El líder de Vox, Santiago Abascal, ha asegurado este martes que su partido quiere que se aclare cuanto antes quién es el “culpablo” del envío de cartas amenazantes a dirigentes públicos, puesto que este “numerito victimista” ha ocultado que su partido ha sido la verdadera víctima de la violencia durante la campaña para las elecciones madrileñas del 4 de mayo.

Abascal hizo estas consideración en el mitin que dio esta tarde en Valdemoro para apoyar a la cabeza de lista de su formación el 4-M, Rocío Monasterio.

En su intervención, el líder de Vox criticó que en la campaña de las elecciones madrileñas se lleve “cuatro días hablando de una carta y del envío de un cuchillo por parte de una persona con una enfermedad mental”, en referencia a las misivas amenazantes recibidas por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la directora de la Guardia Civil, Ana Gámez; el líder de Podemos, Pablo Iglesias; y la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Afirmó al respecto que Vox quiere “llegar hasta el final” de quién está detrás de todas estas cartas, de forma que se sepa “quién ha sido el culpable, la culpabla o el culpablo de esos envíos”.

Señaló que cuando su partido habla de “montaje” al referirse a todo este asunto, lo dice porque se lleva varios días hablando de esta cuestión, pero se oculta que Vox es el partido que más violencia está sufriendo durante la campaña del 4-M, como lo prueba lo ocurrido en Vallecas el 7 de febrero.