Motor

La fábrica española de Volkswagen aumentó sus beneficios en 2016 un 22,5%: en 2018 producirá un nuevo modelo

La planta de Volkswagen en Navarra donde se produce en Polo desde 1984 logró un beneficio después de impuestos de 74,5 millones de euros en 2016, un 22,5% más que en el año anterior, por la reducción de amortizaciones y las diferentes medidas de contención de costes.

La planta de Volkswagen Landaben produjo en 2016 más de 296.000 unidades del Polo.
La planta de Volkswagen Landaben produjo en 2016 más de 296.000 unidades del Polo.

La fábrica de Landaben sigue siendo rentable para Volkswagen. El pasado ejercicio 2016 las ventas totales de la empresa ascendieron a 2.911,5 millones de euros, un 2,2% menos que en 2015. El 95% de estos ingresos proviene de la venta de coches y el 5% restante corresponde a la venta de componentes y recambios. El resultado de explotación alcanzó los 103,9 millones de euros, y el cash flow bruto generó 124,3 millones de euros. Volkswagen Navarra realizó en 2016 inversiones por valor de 165,81 millones de euros, cuyo principal destino fue la preparación de la fábrica para el lanzamiento este año del nuevo Polo.

Por otro lado, el Volkswagen Polo fue, un año más, el modelo más producido y exportado de España, con 296.800 unidades fabricadas en 2016. Además, fue el tercer modelo más vendido en el mercado europeo y se situó en el ‘top ten’ de matriculaciones en el mercado español, con 25.424 unidades y un incremento del 1,2% respecto al año anterior.

En el año en el que Volkswagen Navarra anunció la fabricación de un segundo modelo en sus instalaciones a partir de 2018, el 91,5% de su producción fue destinada a la exportación, con un 8,5% de su fabricación dedicada al mercado nacional. Entre las exportaciones, Alemania fue el primer destino del Polo fabricado en Pamplona, con un 19,5% de la producción, seguido de Italia, con un 13,6%, y Francia, con un 13,3%. A continuación, en cuarto lugar, se situó Turquía, con un 9,2%.

VW Polo
VW Polo

Por otro lado, el 77% de los Polo fabricados en Volkswagen Navarra durante el año pasado estaban equipados con motores de gasolina. Asimismo, el 21% de la producción correspondió a versiones equipadas con el cambio automático secuencial DSG.

El futuro modelo que se producirá en Landaben permitirá sumar unos 100.000 vehículos anuales a los 250.000 que actualmente se fabrican del Polo y que se estima favorecerá la creación de entre 300 y 500 nuevos puestos de trabajo, con lo que la fábrica rondaría una plantilla de 5.000 personas. El impacto positivo no sólo afectaría a Volkswagen Navarra sino a su extenso parque de proveedores, casi todos ellos en las cercanías de Pamplona. Y es que por cada puesto de trabajo que se cree en la fábrica de coches se generan 4 en su industria auxiliar.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba