Medios

Telefónica tendrá lista antes del final del verano la infraestructura necesaria para la llegada de Netflix

Entre los “compromisos” que adquirió Telefónica con la CNMC al comprar Digital Plus se encuentra el de habilitar varias rutas de acceso a su red mayorista de internet para sus competidores. La empresa prevé que el “tubo de datos” necesario para ofrecer ese servicio esté listo antes de septiembre. Eso permitirá la llegada del 'gigante' Netflix.

El presidente de Telefónica, César Alierta
El presidente de Telefónica, César Alierta EFE

Uno de los compromisos que adquirió Telefónica con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para que este organismo aceptara su oferta de compra de Digital Plus fue el de proveer a sus competidores en el mercado de la televisión de pago de varias rutas de acceso a su red de transmisión de datos, de modo que estos pudieran ofrecer a sus clientes un servicio en las mismas condiciones que la compañía presidida por César Alierta. Pues bien, la infraestructura que será necesario crear para garantizar esta prestación estará lista antes del final del verano, según confirman a Vozpópuli fuentes de la operadora.

Esto, en teoría, permitirá la expansión “sin limitaciones técnicas” del mercado de la televisión de pago por internet, en el que Telefónica ha triplicado sus clientes en pocos meses (con Movistar TV) y al que se espera que se sumen varios competidores de relevancia internacional durante los próximos meses. Es el caso de Netflix, empresa estadounidense especializada en contenidos de ficción que se establecerá en septiembre en España, a pesar de las reticencias iniciales a hacerlo por el alto índice de piratería existente en este país.

Netflix se espera que llegue a España en septiembre, a pesar de sus reticencias iniciales por la piratería

Desde Telefónica, explican que durante las próximas semanas completarán una “obra de ingeniería” que incluirá la habilitación de “pasarelas” para que todas las compañías que lo deseen puedan encauzar a través de ellas los datos necesarios para ofrecer su servicio de televisión. En otras palabras, la compañía española servirá de mayorista para que otras empresas puedan distribuir entre sus clientes canales temáticos y generalistas a través de internet.

Unas “exigentes” condiciones técnicas

La obligación de la teleco española es la de poner en marcha un mínimo de tres rutas de acceso a su red de internet para sus rivales. Deberá hacerlo, además, con las condiciones técnicas necesarias para que la congestión de cada una de ellas nunca sobrepase el 80 % y, por consiguiente, degrade el servicio del resto de las empresas.

Evidentemente, el acceso a esta red mayorista no será gratuito, sino que llevará aparejado un coste que dependerá del volumen de actividad y la naturaleza de cada cliente. Ahora bien, la CNMC exigió a Telefónica negociar “en términos equitativos, razonables, transparentes, objetivos y no discriminatorios” estos contratos de conexión a su infraestructura, tanto para las compañías que deseen ofrecer contenidos a través de banda ancha fija, como para las que los distribuyan para soportes móviles.

Telefónica debe poner a disposición de sus competidores hasta 3 rutas de acceso a su red

Con estos “compromisos”, que negociaron Competencia y Telefónica durante meses, el organismo regulador pretende evitar que el mercado de la televisión de pago quede en unas solas manos. En este sentido, cabe recordar que Orange o Vodafone trataron de frenar operación entre Telefónica y Digital Plus y alertaron de que, si se consumaba, se corría el riesgo de que se estableciera un monopolio en este sector.

Garantías contra el temido monopolio

Para evitarlo, Telefónica también deberá poner a disposición de sus rivales, a un precio “razonable”, la mitad de sus canales premium, tanto los procedentes de Digital Plus, como los de su propia creación. Sus competidores solicitaron durante la fase de alegaciones que ese porcentaje fuera del 75 %; sin embargo, finalmente se ha fijado en el 50 % de estos contenidos, que serán tanto deportivos como de ficción.

Entre otros compromisos que tendrá que cumplir la entidad si no quiere exponerse a posibles denuncias ante la CNMC se encuentra el de no entorpecer el cambio de operador de sus clientes con cláusulas de permanencia u otras acciones similares para retenerlos.

Con este tipo de limitaciones, Competencia pretende asegurar el correcto desarrollo de un sector que en otros países ha experimentado un notable crecimiento durante los últimos años y que, en España, si se cumplen las previsiones, tendrá un importante impulso a partir de otoño.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba