Motor

Tres nuevos utilitarios, Ford Ka+, Kia Picanto y Suzuki Swift: todos de gasolina, ¿en qué destaca cada uno?

Es el segmento con mayores ventas en nuestro mercado, y las marcas renuevan constantemente por ello la oferta. Estas son tres de las últimas novedades en llegar, utilitarios que quieren hacerse con una parte del pastel que supone una de cada cinco matriculaciones.

El segmento de los utilitarios supone una de cada cinco matriculaciones en el mercado español.
El segmento de los utilitarios supone una de cada cinco matriculaciones en el mercado español.

En España se venden cada año más de 300.000 utilitarios, un segmento muy atractivo por lo que representa además en entre el cliente más joven, que acaba en muchos casos fidelizado a la marca que supuso su inicio en el mundo del automóvil. Casi todas las marcas, y sobre todo todas las generalistas, ofrecen modelos en este reñido segmento, dominado con mano de hierro por Seat por su incombustible Ibiza, del que acaba además de lanzar la nueva generación. Para quienes busquen modelos en cierto modo diferentes, alternativas a los Ibiza, 208 o Corsa que lideran los rankings de ventas, llegan ahora nuevas propuestas de la mano de Ford, Kia y Suzuki, tres modelos como el Ka+, el Picanto o el Swift que tratan de conquistar a la joven clientela con diseños atrevidos, precios económicos y mucha conectividad a bordo.

Ford Ka+

Ford Ka+
Ford Ka+

Mide 3,93 metros de longitud y es mucho más, en todos los sentidos, que el anterior Ka. De entrada es 31 centímetros más largo y tiene cinco puertas además de cinco plazas, mientras que el anterior y más pequeño Ka estaba homologado para cuatro. Uno de sus argumentos está en su precio de salida, poco más de 9.000 euros aunque sin un elemento hoy ya imprescindible, el aire acondicionado, con un motor de gasolina de 70 CV. Por arriba, la versión más cara con 86 CV y aire acondicionado apenas sobrepasa los 10.000 euros. Sin duda, uno de los utilitarios más accesibles y completos del momento. Aunque mide sólo 4 centímetros menos que el nuevo Fiesta, se trata de un modelo de planteamiento más sencillo, sobre todo en lo que a plásticos en los acabados se refiere. Aun así, aunque de aspecto menos “Premium” que el Fiesta, se nota sólido y robusto en sus acabados. Los dos motores disponibles son de gasolina y 1,2 litros con cambio de cinco velocidades. Para un uso eminentemente urbano, el menos potente de 70 CV rinde de forma satisfactoria y resulta agradable, aunque en carretera se queda algo justo. Para recorridos interurbanos, mejor el de 86 CV, aunque requiere llevarlo algo alto de vueltas para lograr una cierta viveza. A diferencia de otros mercados, en España y en Europa el Ka+ tiene ajustes en el chasis específicos orientados a ofrecer una mayor agilidad y una mejor precisión de guiado en curva. Muelles y amortiguadores más firmes, una barra estabilizadora delantera más gruesa, un subchasis frontal rediseñado y pequeños ajustes en la dirección de asistencia eléctrica logran que a sus mandos transmita buenas sensaciones. No es un Ibiza o un 208 en este sentido, pero cumple de forma satisfactoria. Por dentro, es el más amplio de este trio de novedades y su maletero de 270 litros es también el más capaz. Un utilitario por tanto que destaca mucho en su confort interior, muy agradable en su comportamiento y cumplidor en carretera.

Kia Picanto

Kia Picanto
Kia Picanto

Es la tercera generación del Picanto, un modelo completamente nuevo y de dimensiones más pequeñas que el Ka+. Mide 3,60 metros y su precio de salida es ligeramente superior al de aquél, 10.300 euros, aunque ofrece un mayor equipamiento. El acabado superior, GT Line, suponen ya casi 12.000 euros. Está disponible con un motor de gasolina 1.0 de 67 CV y otro 1.25 de 84, el primero de ellos de tres cilindros. Entre sus mejores argumentos, una calidad interior de acabados mejor sin duda que la del Ka+ o la del Swift, aunque el espacio que ofrece en las plazas traseras es mucho más justo que cualquiera de sus dos novedosos rivales. Aunque mantiene la misma longitud de carrocería del modelo anterior, la distancia entre ejes es 15 milímetros mayor y presenta mejoras en la dirección para que sea más rápida y precisa, así como en el chasis, mejorando sensiblemente su comportamiento en carretera, donde mejora el tacto de conducción del Ka+ y resulta más silencioso. En ciudad, se mueve con mucha agilidad incluso con el motor de tres cilindros, pero en carretera para moverse con soltura mejor el de 84 CV. Ambos, ofrecen consumos algo más ajustados que en el modelo de Ford, aunque en este sentido destaca el pequeño 1.0. El espacio en las plazas delanteras es normal, pero los pasajeros de las plazas traseras disponen de muy poca anchura y espacio para las piernas. Puede ofrecer cámara trasera de ayuda al aparcamiento y es compatible con los sistemas de comunicación Android Auto y Apple CarPlay. El maletero ofrece menos volumen que el del Ka+, 255 litros. 

Suzuki Swift

Suzuki Swift
Suzuki Swift

El nuevo Swift poco tiene que ver con el modelo anterior. Mide 3,84 metros de longitud, 1,74 de anchura y 1,48 de altura, por tanto 1 centímetro más corto, 3 más bajo y 4 más ancho que su predecesor. También es ahora mucho más ligero, estrena un nuevo motor e introduce más elementos de equipamiento. Es, de los tres, el de planteamientos más dinámicos, incluso deportivos. Y es que sus dos motores de gasolina ofrecen 90 y 111 CV de potencia y es, además, el único que puede montar un elementos muy poco habitual en el segmento, la tracción total, una de las señas de identidad de Suzuki. Por todo ello, la versión más asequible arranca ya por encima de los 13.000 euros. Por dentro, no es muy vistoso en cuanto a la calidad de los plásticos, pero su apariencia es sólida y los ajustes son buenos. Tiene también pantalla táctil y un sistema multimedia compatible con Apple CarPlay, Android Auto y Mirror Link. No varía apenas la amplitud interior frente al anterior, y es tan amplio como el Ka+ superando al Picanto. El maletero tiene 265 litros de capacidad. Como detalle técnico de distinción, ofrece en opción para ambos motores un sistema denominado SHVS que consta de un motor eléctrico que se encarga de asistir al motor de gasolina durante las fases de aceleración, ponerlo en marcha tras las detenciones cortas y recuperar energía durante la frenada. Por todo ello, logra ajustar ligeramente los consumos, sobre todo en ciudad, y hacer su conducción más agradable entre el tráfico urbano. Es el de mejor tacto de los tres por el empuje que ofrece desde bajo régimen. En carretera destaca por su aplomo y su eficacia en curva, aunque a la dirección le falta algo más de precisión, sobre todo dado el carácter más deportivo que transmite.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba