Automoción

Cuatro turbos y 400 CV; así es el motor diésel más potente de BMW

El próximo mes de julio BMW lanzará al mercado un nuevo 750d que se convierte en el diésel más potente de la marca gracias a sus cuatro turbocompresores que le llevan hasta los 400 CV de potencia... con un consumo medio de 5,7 l/100 km.

El Serie 7 estrena motor diésel con tecnología de cuatro turbocompresores.
El Serie 7 estrena motor diésel con tecnología de cuatro turbocompresores.

Será el Diesel más potente jamás fabricado por BMW, un motor que llega para dar vida al 750d xDrive y convertirlo en la berlina de lujo referente por su tecnología. El nuevo motor mantiene la configuración de seis cilindros en línea ya conocida pero introduce ahora una nueva tecnología en forma de cuatro turbocompresores con los que alcanza los 400 CV de potencia a 4.400 rpm y, sobre todo, una cifra de par abrumadora, 760 Nm. Para ello incorpora además de los cuatro turbocompresores el último desarrollo del sistema de inyección directa common-rail que alcanza una presión de 2.500 bares, mejorando en un 5% la potencia de la versión anterior y reduciendo en un 11% las cifras de consumo. Una mejora en la eficiencia que hace del 750d xDrive todo un referente entre las grandes berlinas Diesel del mercado. Unos niveles de potencia y par que se gestionan a través del cambio automático de 8 velocidades y que se transmiten sobre el asfalto mediante el sistema xDrive de tracción total para garantizar los más altos niveles de seguridad y eficacia en carretera.

El nivel de prestaciones que ofrecerá el 750d xDrive mejora las cifras del anterior Serie 7 Diesel de 381 CV en 0,3 segundos en el caso de la aceleración de 0 a 100 km/h, que se queda ahora en 4,6 segundos, manteniendo la velocidad máxima autolimitada a 250 km/h. 19 CV y 20 Nm más que antes y, sin embargo, reduce el consumo en un 11% homologando un valor medio de 5,7 l/100 km y apenas 149 g/km de CO2, un valor que situaría al 750d xDrive en el mercado español en el tramo del Impuesto de Matriculación del 4,75% a pesar de sus 400 CV de potencia.

Pero sin duda que no sólo es potencia lo que busca BMW en una berlina del tamaño del Serie 7, sino sobre todo mantener un excelente compromiso con el confort y agrado de conducción. Para ello, los cuatro turbocompresores se caracterizan por ser dos de ellos de baja inercia y geometría variable, cuya turbina es capaz de girar con una presión más baja de los gases de escape para una mejor respuesta a bajas vueltas, y otros dos turbos de mayor tamaño y por ello de respuesta más rápida para lograr un funcionamiento muy progresivo en los primeros regímenes de giro y una mayor contundencia cuando se exija rápidas aceleraciones en marcha.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba