Moción de censura Iglesias perdona al PSOE su abstención y tiende la mano a sus votantes

El líder de Podemos traza un discurso de acercamiento a los socialistas y evita meter el dedo en la llaga de la abstención que posibilitó la investidura de Mariano Rajoy el pasado octubre.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, defendiendo su moción de censura.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, defendiendo su moción de censura. EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha tendido la mano al electorado socialista en su principal discurso (más de dos horas y media) de la moción de censura. Y lo ha hecho acompañando tal gesto de duras críticas contra el PP por los casos de corrupción que le salpican, por formar parte de "la trama" y por sus "injerencias en el Poder Judicial". "Usted pasará a la historia como el presidente de la corrupción", ha espetado Iglesias a Mariano Rajoy. El candidato de la moción también ha dedicado buena parte del discurso a exponer distintas propuestas en materia económica y de reforma de la Justicia, algunas de ellas ya avanzadas por este diario. Iglesias estaba obligado a ello, pues le correspondía defender un programa de gobierno alternativo.

No obstante, han sido sus silencios más significativos que sus palabras. El líder de Podemos ha evitando meter el dedo en la llaga de la abstención que posibilitó la investidura de Rajoy el pasado octubre. Y ha realizado todo un acercamiento a los socialistas, "Les pido desde el respeto que dialoguen con nosotros, seguimos dispuestos a apoyar una moción promovida por el PSOE. En el pasado no nos entendimos, asumo mis equivocaciones, les pido que asuman ustedes las suyas. Nosotros no robamos", ha señalado Iglesias desde la tribuna a la bancada socialista. También ha recordado a los diputados del PSOE que su partido habría retirado esta moción de censura contra Rajoy si ellos hubiese presentado otra, la cual hubiera tenido su apoyo. 

Iglesias ha considerado "fundamental" combatir la corrupción "cambiando la política económica". Se ha convertido la precariedad en norma. Han bajado los salarios, ha recortados en educación, sanidad y servicios públicos. Hay más de tres millones menos de empleos que antes de la crisis", ha afirmado. En este punto, ha reconocido que hay crecimiento económico de España, pero lo ha atribuido a "los vientos de colas que proceden del exterior: de la bajada de los tipos de interés y de la bajada de los precios del petróleo".

Aquí Iglesias ha planteado derogar las reformas laborales de PP y PSOE y "establecer el suelo salarial en 950 euros al mes" para "recuperar el poder adquisitivo perdido desde la crisis". Es necesario "un crecimiento salarial acorde al crecimiento de la economía", ha sentenciado. También ha abogado por un "desarrollo de los sectores estratégicos", un "cambio en la distribución de la riqueza", así como por un plan nacional de transición energética.

Iglesias: "Les pido desde el respeto que dialoguen con nosotros, seguimos dispuestos a apoyar una moción promovida por el PSOE"

En el ámbito social, Iglesias ha defendido un cambio de modero para aumentar el gasto público en sanidad y educación hasta alcanzar los niveles de 2009. También ha reclamado "hacer efectivo el derecho a la educación pública y gratuita desde los 0 años y equiparar el permiso de paternidad al de maternidad". En política de vivienda, ha prometido una serie de actuaciones a fin de "impedir el desalojo forzoso".

En cuanto a las medidas para combatir la corrupción, el líder de Podemos ha apostado por una nueva ley de contratos del sector público, un plan nacional de lucha contra el fraude y otra ley de financiación de los partidos políticos. En materia de Justicia, ha propuesto "la adscripción orgánica de la policía Judicial a los tribunales para evitar la destitución de los agentes incómodos, es decir, la policía que investiga al Gobierno no puede depender orgánicamente del Gobierno"; reformar el estatuto del fiscal para reforzar su "autonomía e imparcialidad"; nombrar al Fiscal General del Estado mediante una terna con el aval del Congreso; una ley antipuertas giratorias; acabar con el secreto bancario; o reforma del delito de fraude fiscal. "Ustedes ocupan el Gobierno para protegerse de la ley", ha insistido Iglesias.

"Nuevas fórmulas federales"

Respecto a la situación de Cataluña, Iglesias ha manifestado que "repensar el Estado español" significa "asumir el derecho del pueblo catalán a decidir su futuro en referéndum". A partir de ahí, ha continuado, lo que corresponderá será discutir un nuevo modelo de "Estado plurinacional". A su juicio, habrá que pensar en "nuevas fórmulas federales o confederales". Aquí, tras aludir al resultado de las últimas primarias socialistas, ha confiado en que "vuelva la vieja lucidez" del PSC. "Entiendan que hay que buscar una fórmula para que los catalanes decidan", ha indicado a todos los diputados del PSC, es decir, a los siete que se abstuvieron en la investidura de Rajoy.

"Sólo una España como país de países hará viable la plurinacionalidad de España. Queremos que los catalanes se queden, pero no obligarles porque eso es incompatible con la democracia", ha declarado Iglesias. En este contexto, también ha lanzado un mensaje al PNV, apoyo del Gobierno para la aprobación de los Presupuestos General del Estado de 2017: "Lo que vale para Cataluña, debe valer para el País Vasco y el resto de nacionalidades históricas si así lo exigen", ha enfatizado.

Para concluir, Iglesias ha puesto como ejemplo a los "ayuntamientos del cambio" (Madrid, Barcelona, Cádiz...) para demostrar que "sí hay alternativa al saqueo de lo público". "Que la esperanza derrote al miedo; sí se puede", ha rematado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba