Motor

La marca española Hispano Suiza resurge con un eléctrico de 1,5 millones de euros

Fue la marca española más emblemática en lo que a coches de lujo se refiere a principios del siglo pasado. Ahora, resurge con un turismo eléctrico de más de 1.000 CV. Se llama Carmen, cuesta 1,5 millones de euros y se fabrica en Barcelona a un ritmo de entre cinco y siete unidades anuales.

El Hispano Suiza Carmen es un deportivo eléctrico de más de 1.000 CV y 400 kilómetros de autonomía.
El Hispano Suiza Carmen es un deportivo eléctrico de más de 1.000 CV y 400 kilómetros de autonomía.

La marca española de coches de lujo Hispano Suiza ha resurgido con motivo del Salón del Automóvil de Ginebra que ayer abrió sus puertas al público hasta el próximo 17 de marzo. Y lo ha hecho, fiel a su espíritu de innovación y lujo que la definió en sus comienzos allá por 1904, con un modelo deportivo eléctrico bautizado como Carmen, en honor a Carmen Mateu, nieta del fundador de la empresa y madre del actual presidente fallecida el año pasado, que presume de desarrollar 1.019 CV de potencia y de costar 1,5 millones de euros.

Hispano Suiza sigue siendo una empresa familiar, ya de cuarta generación, cuyo presidente Miguel Suqué Mateu es bisnieto del fundador de la marca, Damián Mateu. Cuenta, ahora, con un equipo de 35 personas que ha sido encargadas de recuperar la historia de la marca, que estuvo produciendo coches de lujo entre 1904 y 1946. Su sede central, su centro técnico y sus instalaciones de fabricación se encuentran en Barcelona, y más de las tres cuartas partes de los componentes de Carmen proceden de la industria auxiliar española.

Hispano Suiza-Carmen
Hispano Suiza-Carmen

Está diseñado y desarrollado en Barcelona, y es el primer modelo de la marca tras cesar su producción en 1946 con más 12.000 coches producidos y más de 50.000 motores para aviación. Ahora, resurge con la misma exclusividad que le caracterizó en un proyecto que comenzó en julio de 2018 con el objetivo de tener el primer vehículo de serie listo para presentar en esta edición 2019 del Salón de Ginebra.

El Carmen se fabrica a mano y en su producción se tarda, desde que se encarga, entre 8 meses y un año en un proceso de comercialización muy particular, por cuanto el comprador está obligado a firmar un contrato por el que se compromete a no revenderlo en los primeros tres años. Finalizado ese plazo debe comunicar a la marca su comercialización, bien por si se lo recompra ésta o bien por si le ayuda al propietario a encontrar un nuevo conductor.

Más de 1.000 CV

Creado desde cero, el Carmen está propulsado por dos motores síncronos permanentes, uno para cada rueda trasera, y desarrolla una potencia conjunta de 1.019 CV que, junto a un bajo peso de 1.690 kg, le permite acelerar de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, limitada electrónicamente. El paquete de baterías de alta energía, compuesto por 700 celdas y de polímero de iones de litio tiene una capacidad base de 80 kWh que espera que en 2020 suba hasta los 105 kWh.

Los componentes de la batería y del tren motriz eléctrico se refrigeran por líquido a través de tres radiadores delanteros, uno bajo el capó para la batería, y uno a cada lado, en los pasos de rueda delanteros, para la refrigeración de los componentes del motor. Además, las tres tomas de aire delanteras aportan un flujo de aire para ayudar a enfriar el sistema de transmisión eléctrica y la batería. Para recargar esta última, el sistema es compatible con el protocolo de carga rápida CCS2 de 80 kW, así como con las opciones de carga CHAdeMO y GB/T.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba