Referéndum en Cataluña

Colau llega a un acuerdo con el Govern para que se pueda participar en Barcelona el 1-O

La alcaldesa de la Ciudad Condal ha anunciado que los habitantes de la ciudad podrán participar en la consulta ilegal "sin poner en riesgo ni a la institución ni a los servidores públicos".

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, conversa con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, conversa con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau Marta Pérez

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado este jueves que el consistorio que encabeza ha llegado a un acuerdo con la Generalitat para que los habitantes de la ciudad puedan participar en el referéndum del 1-O sin que se ponga en riesgo a los funcionarios del ayuntamiento.

En un mensaje publicado en la red social Twitter, Colau ha asegurado que el ayuntamiento cumplirá su compromiso y que "en Barcelona se podrá participar el 1 de octubre sin poner en riesgo ni a la institución ni a los servidores públicos", como venía reclamando al Govern. A modo de respuesta, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha calificado el anuncio como "buena noticia".

Puigdemont, ha celebrado el "acuerdo" con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por el que se "preserva" tanto a instituciones y funcionarios como el "derecho" de los barceloneses a votar "con normalidad" en el referéndum que quiere organizar el Govern el 1-O.En una visita al semanario El Vallenc en Valls, Tarragona (que fue registrado la semana pasada), Puigdemont ha evitado dar detalles de la fórmula que han encontrado pero se ha mostrado satisfecho con el desenlace de las negociaciones entre ambas instituciones.

"Estoy muy contento por el acuerdo, el entendimiento que tenemos con la ciudad de Barcelona, para poder hacer posible una aspiración que compartíamos. Hemos encontrado la manera de hacerlo, cada uno preservando lo que tenía que preservar: instituciones, funcionarios, pero sobre todo preservando también un derecho básico, que es que la gente de Barcelona finalmente podrá votar con normalidad", ha afirmado.

"Un muy buen entendimiento con la alcaldesa cuyo compromiso siempre ha sido inequívoco"

Para Puigdemont, es una "gran noticia, un muy buen entendimiento con la alcaldesa", cuyo "compromiso en este sentido siempre ha sido inequívoco" con el 1-0, suspendido por el Tribunal Constitucional.

El anuncio de Colau se ha conocido pocos minutos después de que el secretario municipal del ayuntamiento de Barcelona emitiese un informe en el que dictaminaba que ceder locales municipales para la celebración de la consulta ilegal podría tener consecuencias penales. Por el momento, se desconocen los detalles de la fórmula de colaboración que la alcaldesa y la Generalitat habrían alcanzado para permitir que se pueda participar en el referéndum en la Ciudad Condal. 

El PSC: no ha habido acuerdo entre Ayuntamiento y Govern

El segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni (PSC), ha afirmado después del anuncio de la alcaldesa que "si ha habido acuerdo" para el 1 de octubre ha sido entre partidos "favorables a una movilización" y no entre la Generalitat y el gobierno municipal, que no facilitará "ni locales ni medios" para la votación.

El dirigente del PSC ha defendido que lo comunicado por Colau "no se ha tomado dentro del gobierno de la ciudad y no se ha debatido", y ha defendido que el consistorio barcelonés no incumplirá la legalidad y hará caso el informe del secretario general del Ayuntamiento de Barcelona. 

Collboni ha recordado que es una situación "querida por Junts pel Sí y la CUP" que "ha tensado la convivencia institucional en los ayuntamientos del país", que lo que han hecho es "blindar" a las instituciones para que no tomen decisiones que "los pongan en riesgo".

"Las instituciones están por encima de los partidismos y no deben servir a ninguna causa, porque los alcaldes lo son de todos los vecinos", ha aseverado el dirigente socialista.

En su cuenta de Twitter, Collboni ha asegurado, por lo tanto, que el Ayuntamiento de Barcelona "no failitará medios, ni locales para el 1-O, como indica el informe del secretario respecto a las leyes y resoluciones judiciales", haciendo referencia al informe del secretario municipal de Barcelona.

Informe del secretario del Ayuntamiento

El secretario del Ayuntamiento de Barcelona ha dictaminado este jueves en un informe que la alcaldesa Ada Colau debe acatar la providencia del Tribunal Constitucional y no debe colaborar en el referéndum del 1-O cediendo colegios electorales porque, de lo contrario, puede tener consecuencias "penales".

En su informe de 15 páginas, al que ha tenido acceso Efe, el secretario general del consistorio declina así que el Ayuntamiento pueda acceder a las peticiones de la Generalitat de ceder locales para la celebración del referéndum independentista, suspendido por el Tribunal Constitucional.

El informe no tiene carácter preceptivo y fuentes municipales han indicado que el gobierno municipal "mantiene las conversaciones con el Govern para facilitar la movilización del 1-O".

La alcaldesa de Barcelona solicitó el pasado 7 de diciembre a la secretaría del Ayuntamiento que comprobara la disponibilidad de los locales utilizados habitualmente como centros de votación, de cara a atender al requerimiento que le hicieron el presidente y el vicepresidente del Govern para que los pusiera a disposición de la Generalitat en el referéndum del 1 de octubre.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba