Actualidad

Condenado un profesor a cuatro años de cárcel por abusar de una alumna de 12 años

La Audiencia de Barcelona considera que logró primero granjearse su confianza, para poco a poco involucrarla en una relación de dominación de alto carácter sexual

Condenado un profesor a cuatro años de cárcel por abusar de una alumna de 12 años
Condenado un profesor a cuatro años de cárcel por abusar de una alumna de 12 años Europa Press

La Audiencia de Barcelona ha condenado a cuatro años de cárcel a un exprofesor de una escuela de Torelló (Barcelona) por un delito de abuso sexual a una alumna de 12 años por enviarle mensajes de contenido sexual y fotografías desnudo, y provocar encuentros a solas con ella en los que la abrazó y besó.

En la sentencia de la Sección Octava, también se le impone una orden de alejamiento dos años más del tiempo de condena y otros cinco años de libertad vigilada, además de que deberá pagar una indemnización de 3.000 euros a la víctima, pero se le absuelve de un delito de difusión de pornografía a menores.

Los hechos

La Audiencia considera probado que el profesor, de 33 años, "inició una relación fingidamente amistosa, pero con claro ánimo libidinoso" en diciembre de 2014 con una alumna y, aprovechando que era su tutor y profesor en el curso de Primero de ESO, logró primero granjearse su confianza, para poco a poco involucrarla en una relación de dominación de alto carácter sexual, prosigue.

Por ello, la menor resultó "emocionalmente implicada accediendo progresivamente a sus demandas", ya que el acusado comenzó prestándole una atención preferente en clase y llegó a subirle inmerecidamente las notas.

Además, estableció con ella con conversaciones diarias, incluso en horas de clase, a través de WhatsApp "con halagos constantes haciéndola sentir especial y diferente", llegándole a decir que era 'la que está más buena de toda la clase'. El acusado también le envió tres fotografías "parcialmente desnudo".

A finales de febrero de 2015, "el acusado provocó dos encuentros con la menor" en la biblioteca y en el aula en los que la abrazó contra su cuerpo y la besó en la cabeza, al tiempo que le decía 'que estaba muy buena', recoge el tribunal.

El tribunal da total credibilidad al testimonio de la menor, cuyo relato se escuchó en el juicio por prueba preconstituida, al no ver "la existencia de un móvil de resentimiento, enemistad, venganza, enfrentamiento o interés, que hubiese podido privar a su declaración de la aptitud necesaria para generar incertidumbre".



Volver arriba