Medios

Escándalo en la CNMC: un consejero ocultó cobros millonarios a Telefónica

Eduardo García Matilla no informó ni al Parlamento ni a la CNMC de la relación de su antigua empresa con la 'teleco', a la que facturó más de 1 millón de euros entre 2005 y 2009. A pesar de esto, no se ha inhibido en la votación sobre asuntos del sector.

Eduardo García Matilla
Eduardo García Matilla Archivo

El consejero de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) Eduardo García Matilla cobró más de 1 millón de euros de Telefónica entre 2005 y 2009 a través de la empresa que presidía, Corporación Multimedia S.A.. García Matilla ocultó el dato al Parlamento cuando presentó su candidatura al organismo súper regulador en 2013, a pesar de que en el ejercicio de su función debe tomar importantes decisiones sobre el sector de las telecomunicaciones, entre las que está la de imponer multas millonarias a estas compañías.

Fuentes documentales a las que ha tenido acceso Vozpópuli acreditan que Corporación Multimedia S.A. emitió varias facturas en estos cinco años por trabajos realizados para Telefónica relacionados con análisis y planificación de marketing, asesoría continuada y prestación de servicios especializados en el sector de las telecomunicaciones. Desde Competencia, aseguran que García Matilla no les ha ofrecido información sobre este vínculo.

García Matilla nunca ha informado a la CNMC de los contratos que firmó con Telefónica hasta 2009

El consejero tampoco aludió a estos cobros cuando compareció ante el Congreso de los Diputados el 5 de septiembre de 2013 para oficializar su candidatura al puesto. Según consta en el acta de la Comisión de Economía y Competitividad, hizo referencia expresa a sus anteriores trabajos para Radio Nacional de España y Televisión Española. También aclaró que, dentro de Corporación Multimedia S.A. prestó servicio de asesoramiento a la multinacional norteamericana US West Time Warner. Pero en ningún momento se refirió a Telefónica, una entidad con la que firmó lucrativos contratos hasta 2009 y sobre la que tomaría decisiones fundamentales relacionadas con sus actuaciones en el mercado.

La ley prohíbe terminantemente que los consejeros de la CNMC ejerzan su función si en los dos años anteriores al inicio de su actividad han trabajado para algunas de las empresas sobre las que tienen que tomar decisiones. García Matilla en ningún caso ha incumplido esta normativa, pues fue investido en septiembre de 2013. Pero ha silenciado datos sobre su vínculo con una compañía de los que la CNMC no tiene conocimiento.

El antiguo director de Radio 3 lideró Corporación Multimedia S.A. entre 1992 y 2011, dentro de un periodo en el que la empresa realizó estudios sobre las audiencias de televisión, investigación en temas relacionados con los medios de comunicación y trabajos sobre el impacto de la "digitalización" en las compañías audiovisuales tradicionales, según figura en su currículum. Su memoria de 2010 -consultada por Vozpópuli- refleja que el 2 de septiembre de ese año solicitó el concurso voluntario de acreedores y adjuntó un plan de liquidación del negocio por su mala marcha. En ese ejercicio, perdió 3,3 millones de euros.

El mandato del consejero expira el próximo septiembre y deberá pasar un examen del Parlamento si quiere volver a ser elegido

El futuro de García Matilla en la CNMC

Eduardo García Matilla es uno de los tres miembros de la CNMC -junto con María Ortiz y Diego Rodríguez- cuyo mandato finaliza el próximo septiembre. Para asegurarse su permanencia durante otros cuatro años en el plenario del antiguo Palacio de los Urquijo deberá pasar un "examen" ante el Congreso de los Diputados en el que se evaluarán las actuaciones que ha llevado a cabo en estos últimos dos años en los cuatro sectores en los que su sala dispone de competencias: el audiovisual, el de telecomunicaciones, el energético y el postal.

Este consejero fue propuesto por el Gobierno en 2013, después de que el PSOE renunciara a su cuota de poder en este organismo por sus desacuerdos con el PP. Eso obligó al Ejecutivo a buscar nuevos candidatos, entre los que se encontraba García Matilla, a quien se eligió por sus amplia trayectoria en el sector audiovisual. En el momento en que presentó sus credenciales ante los diputados, reconoció su desconocimiento sobre algunos de los sectores que tendría que vigilar, aunque eso no frenó su candidatura.

Entre las decisiones que ha tomado durante estos dos años, ha dado especialmente que hablar el voto particular que emitió a la resolución que autorizaba la venta de Digital Plus a Telefónica, en el que criticaba la inconcreción de algunos de los compromisos adquiridos por la compañía de telecomunicaciones ante el regulador del mercado. Principalmente, en lo relativo al número de canales premium que el nuevo gigante del sector pondría a disposición de sus competidores o al límite en la captación de clientes. Vozpópuli ha intentado ponerse en contacto con García Matilla a través de los cauces oficiales de la CNMC, pero el aludido ha rechazo ofrecer su versión sobre su antigua relación empresarial con Telefónica.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba