INTELIGENCIA ANIMAL

Estos cuervos utilizan la física de Arquímedes para alimentarse [VÍDEO]

Que los cuervos están entre los animales más inteligentes del planeta ya lo sabíamos. La novedad es que su capacidad de razonamiento es similar a la de un niño de 7 años. Un equipo de investigadores acaba de demostrar que son capaces de obtener su recompensa utilizando principios básicos de la Física. 

El cuervo de Nueva Caledonia (Corvus moneduloides) es una criatura extraordinariamente inteligente. En numerosas pruebas anteriores, los científicos han descubierto que son capaces de maquinar y realizar procesos mentales complejos para obtener lo que buscan. El equipo de Sarah Jelbert, de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, acaba de demostrar que estos animales tienen unos conocimientos mínimos de física que les permiten obtener una recompensa utilizando piedras para elevar el nivel del agua.

Para comprobarlo, el equipo sometió a un grupo de cuervos a una serie de pruebas de destreza. En una de ellas situaron un pequeño trozo de carne flotando dentro de dos tubos de ensayo, uno relleno de agua y otro relleno de arena. En ambos casos, los animales no alcanzaban la recompensa con su pico y tenían a su lado una serie de piedras o pequeños trozos de goma para poder alcanzar su objetivo. ¿Y qué sucedió? ¡Eureka! El resultado, como veréis en el vídeo, es que los cuervos utilizan las piedras para hacer subir el nivel del agua y llegar a su objetivo:

"Hemos descubierto que los cuervos tienden a depositar las piedras en el tubo relleno de agua en lugar de en el de arena", escriben los autores del trabajo publicado en PLOS ONE. "Arrojaban objetos que se hunden antes que objetos que flotan, objetos sólidos antes que huecos y escogían los tubos con un mayor nivel de agua frente a los que tenían menos". Este resultado, aseguran los científicos, les lleva a concluir que los cuervos de Nueva Caledonia tienen una sofisticada capacidad para razonar y entender los principios físicos por los que el volumen de un objeto desplaza el agua hacia arriba. No es como descubrir el principio de Arquímedes, pero su inteligencia rivaliza, según los autores del estudio, con la de un niño de 5 a 7 años.

Los cuervos fracasaron en tareas más complejas

En cualquier caso, y para no asustarse demasiado, hay que destacar que los cuervos fracasaron en otras tareas más complejas, como entender el efecto que tiene la anchura del tubo o encontrar la conexión oculta entre tubos comunicantes. En estos experimentos, igualmente, los cuervos habían sido entrenados previamente en la tarea de depositar piedras en un mecanismo, por lo que el comportamiento no es del todo espontáneo (lo destacable es que sabían que objetos les irían mejor y cómo utilizarlos).

Este tipo de pruebas se han realizado con otros animales para observar su capacidad de razonar y utilizar estrategias. Si el comportamiento del cuervo resulta sorprendente, echad un ojo a este vídeo de un chimpancé sometido a una prueba parecida y haceos una pregunta ¿se te habría ocurrido a ti la misma solución?

Referencia: Using the Aesop's Fable Paradigm to Investigate Causal Understanding of Water Displacement by New Caledonian Crows  (PLOS ONE)

--

Next es la nueva sección de Ciencia y Futuro de Vozpópuli. No te olvides de seguirnos en Twitter


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba