unos 50 kilos más ligero que antes. Por dentro también todo es nuevo, similar al X3. Se siente también más amplio, con más espacio de piernas detrás y un maletero que ha mejorado su capacidad, ofreciendo ahora 525 litros, 30 más que antes. Los respaldos se pueden abatir en secciones 40:20:40.

Más eficaz, más deportivo

Para diferenciarse del X3, además de en su estética el X4 cuenta con una puesta a punto del chasis ligeramente diferente. Todas las versiones montan la suspensión deportiva opcional de los X3 que, en opción, pude ser de tipo adaptativo, la dirección deportiva variable y la tracción total xDrive. Además, cuentan con un bloqueo electrónico del diferencial con diferentes grados de actuación. Todo, para transmitir a sus mandos una mayor deportividad.

En gasolina, la gama cuenta con dos motores, ambos sobre el bloque 2.0 Twin Turbo: el xDrive 20i con 184 CV y consumo medio de 7,1 l/100 km y el xDrive 30i con 252 CV y 7,2 l/100 km. El motor 2.0 diésel también se desdobla en dos versiones, el xDrive 20d de 190 CV con 5,4 l/100 km de consumo medio y el xDrive 25d con 231 CV y casi idéntico consumos, a los que, también a partir de agosto se sumará el xDrive 30d con el motor 3.0 de 6 cilindros y 265 CV, que homologa un consumo medio de 5,9 l/100 km. Los precios, arrancan en 53.500 euros.

Además, y como diferencias respecto al X3, está la versión M40d, junto con el M40i ya conocido de la generación anterior, con chasis más deportivo aún. Equipado con el motor de 3.0 de 6 cilindros con 326 CV y 680 Nm de par, anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,9 segundos y un consumo medio desde 6,4 l/100 km. El M40i, con 360 CV y 500 Nm, acelera de 0 a 100 km/h de 4,8 segundos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba