Mémesis

La asturiana que tatúa gratis a mujeres operadas de cáncer de mama

Hablamos con Marya, una artista que ha decidido donar un mes de su tiempo y trabajo a mujeres mastectomizadas.

El anuncio y la autora trabajando en su estudio
El anuncio y la autora trabajando en su estudio cedida por Marya Martínez

Marya Martínez tiene 29 años y comparte su pequeño negocio de tatuaje y micropigmentación con una peluquería de un pequeño barrio obrero de Gijón, Asturias.  

Llamamos a su taller para interesarnos por un anuncio que colgó hace unos días en su página de Facebook y que está corriendo como la pólvora por redes sociales. “Estoy un poco alucinada” —nos cuenta—. Marya ofrecerá gratuitamente todo el mes noviembre pigmentaciones y tatuajes completos de pezones y areolas a mujeres mastectomizadas debido al cáncer de mama.

El taller de Marya no es el típico exclusivo que da rienda suelta a la imaginación de frikis del tatuaje. A Marya le gusta dividir su actividad en dos modelos de negocio. El arte y la reconstrucción. Por eso el nombre de su negocio siempre lleva los dos apellidos.

Ayudamos también a la gente que tiene cicatrices en cejas (o no tiene cejas), labios o pezones a reconstruirlos [...] Por ejemplo, en labios no marcamos solo la línea, reconstruimos entero el estado natural de la boca “ —explica todo orgullosa Marya

A raíz del ‘Mes del cáncer de mama’ y todas las campañas y actividades que circulaban por redes sociales Marya encontró algo que no le cuadraba.

“...empecé a ver todos eso gestos que circulaban por las redes: Las fuentes teñidas de rosa, el meme de los tatuajes de Facebook. No sé si esto realmente sirve para la gente afectada. El ayuntamiento gasta un montón de pasta pero no sé si están ayudando a toda este gente que realmente lo está pasando mal.”

Una micropigmentación de pezón completa puede llegar a costar 700€ y varias horas de trabajo

Entonces apareció su parte más solidaria. Poner a disposición su humilde negocio para aportar algo directamente a las afectadas, no sólo a la campaña de concienciación. Ella conoce y ha trabajado con mujeres operadas. Sabe el trauma que pasan muchas de ellas tras cercenarles parte de su identidad. “...todas me cuentan que se sienten incompletas, un poco mutiladas” —nos recuerda—.

Aunque sólo hayan pasado 48 horas desde que publicó el anuncio Marya ha recibido ya llamadas desde muchos puntos de España: Asturias, Bilbao, Madrid,… tiene ya más de una docena de citas para el mes de Noviembre, que se prevé muy intenso y en donde dejará de ingresar mucho dinero a costa de su generoso compromiso.

 Ejemplo de reconstrucción de pezón (cicatriz) y perfilado de labios realizados por Marya.

Y es que una acción de este tipo puede parecer una nimiedad comparado con las grandes campañas de medios y ONGs pero no hay que perder la perspectiva ni lo que supone para un negocio de su tamaño. Una micropigmentación de pezón completa puede llegar a costar 700€ y varias horas de trabajo. Tapar una cicatriz de una mastectomía, 150€, los materiales, la esterilización, desinfección,... cifras que tendrá que tener en cuenta el estudio de Marya durante esta campaña.

Además, no todo es tan fácil. Como cualquier acción social que se acaba viralizando siempre hay una parte que intenta aprovecharse de la bondad ajena para poner cara a su desvergüenza.

“Alguna chica me ha llamado ya en plan: ‘Bueno, yo sí lo había mirado hacer pero me daba un poco igual y ahora que es gratis... pues lo hago‘  y no, hay que poner un filtro”

Pero son las menos. Marya reconoce que alguna llamada también la ha emocionado.

“...precisamente la primera chica que se puso en contacto conmigo era brasileña. Me llamó sólo para preguntarme si era verdad que era todo gratis. Cuando se lo confirmé y vio que sí, que le había dado cita y que se lo iba a hacer entero (el pezón) se echó a llorar [...] con el agradecimiento y felicidad de chicas como esta ya me lo pagaron todo”

 Tatuaje para disimular la cicatriz de una operación. Foto cedida por Marya.

Marya invita a las mujeres afectadas a que visiten su estudio para que la conozcan, se rompa el hielo y se genere confianza antes de tatuarlas. Sabe que en su profesión hay mucho 'guarro' y caradura y es importante: “...es para que sepan dónde se van a meter. Nosotros tenemos todos los permisos de Sanidad y los registros pasados” —puntualiza un par de veces Marya

A nosotros nos han bastado 20 minutos de conversación para admirarla y respetarla.

Gracias Marya.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba