Una mujer, por llamarla de alguna manera, ha sometido a su gato a una operación de cirugía estética para "hacerlo más bello". La operación se ha llevado a cabo en Asia, y su precio ronda los 1.100 euros.

La cirugía que se ha practicado al animal es la conocida como "doble párpado", muy popular el mencionado continente, ya que agranda los ojos. 

En la imagen, difundida por los medios asiáticos, se puede ver al gato recuperarse después de la operación con heridas alrededor de los ojos. 

El gato en cuestión

La propietaria, duramente criticada

La individua ha sido muy criticada por la organización animalista PETA. Keith Guo, jefe de prensa de PETA Asia, ha asegurado que "un animal no es un artículo de moda. Lo que ha hecho es como hacerle cirugía plástica a un hijo. Es totalmente inaceptable".

Si estás buscando algo bonito para mostrar a tus amigos, cómprate una joya. Esto es inaceptable

Guo indice además en los evidentes riesgos de muerte que tiene el animal: "Puede fallecer por la anestesia, por problemas en la operación, por heridas y por infecciones. Si estás buscando algo bonito para mostrar a tus amigos, cómprate una joya".

La propietaria se ha defendido de las acusaciones asegurando que el gato tenía un problema en los ojos, a pesar de que los informes veterinarios no indican lo mismo.