Medios

Mediaset se gasta 170 millones en acciones propias mientras Vivendi negocia su compra

La empresa presidida por Paolo Vasile ha emprendido esta multimillonaria inversión en un momento en que ha trascendido el interés del gigante francés Vivendi en lanzar una OPA sobre todo el grupo, propiedad de Silvio Berlusconi. Su valor estimado es de 5.500 millones de euros.

Consejo de Administración de Mediaset, presidido por Paolo Vasile
Consejo de Administración de Mediaset, presidido por Paolo Vasile EFE

Mediaset España vive una época de vacas gordas. Los anunciantes han salido de la cueva, como consecuencia de la mejora de las expectativas sobre el consumo privado, y la compañía ha registrado unos beneficios que ascendieron a  60 millones de euros en 2015 y a 36,4 millones sólo en el primer trimestre de 2015. En esta situación de desahogo, la empresa ha puesto en marcha un programa de recompra de acciones por valor de 170 millones de euros. Lo ha hecho en un momento en que ha cobrado fuerza la hipótesis de que el gigante francés Vivendi quiere adquirir el grupo audiovisual, propiedad de Silvio Berlusconi.

Este plan de engorde de su autocartera ha sido comunicado a poco más de un mes y medio de que el Tribunal Supremo decida sobre dos demandas que solicitan el cierre de ocho canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT). En caso de que esta instancia judicial confirmara este supuesto, Mediaset sería la empresa más afectada y sus números previsiblemente se resentirían, pues perdería cuatro licencias y se vería obligada a cerrar FDF, Divinity, Energy y Boing.

El gigante francés Vivendi ha expresado su interés a negociar por la compra de Mediaset a Silvio Berlusconi

El propósito de este programa de recompra de acciones, es devolver a los socios de la empresa una parte de los 500 millones de euros de ampliación de capital que Mediaset les solicitó en el momento en que adquirió el 22 % de la propiedad de Digital Plus, han explicado a Vozpópuli fuentes del Departamento Financiero de la compañía.

Mediaset compró anteriormente un total de 325 millones de euros de esos fondos, hasta que la compañía alcanzó el 10 % de autocartera, el máximo que permite la ley española. Una vez amortizado ese porcentaje, ha comenzado una nueva fase de la operación, que pasará por la adquisición de 170 millones de euros en acciones propias (con un máximo de 14,1 millones de títulos) y vendrá acompañada de una correspondiente reducción de su capital social.

Una encrucijada en el Tribunal Supremo

Con esta operación, que ha sido posible a partir de los buenos números económicos presentados recientemente por la empresa, Mediaset pretende exhibir una imagen de fortaleza ante los mercados, así como “recompensar a sus socios”, han precisado las mismas fuentes. Todo ello, dentro de un contexto económico que se ha puesto de cara desde finales de 2014, aunque también en el marco de un sector –el de la televisión en abierto- que se ha visto especialmente perjudicado por los errores del anterior y el acual Gobierno de España.

Mediaset España podría perder cuatro canales de TDT el próximo 23 de julio

Cabe recordar que la concesión ilegal de frecuencias de TDT a Atresmedia, Mediaset, NetTV y VeoTV llevó al Tribunal Supremo a ordenar el cierre de 9 canales en diciembre de 2013; y probablemente le hará tomar la misma decisión el próximo 23 de julio, en este caso, con ocho.

La compañía ha confirmado que pugnará por dos canales (uno en calidad normal y otro en alta definición) de los seis que el Ejecutivo ha sacado a concurso y otorgará el próximo octubre. En caso de conseguirlos, paliaría un daño que podría provocar que, durante meses, sólo mantuviera en antena Telecinco y Cuatro.

Conversaciones con Vivendi

En esta situación, Vivendi se ha mostrado dispuesta a negociar por la compra de todo el grupo, cuya matriz está ubicada en Italia y es propiedad de Berlusconi. Desde Mediaset han negado su interés en llevar a cabo esta operación, pero los fuertes rumores sobre las conversaciones entre ambas compañías paralizaron la cotización de la propietaria de Telecinco en la Bolsa de Milán hace unas semanas.

La hipótesis que publicó el semanario francés La Lettre de l’Expansion es que Vivendi, tras fracasar en su intento de compra de la compañía británica Sky, se habría fijado en Mediaset (que vale 5.500 millones de euros) para ganar músculo en el mercado europeo.

La compra de acciones propias por parte de Mediaset España atestigüa su situación de fortaleza y realza su valor, de cara a una posible OPA sobre todo el grupo. Ahora bien, de momento en Italia niegan esta posibilidad y Vivendi no ha hecho público su interés.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba