Dos personas han muerto en un incendio que se ha originado en una nave ocupada en la localidad barcelonesa de Badalona. Los bomberos de la Generalitat de Cataluña han encontrado a los fallecidos en el fuego que ha ocasionado también heridas a 17 personas que vivían en el interior del recinto abandonado.

A través de las redes sociales, los bomberos de la Generalitat han informado esta madrugada de que habían localizado dos víctimas mortales en el interior de la nave incendiada, en la que continúan trabajando una treintena de dotaciones con todas las precauciones ante "el riesgo de colapso estructural" del edificio.

El incendio, originado la noche del miércoles, además ha causado dos heridos en estado crítico que han sido trasladadas al Hospital Vall d'Hebron y al Germans Trias i Pujol (Can Ruti), respectivamente, y cuatro en estado grave, de las cuales tres han sido derivadas también a Can Ruti y una al Hospital del Mar, ha explicado Vergés.

Los once heridos restantes, con heridas leves, han sido dados de alta por el Sistema de Emergencias Médicas, que ha montado un Área Sanitaria Móvil y movilizado a 18 unidades de apoyo vital avanzado, seis de apoyo vital básico, dos logísticas y una de transporte sanitario no urgente para asistir a los heridos, en su mayoría, por saltar desde las ventanas de la nave para escapar del incendio.

En la nave vivían un centenar de personas

La nave incendiada es un edificio de tres plantas situado en la calle Tortosa, en el barrio del Gorg, de Badalona, que está abandonado desde hace años, pero en la que residía alrededor de un centenar de personas, lo que había generado algunas quejas vecinales.

Varios de los camiones de bomberos utilizados para apagar el incendio de la nave ocupada en Badalona.

En el lugar del incendio, el jefe operativo de los Bomberos de la Generalitat, David Borrell, explicó que no descartaba que en el interior pudieran haber personas atrapadas en una situación que, admitió, "es incompatible con la vida".