Medios

Frenazo a la 'tasa Google' cuando Unedisa, Vocento y Prisa pretendían endurecerla para ganar más

La CNMC pone en entredicho el canon a los agregadores de noticias que el Gobierno pensó para salvar a la prensa. La Asociación de Editores pone el grito en el cielo. Los grandes grupos mediáticos estaban intentando introducir variaciones más favorables a su maltrecho negocio...

Los mandamases de lo principales grupos editores están que trinan. Unidad Editorial, Prisa y Vocento claman contra un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) que pone en entredicho la famosa tasa Google. Las empresas responsables de El Mundo, El País y ABC, entre otros muchos periódicos, han recibido un sonoro varapalo que no esperaban. El salvavidas auspiciado por el Gobierno ha sido dinamitado. Y además, según diversas fuentes consultadas por Vozpópuli, precisamente estos días dichos conglomerados mediáticos estaban moviendo sus hilos en diferentes ámbitos para conseguir que el Ejecutivo endureciese este canon a los agregadores y buscadores de noticias. O sea, para embolsarse más dinero por la tasa a Google y otros agregadores.

Los Antonio Fernández-Galiano, Luis Enríquez, Juan Luis Cebrián y compañía se las prometían muy felices gracias a que el Gobierno haya impulsado la tasa a través de una ley que se encuentra en período de tramitación parlamentaria. Cuando se supo que este canon estaba en marcha, el presidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), el mencionado Enríquez, afirmó que se trataba "del paso más importante que ha dado un Gobierno en España para la protección de la prensa". Sin ir más lejos, semanas atrás el presidente ejecutivo de Prisa aplaudió al Gabinete del PP a cuenta de esta iniciativa legislativa que sería una suerte de rescate para los rotativos.

En los tres primeros meses de 2014 los ingresos de los periódicos impresos siguen cayendo en picado y asimismo continúa la pérdidas progresiva de lectores

Esas expectativas son lógicas si se tiene en cuenta que el negocio de la prensa sigue rumbo al abismo. En las últimas semanas se han conocido los resultados de las empresas citadas en los tres primeros meses del año. La tónica general es que siguen cayendo en picado los ingresos publicitarios. Vocento perdió 6 millones, Prisa se dejó otros 50 y Unidad Editorial incluso negocia más recortes. Asimismo, los datos de la Oficina de la Justificación de la Difusión (OJD) referentes a abril, recién conocidos, demuestran que continúa la paulatina pérdidas de lectores de los periódicos impresos. Por ello, este canon era un balón de oxígeno más que deseado por los editores. Y, como ya se ha dicho, éstos manejan una serie de mecanismos para aumentar sus ingresos provenientes de esta tasa en creación. Su gozo en un pozo.

La tasa y Competencia

¿Qué es exactamente esta tasa? En el texto de la nueva Ley de Propiedad Intelectual se incluye un apartado que contempla la compensación a editores por el uso lucrativo que hacen los agregadores o buscadores de internet. En román paladino, con este canon se abre la puerta a que Google pague a los editores, que lograrían ingresos millonarios (En Francia, Google se comprometió a pagar 60 millones a los afectados), por agregar sus contenidos con derechos de autor. Sin embargo, el documento de la CNMC conocido este miércoles contradice todos los argumentos de los editores para defender este canon tan polémico que ha generado, incluso, que algunas webs hayan boicoteado a los portales de los diarios impresos.

La asociación de editores clama contra la CNMC: acusan a su presidente de exponer opiniones contradictorias con el informe y señalan que Competencia se sitúa "a favor del gigante internacional", cuya postura tachan de "abusiva"

Así las cosas, no es de extrañar el tono y el contenido del comunicado que este miércoles emitió la AEDE. "Sorprende que la CNMC haya decidido opinar sobre los agregadores de noticias en España, cuando mantiene un escrupuloso silencio respecto al procedimiento abierto en la Unión Europea contra Google por conductas que suponen abuso de posición dominante", arguyen los editores. También señalan que el informe de Competencia es contradictorio con las opiniones expresadas el pasado 12 de marzo por el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, en las que pedía a los gigantes de la red "asumir que la información no es gratis".

Desde la AEDE lamentan que el informe del regulador "utilice de forma literal las instrucciones de Google como ejemplo para que los periódicos que lo deseen puedan desagregar sus contenidos de ese agregador de noticias". Sobre la posibilidad de ejercer ese derecho de opt-out, los editores también recuerdan que, "en la práctica, esa opción resultaría inviable". Y explican que "tan solo una mínima parte de las búsquedas por internet escapan a Google, cuyo algoritmo impone a los editores estar presentes en Google News, pues no hacerlo condicionaría su ventana de visibilidad en los resultados generales del buscador".

Los editores insisten además en que el derecho de irrenunciabilidad recogido en la actual redacción de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual es "la única forma de defender a los periódicos pequeños frente al gigante de internet". En ese sentido, consideran una "triste paradoja" que la CNMC se sitúe "a favor del gigante internacional, cuya posición de dominio ha sido considerada abusiva por la Unión Europea, y en contra de los diarios españoles, que estos sí tributan, invierten y crean empleo en España".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba