Tecnología

Una barra de sonido, la mejor amiga de la tele

Esta vez no vamos a centrarnos en un gadget en particular sino en un tipo de producto injustamente relegado a un segundo plano por el consumidor en general y del que sólo advertimos su valía cuando lo vemos en acción en la tiendas de electrónica o en la casa del vecino: son las barras de sonido.

Es evidente que los televisores planos, los comúnmente llamados plasmas (aunque es un término global poco acertado porque sólo define a una determinada tecnología que se utiliza en ellos), les dan 99 vueltas a los míticos CRT (los que presentaban tanta superficie frontal como cm de profundidad) que hasta no hace tanto eran las estrellas del salón. 99 vueltas pero no 100, porque una última ventaja les corresponde. Y me refiero a la calidad del sonido.

Por una cuestión física, cuanto menos espacio tienen los altavoces en un televisor, menor es su calidad de sonido. Dicho de otro modo, cuanto más fino es el grosor de una tele, peor suena.

Las marcas más importantes de televisores se han devanado lo sesos para solucionar este inconveniente. Hay modelos que incluyen un altavoz en su pie, otros que pretenden utilizar la mesa donde están ubicados para que actúen como caja de resonancia y algunos que optan por diversificar muchos y pequeños altavoces en su carcasa. El caso es que gastas un pastizal en la tele de tus sueños y como que te defrauda su sonido, es decir, la calidad Full HD se pega de tortas con unos diálogos, música y efectos que, sin ser deficientes, no están a la altura de las expectativas.

Pero la solución es bien sencilla y, en general, no muy cara: acompañar a tu magnífica tele con una barra de sonido. Te propongo que vayas a El Corte Inglés, Mediamarkt o a la tienda de electro de la esquina y le pidas al dependiente que te haga una prueba. Aluciarás cómo un sencillo artefacto puede hacer que la visión de una película, partido de fútbol o videoclip cambia por completo. Si es con un videojuego, multiplícalo por dos.

Caras, baratas...

El catálogo de barras de sonido es enorme: caras, baratas, sencillas, con/sin Dolby, de 2.1 hasta 5.1, sonido 3D, con/sin subwoofer… Además, la mayoría de estos equipos pueden sustituir a la cadena musical dado que se conectan a cualquier fuente externa de sonido (MP4, smartphone, CD, etc.), tanto de forma cableada como wireless. Algunas también incluyen base para iPhone/iPod.

Philips, Sony, LG y Panasonic tienen en su catálogo interesantes modelos de barras de sonido a precios ajustados. También las hay de gama baja (dicho con el máximo respeto) que rondan los 100 euros y que no están pero que nada mal. Dicho esto, resulta recomendable elegir una barra de la misma marca del televisor, por dos razones: primera, porque el diseño estará en sintonía; segunda, porque los ingenieros afinan sus barras en consonancia con sus televisores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba