César Luena

Las traiciones de Luena en el PSOE le convierten en un apestado

Hay miembros del Partido Socialista vetados por los dos bandos en liza por sus continuos cambios de chaqueta. Uno de ellos es César Luena, ‘número tres’ en la etapa de Pedro Sánchez, al que se considera un apestado.

César Luena sentado en el Congreso junto al exlíder socialista Pedro Sánchez
César Luena sentado en el Congreso junto al exlíder socialista Pedro Sánchez EFE

Cuentan algunos de los dirigentes del PSOE que todavía guardan en su memoria los peores momentos del terremoto vivido en Ferraz durante la caída de Pedro Sánchez que algunas de las escenas más rocambolescas han estado protagonizadas por quien ha sido hasta octubre pasado secretario de Organización del partido. César Luena dejó atónitos a los 16 miembros de la ejecutiva federal que asistieron a la reunión previa a la constitución de la gestora al pronunciar estas palabras: “el problema del PSOE se resume en tres palabras: Susana Díaz Pacheco”.

"El problema del PSOE se resume en tres palabras: Susana Díaz Pacheco", ha defendido hasta ahora Luena

La sentencia de Luena no tardó en llegar a oídos de la presidenta andaluza, convencida de que el exsecretario de Organización ha sido un cáncer para su partido debido no solo a su mediocridad sino también a las actitudes tan infantiles que adoptó en los momentos más difíciles, amenazando, incluso, a los barones díscolos con formarles una gestora siguiendo el ejemplo de lo que se hizo en Madrid con Tomás Gómez.

El asombro en las filas socialistas ha crecido al conocerse que Luena se ha pasado ahora al bando de Patxi López, aspirante a liderar lo que se ha dado en llamar una “tercera vía” siempre que Susana Díaz se apreste a pactar una candidatura de integración que sirva para neutralizar a los partidarios de Pedro Sánchez.

“La puta culpa de todo la tiene Luena, que utiliza las mismas armas marrulleras que Susana”, concluyó entre exabruptos Oscar López, exportavoz socialista en el Senado y anterior responsable de Organización, en un rincón del comité federalcelebrado el pasado 1 de octubre cuando algunos de sus miembros le trasladaron su pesar por las cosas que estaban viviéndose en la reunión. Nadie pensó entonces que Luena iba a ser el primero en distanciarse de Pedro Sánchez, después de haberle situado ni más ni menos que como ‘número tres’ del partido.

¿Se pueden dar tantos regates en tan poco tiempo?, se pregunta uno de los diputados socialistas más activos al contemplar el baile de complicidades en el que ha intervenido el exsecretario de Organización de Ferraz, primero dudando si apoyar a Sánchez, luego sumándose a él y, finalmente, en las abrazaderas de Patxi López, pendiente todavía de alcanzar algún tipo de acuerdo con Susana Díaz.

El exsecretario de Organización socialista busca cobijo ahora en el círculo de influencia de Patxi López

Antiguos cargos de confianza de Sánchez achacan buena parte de su caída en desgracia a la elección de Luena como interlocutor con las 17 federaciones, ya que desde esta responsabilidad llegó a granjearse pronto la enemistad de buena parte de los barones, que acabaron perdiéndole el respeto. Lejos de adoptar una actitud conciliadora con quienes fracasaron en las primarias celebradas en julio de 2014, Luena quiso imponerse en medio de continuas amenazas y un trato vejatorio, incluso, para algunos miembros de la ejecutiva federal. “Se comportaba en su despacho como un auténtico niño, como si él fuera la única autoridad. Al final, rindió un mal servicio a todo el partido y a Pedro en particular”, concluye uno de los dirigentes socialistas que le sufrieron muy de cerca.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba