Medios

Cebrián aporta sus 2,5 millones de acciones en Prisa al sindicato controlado por los Polanco

El presidente del grupo afecta sus títulos al Contrato de Accionistas, en el que los herederos de Jesús de Polanco tienen la mayoría. La familia controla el 30,35% de los derechos de voto. El grupo editorial intenta desde hace meses acordar con los principales bancos del país la refinanciación de su deuda. El paso siguiente para recuperarse sería vender Sogecable.

Juan Luis Cebrián es el presidente del 'holding' de medios.
Juan Luis Cebrián es el presidente del 'holding' de medios. EFE

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hizo público este lunes que el presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, acaba de aportar sus acciones en el grupo, que superan los 2,5 millones, a un sindicato donde la familia Polanco tiene la mayoría de los votos. El citado organismo publicó como hecho relevante del día un comunicado cuyo párrafo principal es este: "De conformidad con lo establecido en el artículo 531.2 de la Ley de Sociedades de Capital, ponemos ahora en su conocimiento la modificación en el Contrato de Accionistas consistente en la afectación –con fecha 3 de octubre de 2013- al sindicato de accionistas, de 2.500.000 acciones de Prisa por parte del miembro del Sindicato (y de su Directorio), D. Juan Luis Cebrián Echarri".

El Contrato de Accionistas de Prisa es un sindicato que posee 28.088.522 acciones del holding y el 3,805% de los derechos de voto. Está formado por 27 miembros. Y ahora Cebrián es el tercero de ellos con más acciones, solo por detrás de las sociedades Libertas 7 S. A. e Inversiones Mendoza Solano. Según detalla la propia CNMV, tras esta modificación, la sociedad Rucandio, S. A., controlada por los herederos de Jesús de Polanco y otros miembros de la familia, "controla indirectamente el 30,359% de los derechos de voto de Prisa". Y el supervisor financiero explica que la familia Polanco "tiene la mayoría de voto" en el Contrato de Accionistas. 

Este movimiento de Cebrián llega cuando se espera que la compañía, el antiguo imperio de los Polanco venido a menos en los últimos años, consiga cerrar la operación que le permita refinanciar su deuda, que supera los tres mil millones de euros. Y el propio Cebrián se afana por sacar adelante un acuerdo con los cuatro principales bancos del país (Santander, CaixaBank, HSBC y Bankia) para refinanciarla. Vozpópuli acaba de informar de que uno de los pequeños inversores está dificultando la operación. Durante la Junta General de Accionistas de Prisa de 2012, el consejero delegado del grupo y mano derecha de Cebrián, Fernando Abril-Martorell, presentó un plan para reducir la deuda neta del grupo en 650 millones de euros en dos años, que incluía la entrada en su capital de La Caixa, Banco Santander y HSBC, mediante la conversión de parte de su deuda en acciones por 334 millones de euros.

La venta buscada

Para que Prisa supere sus gravísimos problemas económicos, después de la refinanciación ansiada tendrá que llegar, casi por fuerza, una hipotética venta de Digital Plus/Sogecable a algún comprador. Hace unos días el propio Cebrián reconoció su intención de vender la plataforma digital. En los últimos años no se ha parado de especular con que el comprador será Telefónica, pero cuanto más cerca parece la operación siempre hay algún obstáculo que la impide. Ahora mismo el tiempo corre en contra de Cebrián y los suyos, porque Digital Plus no para de perder valor en el mercado. Ahora, sería extraño que se vendiera por más de 600 millones de euros. 

Sea como fuere, Cebrián necesariamente debe llevar a cabo las operaciones mencionadas, refinanciación de la deuda y venta de Sogecable, para que el holding salga adelante. En el primer semestre de este año, la compañía registró unas pérdidas de 171,7 millones de euros, frente a las pérdidas de 61,1 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio anterior, según datos de la CNMV. En este periodo de enero a junio de 2013, los ingresos de explotación de la compañía alcanzaron los 1.328,6 millones de euros, lo que representa un aumento del 4 por ciento en relación al primer semestre del año pasado. Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) cayó un 36,4 por ciento durante el primer semestre, hasta alcanzar los 132,9 millones de euros, con unas pérdidas operativas (Ebit) de 192,2 millones de euros. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba