PALEONTOLOGÍA

¡Sorpresa! El mayor dinosaurio carnívoro era semiacuático y comía tiburones

La historia de Spinosaurus está llena de misterios. Los primeros restos fósiles fueron destruidos durante la Segunda Guerra Mundial y solo ahora, tras el análisis de nuevos restos, se ha podido dilucidar su verdadera naturaleza.

Esqueleto del Spinosaurus reconstruido con los nuevos datos
Esqueleto del Spinosaurus reconstruido con los nuevos datos Tyler Keillor (Science)

Si eres fan de la película Parque Jurásico recordarás a Spinosaurus porque en la tercera parte de la saga se quita de en medio a un tiranosaurio como si tal cosa y luego persigue a los protagonistas. Aunque la escena nunca pudo darse en la realidad (vivieron en fechas y zonas geográficas muy diferentes) Spinosaurus aegyptiacusera más grande que el T. rex y, con sus 15 metros de longitud, es probablemente el mayor dinosaurio carnívoro que ha poblado alguna vez la Tierra.

Spinosaurus era tan raro que algunos sospechaban que era una quimera.

Sus características peculiares no acababan aquí. Desde que el paleontólogo alemán Ernst Stromer descubriera los primeros fósiles de esta especie en Egipto a principios del siglo XX, la naturaleza de este gigante no dejó de desconcertar a los especialistas. Tenía una serie de grandes huesos que componían una especie de vela en su espalda y su morfología no se correspondía con nada conocido, hasta el punto de que algunos sospechaban que era una quimera (una especie inexistente construida con los restos de varios animales).  Por si fuera poco, los fósiles albergados en un museo alemán fueron destruidos por los bombardeos aliados durante la Segunda Guerra Mundial, lo que no hizo sino incrementar la leyenda en torno a este dinosaurio.

Medio siglo después, un equipo internacional de investigadores liderados por paleontólogo Nizar Ibrahim de la Universidad de Chicago ha analizado los restos de un esqueleto mucho más completo descubierto en el Sahara marroquí, en los acantilados del desierto conocido como los lechos Kem Kem, y publican algunas conclusiones sorprendentes en la revista Science. La primera de todas es que Spinosaurus era un animal semiacuático –una novedad entre los dinosaurios– y que se alimentaba de tiburones, peces sierra y peces pulmonados.

"Trabajar en este animal era como estudiar un extraterrestre del espacio exterior".

"Trabajar en este animal era como estudiar un extraterrestre del espacio exterior", asegura Ibrahim. "Es diferente de cualquier otro dinosaurio que haya visto". Gracias a los nuevos restos, los científicos han descubierto que este dinosaurio carnívoro era un magnífico nadador y tenía capacidad para desplazarse tanto en agua como en tierra. Según los autores, el cuello, la espina y la cola de la criatura se adaptaron para perseguir presas bajo el agua y la ‘vela’ de su lomo, probablemente cubierta por piel, permanecía visible cuando Spinosaurus estaba bajo el agua.

"En las últimas dos décadas varios hallazgos han demostrado que ciertos dinosaurios dieron origen a las aves", asegura Cristiano Dal Sasso, coautor del estudio, en Sinc."Spinosaurus representa un proceso evolutivo igualmente extraño, que revela que los dinosaurios depredadores se adaptaron en África del Norte a una vida semiacuática y a sistemas fluviales durante el Cretácico".

Referencia: Semiaquatic adaptations in a giant predatory dinosaur (Science) / DOI 10.1126/science.1258750

--

Next es la nueva sección de Ciencia y Futuro de Vozpópuli. No te olvides de seguirnos en Twitter


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba